• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Chile explota el astroturismo

En pleno valle de Elqui se puede observar el cielo nocturno | Fotos Servicio Nacional de Turismo de Chile

En pleno valle de Elqui se puede observar el cielo nocturno | Fotos Servicio Nacional de Turismo de Chile

El país austral concentrará el 70% de la capacidad astronómica del mundo en la próxima década

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En Chile hay cerca de 24 observatorios dedicados al astroturismo, actividad para personas que se interesan por la astronomía, sin necesariamente tener conocimientos profundos. Están repartidos desde la región de Antofagasta hasta la del Biobío, con una gran concentración en la Cuarta Región.

Uno de los más antiguos, Mamalluca, se inicio con un grupo de aficionados de la astronomía que crearon un observatorio vecinal tras recibir equipos donados por el Observatorio El Tololo. Ahora, con un equipo moderno, recibe visitantes en pleno valle del Elqui. Estos pueden observar el cielo nocturno mientras conocen sobre las estrellas y los planetas a través de charlas que también hablan sobre la cosmovisión de los pueblos originarios.

“Chile concentrará el 70% de la capacidad astronómica instalada del mundo en la próxima década. Un país con un potencial de investigación tan prolífico en esta área y con una geografía y calidad de cielos excepcionales, requiere consolidar políticas de turismo astronómico que no solo acerquen este potencial al ciudadano chileno, sino que a todos los turistas extranjeros que visitan nuestro país”, opina Eduardo Hardy, director de AUI, organización que reúne a un grupo de universidades que administran varios observatorios en Chile.

Precisamente este mes se lanzó la iniciativa Plan Astroturismo Chile, un proyecto de carácter nacional que quiere posicionar al país como un destino turístico destacado a nivel mundial en esta materia. El proyecto pretende reunir la más variada oferta en esta área: desde observatorios turísticos, pasando por hoteles temáticos hasta la realización de convenciones o tours para eventos astronómicos especiales, como un eclipse. 

En la capital

Cerca de Santiago de Chile, en San José de Maipo, se encuentra el observatorio Pailalén, equipado con modernos telescopios para visión directa y con un restaurante que se convierte en una especie de planetario donde se puede comer bajo un cielo proyectado.

Más al sur, en San Vicente de Tagua-Tagua, se encuentra el observatorio Tagua Tagua, fundado por el físico inglés Ian Hutcheon, quien llegó a Chile movido por sus dos pasiones: la astronomía y el vino.

“A los visitantes los esperamos con un vino hecho por nosotros que es envejecido junto a un meteorito. Uno de nuestros atractivos es un cine espacial 3D que simula un viaje por el universo. Además tenemos observación directa en los telescopios y charlas astronómicas”, dice Hutcheon.