• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Arrecifes artificiales crean vida y turismo

Entre otros beneficios estará la promoción de la práctica del buceo deportivo | Foto EFE

Entre otros beneficios estará la promoción de la práctica del buceo deportivo | Foto EFE

Estrellas de mar, pulpos y bancos de peces y algas se han asentado en los módulos sumergidos en la playa valenciana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A apenas 200 metros de la arena en la playa de la Malvarrosa, en Valencia, este de España, los aficionados al submarinismo y los que deseen iniciarse cuentan ya con el primer arrecife artificial de este país para la práctica de este deporte.

Todo gracias a que en la playa se ha instalado la primera fase del Proyecto Arrecifes Valencia, la primera instalación deportiva subacuática en España que intenta regenerar playas y preservar la biodiversidad, a la vez que pretende convertirse en un foco de atracción para los aficionados al ecoturismo y al buceo gracias a arrecifes artificiales.

Formas distintivas. El arrecife Malvarrosa está formado por tres módulos, diseñados y construidos por el Instituto de Ciencia y Tecnología del Hormigón de la Universidad Politécnica de Valencia. Son piezas de casi 12 metros cuadrados de base y 1,80 metros de altura, que simulan, respectivamente, la cubierta del Oceanogràfic de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de la ciudad, los 5 aros olímpicos y ánforas semienterradas.

"Se les dio esta forma para que fueran reconocibles y atractivas para el practicante del submarinismo", apunta el catedrático de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Pedro Serna Ros.

De sus características, destacan sus diferentes texturas en los acabados y las variadas volumetrías que crean habitáculos subacuáticos distintos con la idea de obtener diferentes resultados en cuanto a la repoblación de especies en estos módulos.

A lo largo de varios meses, estrellas de mar, pulpos y multitud de bancos de peces y algas se han asentado en esos arrecifes, formados por 3 grandes estructuras de hormigón sumergidas a 180 metros de la costa y a 4 metros de profundidad. Estas diferentes especies de animales y plantas completan ahora una biodiversidad difícil de encontrar en los fondos arenosos de las playas de la urbe, comenta la directora del proyecto y técnico de la Fundación Deportiva Municipal del Ayuntamiento de Valencia, Natividad Domingo.

La experta afirma que demuestra que se puede "ampliar la oferta turística entrando en el sector del ecoturismo subacuático, vector turístico con gran demanda en la actualidad, y ofrecer a los usuarios de la playa un punto de referencia para potenciar nuevas actividades deportivas en el medio marino".

Revitalización

El equipo técnico de Arrecifes Valencia trabaja ya en un nuevo proyecto pensado para la defensa litoral de la playa valenciana de la Garrofera, en la actualidad en un serio estado de degradación. Este plan será un factor importante para la revitalización turística de la zona de El Saler. La afluencia de turismo de ámbito científico, medioambiental y deportivo fomentaría la reapertura de instalaciones de servicios de esta zona que, al día de hoy, se encuentran cerradas, e impulsaría la práctica de actividades deportivas acuáticas y subacuáticas en el entorno.