• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Caripe, el jardín del oriente venezolano

La cueva del Guácharo es el principal atractivo natural

La cueva del Guácharo es el principal atractivo natural

La cueva del Guácharo es el principal atractivo natural. Entre exuberantes monumentos naturales, fauna y flora asombrosa y la amabilidad de sus lugareños, este recodo se ha convertido en un paraje turístico montañoso que vale la pena conocer

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la zona nororiental del estado Monagas, en una región de valles montañosos y tierra maciza, y con un clima subtropical, está Caripe, un pintoresco pueblo que ha sido bautizado como “el jardín del oriente venezolano”. Es también la capital de un municipio que lleva el mismo nombre: Caripe del Guácharo. Su fundación se remonta a octubre de 1734, cuando el misionero capuchino Pedro de Gelsa lo convirtió en una misión católica de indios Chaimas. Las tierras pertenecían a un capitán indígena llamado Esteban Caripe. De allí el nombre del pueblo, que en lengua chaima significa “río de ardillas”.

El pueblo de Caripe es característico por su abundante fauna, su geografía rica en botánica y la majestuosidad natural de sus cuevas, cimas y saltos, todo ello lo convierte en un auténtico atractivo turístico de Venezuela.

En este ambiente propicio para disfrutar del aire que aún se conserva puro, hay un sinfín de sitios de referencia obligatoria para disfrutar la naturaleza, el clima agradable, exquisitos postres de frutas y la atención de gente humilde y trabajadora que lucha por mantener sus costumbres, aun cuando por adaptación han aprendido a vivir en la modernidad.

Parque Nacional El Guácharo. Con 62 hectáreas de frescura natural y considerado el principal atractivo turístico del municipio Caripe, este parque fue promulgado Parque Nacional el 27 de mayo de 1975.

Su nombre se debe a la abundante presencia de una especie de ave frugívora –se alimenta de frutos–, de color castaño rojizo, negro y blanco llamada guácharo, que se alimenta de noche, mientras de día construye nidos en las cavernas de la cueva, formada por rocas sedimentarias hace más de 130 millones de años.

El recorrido por la cueva se hace con un guía de Inparques que sostiene lámparas de gasoil de luces discretas, pues los guácharos son fotofóbicos. Por esa razón no se permite el uso de linternas ni flash. Lo más fascinante del paseo por este lugar son las estalactitas y estalagmitas, formas naturales que se forman a causa de los depósitos minerales continuos transportados por el agua filtrada. El constante goteo de agua ha creado formaciones que –según algunos– se asemejan a formas humanas, animales e incluso a figuras religiosas, como la cara de Jesucristo, la Virgen de Coromoto y la Virgen del Valle.

La Cueva fue el primer Monumento Natural decretado en Venezuela, ocurrió el 15 de julio de 1949, y fue estudiado por Alexander von Humboldt en su paso por América del Sur en 1799. Se subdivide en tres grandes galerías: la del Guácharo, la del Silencio y la del Salón Precioso. Visitar la gruta es algo que no se debe dejar de hacer cuando se va al encuentro con las exuberancias de Caripe.

El parque también sorprende a sus visitantes con las maravillosas Puertas de Miraflores. Son 2 paredes de piedra de 150 metros que forman un cañón natural, convirtiéndolas en parada fija de los escaladores por ser estructuras extraplomadas. En medio de ellas corre el río Guarapiche, que termina siendo un formidable pozo, perfecto para darse un buen baño y pasar un día diferente cerca de la naturaleza.

Otros sitios de referencia obligatoria del pueblo son la iglesia de Caripe y la plaza Bolívar, donde los lugareños se reúnen a diario a disfrutar del ambiente, así como la cascada El Chorreón y el mirador de Caripe.

Para degustar. El principal atractivo culinario de Caripe son sus exquisitas fresas con crema. Hay kioscos y restaurantes que las ofrecen en todo el pueblo; aunque El Rincón de Walter, en la vía principal sector Aminita, es considerado como uno de los mejores en la especialidad porque allí tienen un secreto en la preparación de la crema que la distingue de los demás.

También ofrecen melocotón con crema, licores, chocolate caliente, café y galletas. A 20 metros de este lugar se encuentra Salchipollo Walter, donde se puede disfrutar de un buen pollo a la broaster con salchichas alemanas, arepas y ensaladas.

Para dormir

En las cabañas La Floresta, en la carrera principal del sector La Peña, o en la posada Olor a Campo, en La Guanota –a 30 metros de la iglesia San Rafael–se descansa plácidamente después de los recorridos por Caripe.

Cómo llegar

Por carretera, dos horas desde Maturín, capital de Monagas. Se debe pasar por Chaparral y Aragua. Hay que tener cuidado con abundantes policías acostados. Desde Caracas se toma la vía hasta Barcelona, luego hacia El Tigre y Anaco, y 30 kilómetros después se encontrará la carretera que va hacia Maturín, Punta de Mata y El Tejero, dirigiéndose siempre hacia Punta de Mata. Posteriormente, se toma la vía hacia Guanaguana, y de allí se sigue la señalización que indica el camino a Caripe.

Para la gruta

  • Vestir ropa y zapatos cómodos, con suela de goma preferiblemente.
  • Proteger la cabeza con gorra, sombrero o pañuelo.
  • No entrar con niños en brazos ni coches.
  • Estar pendientes de las indicaciones del guía y no alejarse de él.
  • No salirse de la caminería.
  • No usar cámaras fotográficas con flash ni linternas.
  • No ingerir comidas ni bebidas dentro la cueva ni arrojar desperdicios.
  • Para las personas mayores de 50 años de edad es recomendable hacer sólo 472 metros del recorrido.

Datos vitales

* Horario: la cueva está abierta de martes a domingos, de 8:00 am a 4:00 pm. En temporada alta abre también los lunes

*El Rincón de Walter: (0292) 545 1957

*Cabañas La Floresta: (0292) 414 4878

*Posada Olor a Campo: (0292) 414 6119