• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Inversor emiratí compró hotel en Viena por 80 millones de euros

Suite Maria Theresa / Foto Imperialvienna.com

Suite Maria Theresa / Foto Imperialvienna.com

El hombre de negocios, que recientemente compró el Hilton London Wembley Hotel en la City, precisó que pagó por el hotel Imperial un monto de 78,8 millones de euros al grupo estadounidense Starwood

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Acostumbrado a este tipo de lujos, un inversor emiratí desembolsó casi 80 millones de euros para comprar el prestigioso hotel Imperial de Viena, frecuentado desde hace más de un siglo por estrellas y jefes de Estado.

“El hotel es como un palacio real en la más bella ciudad del mundo”, indicó este inversor, Jalaf Ahmad Al Habtor, en declaraciones tomadas por el diario Kurier. Este hombre de negocios, que recientemente compró el Hilton London Wembley Hotel en la City, precisó que pagó por el Imperial un monto de 78,8 millones de euros al grupo estadounidense Starwood, que continuará gestionándolo.

Al Habtor explicó que fue seducido por el encanto de este palacio con 138 habitaciones –de las cuales 59 son suites–, con vistas al Ringstraße, mítico bulevar de la capital austriaca, cuando lo frecuentaba como “simple” cliente, como lo hicieran antes el escritor Thomas Mann, el presidente estadounidense John F. Kennedy, la reina Isabel II de Inglaterra o el rockero Mick Jagger.

En noviembre pasado, los mármoles del Imperial acogieron las conversaciones internacionales sobre el conflicto en Siria, con la presencia en particular del jefe de la diplomacia estadounidense John Kerry, quien también es un frecuentador del establecimiento.

El hotel Imperial es el decimocuarto palacio que integra la cartera de la sociedad de Al Habtor, uno de los principales grupos de inversión privados de los Emiratos Árabes Unidos, según un comunicado. Viena es un objetivo privilegiado para los inversores del Golfo. En una precedente transacción espectacular, Catar compró en noviembre pasado a Francia el palacio Clam-Gallas, en el que operaba hasta entonces el Instituto Francés de Austria.