• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Levantarán proyecto turístico en antigua prisión fascista

La fortaleza de Mamula, construida en 1853, sirvió en las dos guerras mundiales como una prisión/ Foto www.tourismprojects.me

La fortaleza de Mamula, construida en 1853, sirvió en las dos guerras mundiales como una prisión/ Foto www.tourismprojects.me

Montenegro da en concesión de 49 años una isla que fue campo de concentración para desarrollar planes turísticos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Parlamento de Montenegro decidió hoy alquilar a la compañía egipcio-suiza Orascom Development Holding por un período de 49 años para proyectos turísticos la isla adriática de Lastavica, que en la Segunda Guerra Mundial había sido un campo de concentración fascista italiano.

En la pequeña isla deshabitada, situada a la entrada en la estratégica bahía de Bocas de Cataro, se encuentra una fortaleza considerada un monumento de la cultura montenegrina.

La fortaleza de Mamula, construida en 1853 por el Imperio austro-húngaro para la defensa de la región, sirvió en las dos guerras mundiales del siglo pasado como una prisión.

Durante los años de ocupación italiana (1941-1943), la isla fue además un campo de concentración fascista, temido por la crueldad contra los estimados 2.000 prisioneros internados allí.

De acuerdo a documentos militares italianos, unos cien prisioneros fueron asesinados o murieron de hambre en Mamula, según recuerda el portal de noticias regional Balkan Insight.

Un total de 42 diputados del Parlamento de Montenegro votaron hoy a favor de la iniciativa mientras que 13 se pronunciaron en contra.

En la isla, que tiene una superficie de unos 31.800 metros cuadrados, Orascom deberá reconstruir la fortaleza para alojar allí un hotel de alta categoría, junto a varios restaurantes, piscinas y otras instalaciones lúdicas.

Al mismo tiempo, debe preservar el carácter cultural e histórico del lugar con un museo, como exige el acuerdo pactado entre Montenegro y la empresa este año.

El proyecto prevé inversiones de unos 15 millones de euros y supondrá la creación de unos 200 puestos de trabajo.

El concurso fue publicado en diciembre de 2013, y en febrero pasado el Gobierno montenegrino y Orascom cerraron el acuerdo.

Varias ONG se han opuesto al destino comercial de lo que consideran un monumento histórico del país. Proponían convertirlo en un centro de conmemoración a las víctimas del campo de concentración, que dejó de existir en septiembre de 1943, tras la capitulación de Italia.

El turismo es uno de los sectores más importantes de la economía de Montenegro, pequeño país balcánico de 620.000 habitantes que tiene salida al mar Adriático, y también montes y lagos.

Montenegro proclamó en 2006 su independencia del Estado conjunto que formaba con Serbia tras la desaparición de la antigua federación de Yugoslavia en la década de 1990.