• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Chacaracual: el reino del chocolate

Una parada estratégica para dar al paladar conocer la alquimia de este chocolate sucrense

Una parada estratégica para dar al paladar conocer la alquimia de este chocolate sucrense

La familia Esser es más famosa en Río Caribe por su cacao que por su hija Miss Venezuela 2011. El Museo del Cacao es una parada obligada para los turistas que quieren saborear el gustoso alimento

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Así como Hansel y Gretel quedaron seducidos por aquella casita de golosinas, más de uno habrá soñado con un paraíso del chocolate. Venezuela, de hecho, lo es, porque se sabe que estas tierras producen uno de los mejores cacaos del mundo.

Muchos pueblos de la costa han visto el filón turístico a la actividad cacaotera y destaca entre ellos el de Chacaracual, cerca de Río Caribe, en el estado Sucre. Allá nació el Museo del Cacao, que potenció su fama al pertenecer a la familia de Irene Esser, Miss Venezuela 2011 y segunda finalista del Miss Universo 2012, cuya foto recibe al visitante en la pequeña industria donde se produce Chocolates Paria.

Aunque es un museo, hay que tener presente que es una familia y por eso reciben al visitante con la cordialidad propia del sucrense: con una sonrisa amplia e invitando a pasar rápidamente a ver el fruto de su trabajo. El fruto, esto es, el cacao allí verde, carmesí o amarillo en su mata, rodeado de bucares para que la sombra les ayude en el crecimiento en tres hectáreas de siembra. El anfitrión –alguno de los trabajadores que se conoce el proceso de la A a la Z– explica cada etapa, abre el fruto, ofrece, degusta, echa un chiste, se ríe de los zancudos y –como ya atardece– invita a pasar a conocer el proceso.

La oxitocina que despierta la semilla de cacao pura en la boca alegra los sentidos, tanto más cuando se entra a los sencillos talleres donde huele a chocolate sin respetos por las narices ávidas que buscan el origen.

Dicen los de Chocolates Paria que su propuesta es “un chocolate natural libre de aditivos químicos, sin vainillina ni lecitina, hecho con cacao fermentado de origen único Rio Caribe Superior, seleccionado de un gramo para su tostado homogéneo”. Y es así. Probar una tableta antes de que las manos veloces y experimentadas lo empaquen descubre un chocolate diferente, gustoso, untuoso, y negro. Porque como decía el guía: todos sus chocolates son negros. Aún los de leche.

Las presentaciones son Río Caribe, Chacaracual, Chaguaramas y Pui Puy, nombres de los pueblos de esta zona del municipio Arismendi. Los empaques honran con espléndidos diseños cada una de las localidades referidas. También tienen una exquisita selección de bombones y presentaciones para regalo.

Así que si lleva rumbo a las playas Medina, Pui Puy o San Juan de las Galdonas haga una parada estratégica para conocer la alquimia de este chocolate sucrense, elaborado por los Esser Quintero. Entenderá mucho mejor por qué Venezuela se precia de cosechar el mejor chocolate del mundo.

 

La princesa en su museo

Irene Esser escribe estas palabras en el portal de Chocolates Paria:

“Comencé a sembrar estas semillas desde muy temprana edad y de igual manera las he ido sembrando en mi propia vida.

Crecí aprendiendo a seleccionar uno a uno el mejor grano, el fermentado y secado con toque caribeño, ese proceso de tostado cuyo aroma impregna toda el área y lo más importante, a brindar un sabor especialmente adaptado a cada paladar, porque todos somos únicos y creo que cada quien tiene su sabor preferido.

Después de tanto esfuerzo y dedicación, lo más satisfactorio es poder compartir esta alegría, esta poderosa energía capaz de revitalizar a cada ser humano”.

Irene Esser Quintero

 

SEÑAS

Industrias Alimenticias Bukare, C. A. Chacaracual, parroquia Río Caribe, municipio Arismendi, estado Sucre (a 15 km de Río Caribe, vía playa Medina)

Web: www.chocolatesparia.com

Celular: (0416) 282 6027