• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Un Belén lleno de chocolate

Vista del tradicional belén de chocolate de Rute, en Córdoba, con el Taj Mahal / EFE/Rafa Alcaide

Vista del tradicional belén de chocolate de Rute, en Córdoba, con el Taj Mahal / EFE/Rafa Alcaide

Este año los maestros chocolateros de Rute, en España, han recreado algunas de las maravillas del mundo, y han empleado para ello más de 1.400 kilos de chocolate negro y blanco

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando hace 15 años los maestros pasteleros de Galleros Artesanos decidieron montar el primer belén de chocolate en Rute no imaginaban que esta tradición sería sinónimo de las fiestas navideñas en Córdoba, España. ni que su éxito los obligaría a superarse cada año, modelando el mundo a partir del azúcar.

Mucho ha llovido desde que esta empresa centenaria levantó el primer belén de chocolate en sus instalaciones, y mucho se han superado sus maestros chocolateros, que en estos años han recreado con todo lujo de detalles ciudades como Córdoba, Jaén, Úbeda, Baeza o Sevilla, con sus monumentos más emblemáticos como escenario por donde pasean cientos de figuritas de un belén que este año es el más internacional.

Porque en su décimoquinta edición, los maestros chocolateros de Rute han recreado algunas de las maravillas del mundo, y han empleado para ello más de 1.400 kilos de chocolate negro y blanco, repartidos en más de 60 metros cuadrados (10 más que el año pasado), según explica el maestro artesano Jorge Garrido.

Garrido recuerda cómo el primer año el belén ocupaba escasamente 30 metros cuadrados y estaba hecho exclusivamente de chocolate negro, una técnica primeriza que se ha ido desarrollando hasta dar con un espectáculo colorido fruto de distintas técnicas de moldeado.

Aquel primer belén, además, era el tradicional hebreo, lo que se repitió en las primeras ediciones, hasta que se comenzó a ubicar las figuras en distintas ciudades, comenzando por Córdoba, y siguiendo por otras de Andalucía como Sevilla, Málaga y Granada, recreadas con todo lujo de detalles.

Garrido señala que este año Galleros Artesanos ha querido dar un giro de 180 grados a la temática de años anteriores y reflejar algunas de las maravillas del mundo, tras unos años de reivindicación de la belleza de Andalucía.

Así, para elaborar su décimoquinto belén se ha utilizado en torno al 60% de chocolate con leche, un 30% de chocolate blanco, y 10% de chocolate negro, además de los pequeños detalles de mazapán y azúcar, todo ello para más de cien figuras, entre las que se encuentran pastores, mercaderes, lavanderas, fruteros y panaderos, entre otras, además del tradicional misterio con Jesús, María y José.

En sus 60 metros cuadrados, se escenifican espacios tan emblemáticos como el Taj Mahal de India, La Gran Muralla China, Petra (Jordania), Los Jardines de Babilonia o La Pirámide de KuKulcán (México), entre otros monumentos.

Todo ello fruto de un trabajo de casi seis meses en el que han participado unos siete maestros artesanos desde abril, cuando se comienza a planificar el montaje, hasta septiembre, cuando se culmina la obra.

Una obra cambiante que lleva años siendo observada por miles de personas, que han convertido a Rute en un escenario navideño tradicional de la provincia de Córdoba, y que permanece abierta siempre entre principios de octubre y el 5 de enero.