• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Catedrales para conocer

La tradición cristiana cuenta que en la Catedral de Santiago de Compostela se encuentran los restos del apóstol Santiago

La tradición cristiana cuenta que en la Catedral de Santiago de Compostela se encuentran los restos del apóstol Santiago

Notre Dame, en París, San Juan, en Nueva York, y San Basilio, en Moscú, son parte de una colección de íconos culturales clave en la historia occidental y puntos prioritarios para cualquier explorador que vaya por esos destinos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Notre Dame de París

Ubicada en la pequeña isla de la Cité, se terminó de construir en 1245. De estilo gótico, está dedicada a la Virgen María. Nada tan impactante como subir a lo alto de las dos torres de casi 70 metros que se levantan en la fachada. Con un costo de 8 euros, exige buen estado físico, ya que se trata de ascender 387 empinados escalones.

San Juan el Divino, Nueva York

Es la mayor catedral anglicana del mundo. Tiene más de 11.000 m2 de superficie y una longitud de casi 200 metros. Su construcción se inició en 1892. Originalmente su estilo fue una síntesis del neorromántico y el neobizantino, pero en los comienzos del siglo XX se decidió finalizar el diseño con aristas claramente neogóticas. Lo que más capta la atención del interior es un rosetón compuesto por 10.000 piezas de cristales de color.

Santiago de Compostela

La tradición cristiana cuenta que en la Catedral de Santiago de Compostela se encuentran los restos del apóstol Santiago, lo que convirtió al templo gallego de estilo barroco en el destino final para las legiones de peregrinos que desde hace más de diez siglos desandan el rumbo piadoso del Camino de Santiago. Nada como asistir a las misas en las que se utiliza el botafumeiro, un gran incensario bañado en plata que pesa más de 60 kilos y tiene casi 2 metros de altura.

Duomo de Milán

Considerada la segunda catedral católica más grande después de la de Sevilla, el majestuoso Duomo de Milán tiene casi 160 metros de longitud, una nave central de 50 metros de altura y puede albergar casi 40.000 personas en su interior. Su construcción comenzó en 1386, con un estilo gótico que poco tiempo después fue mutando hacia un renacentismo más propio de la cultura italiana de finales del siglo XIV. Sin embargo, en 1649 el gótico volvió a utilizarse para restaurar la fachada principal, que no fue concluida sino hasta 1812.

Asunción de María de México

La Catedral Metropolitana de México es considerada como la más colosal muestra del arte hispanoamericano. Está en el corazón mismo de la Ciudad de México y tiene un largo de 128 metros y un ancho de 59, lo que la convierte en la iglesia más grande de América. Dedicada a la Asunción de la Virgen María, cuenta con 5 grandes naves, 16 capillas laterales y un frente de tonos grises en los que sobresalen sus cúpulas de 60 metros de altura. En su interior se destaca el Altar del Perdón, un retablo de estilo barroco totalmente revestido con hojas de oro.

San Basilio de Moscú

La Catedral de la Intercesión de la Virgen en el Montículo (o San Basilio) es el templo ortodoxo más famoso de Rusia. Está emplazada en el extremo sureste de la Plaza Roja y su construcción fue ordenada en 1555 por el zar Iván, el Terrible. Recientemente cumplió 450 años. Es posible realizar una excursión al campanario del templo, una experiencia en la que también se aprende a tocar las campanas.