• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Granada, la del azul profundo

Vacaciones en Granada

Vacaciones en Granada

Esta isla caribeña seduce a quienes tienen corazón de marinero. Su exuberante naturaleza la convierte en un enclave ideal para quienes buscan playas apartadas. Revise las opciones y conquiste sus aguas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Muchos han oído hablar de ella, pero pocos saben dónde queda.

Ubicada al noreste de Venezuela, la isla de Granada alberga bondades que eclipsan a los amantes de la naturaleza.

El benevolente mar Caribe baña sus costas verdes y crea una postal que se aprecia desde lo alto de su capital, Saint George, o a través de la ventanas de sus casitas multicolores.

La serenidad de las aguas granadinas y el tranquilo ritmo de vida que se respira en las calles son una invitación al descanso y al reencuentro con la soledad de playas apartadas.

Estas virtudes, sumadas a su buen clima y la riqueza de su fauna marina, la convierten en uno de los destinos preferidos por los amantes de la pesca y el velerismo.

Con la guía del viento. En la marina de Port Louis ­situada en una laguna natural muy cerca de Saint George­ aguardan las embarcaciones lujosas y sencillas, con la seguridad de estar fuera del cinturón de huracanes. Al pasear por sus muelles, la vista se distrae entre los yates que brillan orgullosos bajo el sol y algunos catamaranes más pequeños. La fuerte brisa desordena melenas, pero apacigua el sopor tropical.

Danny Donelan, subdirector de Port Louis, ha trabajado en la marina desde sus inicios.

Más allá de su evidente amor por Granada, asegura que la isla destaca entre sus pares del Caribe por estar apartada del turismo masivo. "Aún tiene muchas cosas por descubrir y eso lo hace un lugar muy auténtico, donde puede palparse la cultura de su gente", explica.

La navegación es segura y permite visitar Las Granadinas, un conjunto de islas que forman parte del país. Oscar Hernández, diplomático venezolano, ejerció funciones durante cuatro años en este destino. Allí se hizo "marinero" con su velero Aquarius: "Cada isla que recorres tiene su encanto: Carriacou, Union Island, Palm Island, Myreau, Tobago Keys, Mustique (retiro de ricos y famosos) y Beque, conocida como la isla de las ballenas". Estos periplos demoran aproximadamente ocho días.

También existe la posibilidad de rentar una embarcación.

Empresas como The Moorings (www.moorings.com) y Sunsail (www.sunsail.com) ofrecen, dentro de su catálogo de servicios, alquiler de yates y veleros para expertos o principiantes. Algunos vienen con capitán incluido. Hay oficinas de ambas empresas en la marina de Port Louis.

Los granadinos están orgullosos y conscientes de lo atractivas que resultan sus áreas marítimas para los navegantes.

Por esta razón, cada año se celebra el Grenada Sailing Week en la marina de Port Louis. La última edición, realizada del 31 de enero al 5 de febrero de este año, contó con barcos de 7 países, tripulantes de diversas nacionalidades y 10 carreras por diferentes rutas.

Pasión por la pesca. La variada fauna marina que habita las profundidades de Granada atrae a quienes disfrutan de la contienda entre el hombre y el pez. Para comprobarlo, sólo hay que dar un paseo por el Grenada Yatch Club (www.grenadayatchclub.com), ubicado muy cerca de la marina de Port Louis.

Lanchas, catamaranes y yates con nombres curiosos dan a este club un aire de camaradería. Pero hay un evento que da vida al interior de cada embarcación y llena de espectadores las instalaciones: el Budget Marine Spice Island Billfish Tournament, que este año arribó a su edición número 44.

Aficionados a la pesca de varios países acuden al encuentro en busca de especies tan valoradas como el blue marlin ­pez aguja azul­, white marlin ­aguja blanca­ y el sailfish ­pez vela­.

Richard McIntyre, presidente del comité del torneo, destaca que, pese a la afición, la isla posee un espíritu conservacionista. "Los participantes de los torneos atrapan al pez, le toman una foto y lo liberan.

Así regresa a su hábitat. Hasta 1964 no había restricciones en cuanto a la pesca de las especies, pero luego se tomó conciencia de lo importante que era preservarlas", asegura.

La participación de otros países en el torneo ha aumentado desde entonces. La más reciente edición contó con 50 botes registrados y 235 pescadores provenientes de Perú, Reino Unido, Aruba, Santa Lucía, Martinica, Trinidad y Tobago, y las Islas Caimán.

Función subacuática. El mar de Granada alberga maravillas. Uno de los puntos más ricos para realizar buceo o snorkeling es Moilinere Bay, ubicado a 10 minutos en lancha desde la marina de Port Louis. Sumergirse va más allá de toda experiencia común en el resto de las islas del Caribe. ¿La razón? El Underwater Sculpture Park, una exposición submarina que contiene 65 esculturas creadas por el artista inglés Jason deCaires Taylor.

La impresión es grande, así se tenga una idea de lo que se encontrará en el fondo del degradé de azules. Explorar con la careta de snorkeling y toparse con la visión de una rueda humana, en la cual diversas figuras se toman de la mano en el fondo marino, hace que el nado se detenga al instante. Se está frente a la obra Vicisitudes, cuya sola presencia fascina e inquieta.

Lo beneficioso de este arte, además de aportar una experiencia estética diferente, es que cada pieza proporciona una base para la vida animal y vegetal.

Ver cómo se desarrolla alrededor de cada escultura confirma que ese hábitat pertenece a otros seres, aunque el hombre lo intervenga. Los peces pasean sin pena y a todo color entre este peculiar museo, nadando entre la chica en bicicleta o el Cristo que eleva sus manos al cielo. Al fin y al cabo, es sencillo confundirlo con el azul de Granada