• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Bañistas se desnudan a orillas del Danubio

Indicación que revela el comienzo de la zona nudista / Foto www.news.at

Indicación que revela el comienzo de la zona nudista / Foto www.news.at

A lo largo de los 25 kilómetros de agua que cruzan Viena de noroeste a sureste no es difícil encontrar nudistas a la vista de los transeúntes junto al río

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El verano ha llegado a Viena y las agradables temperaturas hacen que bañistas completamente desnudos doren su cuerpo a orillas del Danubio. La marca en la piel que deja el traje de baño o el bikini no existe en sus cuerpos.

A lo largo de los 25 kilómetros de agua que cruzan la ciudad austríaca de noroeste a sureste no es difícil encontrar nudistas a la vista de los transeúntes junto al río, o en un ambiente más familiar dentro de un club privado.

Karl Nowotny es el Director del Naturisten Park Lobau, el club nudista sin ánimo de lucro “más conocido de Viena y del país”, según nos cuenta él mismo. Tiene cerca de 650 miembros y los 100 euros anuales que cuesta ser miembro van destinados al mantenimiento de las instalaciones.

Para Nowotny el naturismo es “la desnudez despreocupada entre semejantes”. Él entró por primera vez en contacto con esta práctica durante su infancia junto a sus padres, “después de la Segunda Guerra Mundial, como una forma agradable y natural de corretear desnudo”.

Es precisamente esa despreocupación la que se percibe en el Naturisten Park que dirige este austríaco de avanzada edad. Los miembros del club descansan en hamacas, se bañan en el río o practican el ciclismo, voleibol o pimpón sin aparentemente dar importancia a su desnudez.

También hay una sauna en su interior, a la que se puede entrar todo el año, y una cantina que abre entre los meses de mayo y septiembre cinco días por semana.

El público más común está formado por personas mayores de 50 años, muchos jubilados, pero tampoco falta gente de mediana edad y familias completas.

El camping, un complejo verde donde las mascotas están prohibidas y los únicos animales permitidos son las ardillas salvajes, aves, peces o insectos que viven dentro de él por derecho, está ubicado a unos 15 kilómetros del centro de Viena y se puede llegar a él en transporte público, en carro o incluso en bicicleta. La decisión de ir vestido o desnudo depende exclusivamente del socio.

A poco más de 2 kilómetros al sur del club FKK se encuentra la Isla del Danubio (Donauinsel). Es una isla artificial de 21,5 kilómetros de largo y una anchura de entre 70 y 210 metros. Se inauguró en 1972 como acequia de descongestión para canalizar el agua en caso de inundaciones. A esta zona de la ciudad se puede acceder fácilmente en metro. A partir de uno de los locales de ocio de la isla, el bar Mosquito, se establece un punto imaginario que delimita una de las zonas nudistas públicas del río Danubio. Esta zona termina (o empieza) unos 2 kilómetros más adelante, donde las letras FKK pintadas sobre el asfalto del carril bici contiguo al río así lo indica.