• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Bahamas quiere atraer turistas con su Carnaval de mayo

Grupo de bailarines del carnaval de junkanoo en una playa de Nassau / Foto: EFE

Grupo de bailarines del carnaval de junkanoo en una playa de Nassau / Foto: EFE

El Gobierno tomó un festival decembrino, que data del siglo XVII, y lo reprodujo este mes para añadir a su atractiva oferta de turismo de playa un nuevo aliciente, que ayude a identificar al archipiélago también con eventos culturales y tradicionales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A principios de este mes de mayo, el Gobierno de Bahamas organizó su primer Carnaval de Junkanoo. Fue la primera edición de un carnaval temático con el que las autoridades locales se han propuesto dar a conocer al mundo su centenaria cultura de máscaras, música y baile.

Con ello pretenden añadir a su atractiva oferta de turismo de playa un nuevo aliciente, que ayude a identificar al archipiélago también con eventos culturales y tradicionales.

El Carnaval comprende una serie de fiestas y conciertos que se prolongan por un espacio de tres días y que culmina con un masivo desfile de grupos de junkanoo, cuya música mezcla géneros regionales como la soca o el calypso.

La celebración de junkanoo se ha convertido en un festival informal por las calles con un gran desfile, que puede ser comparado con otros festivales de origen panafricano, tal y como lo son otros carnavales de la región, e inclusive el Mardi Gras de Nueva Orleans.

Paul Major, director de la Comisión Nacional de Festivales de Bahamas, explicó que el Carnaval marca el renacimiento de la cultura y el arte de Bahamas, al tiempo que incluye en su cartel a artistas internacionales para elevar la celebración y atraer la atención mundial.

Bahamas era uno de los pocos países caribeños que no contaba con un carnaval distintivo. Por ello, la población local se vuelca en este evento, para demostrar -desde el personal del aeropuerto internacional Lynden Pindling hasta los pequeños comerciantes en Nassau- la grandeza de esta fiesta local a la región y al resto del mundo.

El origen. Usualmente cada año, entre el 26 de diciembre y el 1 de enero, los bahameses en la isla de Nueva Providencia -y gran parte de los que residen en otros territorios del archipiélago- arriban a la capital, Nassau, para celebrar los orígenes de su cultura con un desfile de grupos musicales con máscaras y vestimenta llamativa. Se trata de una fiesta conocida localmente como junkanoo.

Aunque hay múltiples versiones sobre el origen de la palabra junkanoo, la más popular apunta a que podría ser una derivación sonora del nombre de John Canoe, un líder tribal del África Occidental que fue esclavizado y traído a las Antillas, donde ganó notoriedad por sus reivindicaciones para ser liberado.

Si bien se desconoce si Canoe pudo disfrutar en vida de su reclamo, lo que sí se sabe es que su petición abrió paso para que, durante la época navideña -la más grande celebración del año para el pueblo bahamés desde hace siglos- se otorgara un período especial para los esclavos.

El Festival de Junkanoo comenzó a realizarse en el siglo XVII como un desfile de máscaras, cuando los esclavos recibían hasta tres días de libertad después de Navidad. Durante ese período celebraban la ocasión en las calles cantando, bailando y desfilando con la cara pintada o cubierta con máscaras.

En aquel entonces, utilizaban las esponjas de mar y otros materiales naturales para confeccionar sus vestimentas, pinturas y hasta los instrumentos musicales que anteriormente eran creados con conchas de caracol, cuernos de animales y madera, aunque ahora se elaboran con materiales más elaborados.

Precisamente por el hecho de transitar por las calles con la cara tapada y de forma casi anónima, también se apunta a que la palabra junkanoo podría estar derivada de la expresión francesa l'inconnu, en referencia a los desconocidos que se tapan el rostro con máscaras para participar en este tipo de celebraciones.