• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Cubiro un oasis campestre

Desde las Lomas de Cubiro se aprecia una hermosa vista del Valle de Quíbor | ARCHIVO

Desde las Lomas de Cubiro se aprecia una hermosa vista del Valle de Quíbor | ARCHIVO

Las sabanas, saltos de agua, y monumentos naturales ensalzan la belleza del pueblo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A 57 kilómetros al sur de Barquisimeto se encuentra una de las poblaciones más antiguas de Venezuela. Cubiro fue fundada en 1545 por Diego de Losada y es un oasis de tranquilidad para los barquisimetanos y visitantes de otras regiones que desean alejarse del bullicio citadino en un ambiente de clima frío y abundante verde.

Su nombre proviene de un pájaro, pues los nativos decían que el ave, conocida también como cristofué, dice al cantar: "cubiro".

El pueblo tiene varias posadas campestres y dulcerías que despliegan a lo largo de sus vitrinas deliciosos dulces típicos larenses. En la casa de la cultura de la plaza Bolívar hay una venta de artesanías, muñecas de trapo, piezas de barro y orfebrería. A pesar de ser un pequeño enclave, hay varios sitios interesantes para visitar.

Cueva del Carrao.

Lleva el nombre del pájaro carrao, llamado también guácharo, habitante de esta formación rocosa arqueada, situada a 1.500 metros sobre el nivel del mar. Es atravesada por una línea de luz en su interior, lo que permite acceder a ella sin necesidad de linternas y equipos especiales.

Al final del recorrido hay una caída de agua de aproximadamente 15 metros de altura. Para ir hasta la cascada debe estar dispuesto a sumergirse en un pozo de 1,50 metros de profundidad, donde hay una cuerda estratégicamente colocada para subir hasta el salto.

El acceso es por una carretera de tierra en vehículo rústico, en un recorrido de 20 minutos, hasta llegar a la formación rocosa.

Las Lomas de Cubiro. Son 25 hectáreas de sabana ideales para hacer picnic, gozar de un clima muy fresco y respirar el refrescante aroma del campo.

En sus alrededores hay puestos de venta de fresas con crema, cochino frito, mondongo, cachapas y variedad de dulces criollos. También hay paseos a caballo que recorren las extensiones de campo por distintas rutas. La vuelta tiene un costo de 30 bolívares.

Rosa de Cayo. Se trata de una sabana de 20 hectáreas donde la quietud y la belleza natural brindan hermosos paisajes y contacto con la fauna y flora cubireña. Los más aventureros pueden quedarse a acampar bajo las estrellas. Está dentro del Parque Nacional Yacambú y debe su nombre a un señor llamado Cayito, que hace muchos años hizo una tala dentro de la montaña, lo que la convirtió en una verde sabana.

El grupo de excursiones Los Frontinos de Cubiro pueden guiarlo a estos lugares y hacerle pasar una experiencia de aventura. Las excursiones cuestan 300 bolívares por persona, salen todos los fines de semana excepto en temporada baja, por lo que debe reservar con antelación.