• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

La Gran Barrera de Coral bajo amenaza

El turismo a los arrecifes genera más de 4 millardos de dólares

El turismo a los arrecifes genera más de 4 millardos de dólares

El ecosistema, al noreste de Australia, es una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La belleza del sistema de arrecifes de la Gran Barrera de Coral, cuyos colores son fluorescentes y brillan como los ópalos, deja boquiabierto a cualquiera. Basta una pequeña visita a algunos de sus 3.000 arrecifes para tener una idea clara de los motivos que le valieron el título de Patrimonio de la Humanidad y elegirla como una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo.

Se encuentra en el noreste de Australia y comprende un área de 350.000 kilómetros cuadrados. Alberga 600 tipos de corales, 100 de medusas, 133 variedades de tiburones y mantarrayas, 1.600 especies de peces y 3.000 tipos de moluscos, además de 6 variedades de tortugas y 30 de ballenas y delfines, entre otros seres como dugongos, las ballenas y los pepinos y estrellas marinas, que son únicos en el mundo.

 

Frágil ecosistema. La belleza y el valor natural del sistema de arrecifes más grande del mundo le valió, en 1981, el título de Patrimonio de la Humanidad, aunque ahora se juega su posible inclusión en la lista mundial de Patrimonio en peligro, por las preocupaciones en torno al impacto del desarrollo de la zona costera en sus aguas y en la salud de sus corales.

Las autoridades australianas han puesto en marcha un plan de sostenibilidad para evitar que el desarrollo económico de la zona vaya en detrimento de este frágil ecosistema, en medio de una polémica que se intensifica cuando se trata del dragado del subsuelo en los puertos como el de Abbot Point, desde donde se exportan valiosos recursos mineros.

Los científicos ya han advertido que el dragado aumenta el nivel de los sedimentos que caen sobre los corales, interfiere en su habilidad para alimentarse y, por ende, reducen su energía y aumentan la frecuencia con que se manifiestan las enfermedades en estos organismos vivos.

Además se precisan acciones para restaurar los árboles que fueron arrancados de las costas para el sector agropecuario, evitar que los fertilizantes y pesticidas que se usan en los cultivos se vuelquen al mar; además de purificar sus aguas con el fin de que se tornen transparentes para permitir el paso de la luz, que tanto necesitan los corales para crecer.

A veces estos problemas tan graves de la Gran Barrera no se notan ante el goce que proporciona a los visitantes el turismo, que genera aproximadamente 4,7 millardos de dólares a la economía australiana, porque este territorio, que es tan grande como Italia o Alemania, aún se niega a perecer.

 

El dato

La Gran Barrera ya ha perdido la mitad de sus corales, en 48% por las tormentas y ciclones, y 10% debido al blanqueamiento (decoloración) producido por el aumento de la temperatura de las aguas.

 

 

LEYENDAS

La zona denominada Acrópolis, dentro del Mar de Coral

 

Dos impresionantes peces payaso en medio de unas anémonas en la zona de Opal Reef

 

Jardín de coral tropical en Opal Reef, frente a Port Douglas