• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Angkor un tour para recargar el espíritu

Camboya, una visita a Angkor | Foto: Archivo

Camboya, una visita a Angkor | Foto: Archivo

 El complejo de templos, a solo 20 minutos de la ciudad de Siem Reap, en Camboya, recuerda cómo la grandeza de un reino sucumbe ante la naturaleza

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El templo de Angkor Wat, símbolo del antiguo reino de Jemer y del actual reino de Camboya, está emplazado a 20 minutos de la ciudad de Siem Reap y es solo uno de varios templos dispersos en la selva, donde una vez estuvo la mayor metrópoli asiática del medioevo, Angkor. En su apogeo en el siglo XII llegó a tener un millón de habitantes, mientras que Londres en esa misma época llegaba a 50.000.

Varios siglos y reyes le dieron brillo al complejo de templos de Angkor hasta su abandono, cuando la selva se lo tragó. Luego vinieron las guerras, el régimen autoritario de Pol Pot y la inestabilidad política que mantuvieron esta joya arqueológica aislada del resto del mundo. Hace apenas 15 años los viajeros lo redescubrieron.

Arranca la aventura. Siem Reap es una ciudad que ha crecido entre hoteles de lujo, hostales de mochileros y diversión al estilo occidental, con una amplia oferta gastronómica (camboyana e internacional), mercados con insectos y culebras a la parrilla, y la Pub Street, una calle llena de bares y discotecas.

Para conocer el complejo de Angkor se necesitan mínimo tres días y es en Siem Reap donde comienza todo. La opción más divertida para los recorridos es el tuk-tuk, un motocarro colorido con un conductor que lo llevará a donde usted diga: solo señale su destino en el mapa y listo.

El itinerario ideal es empezar por los templos menos grandes y dejar Angkor Wat para el final. Dos templos grandes al día son suficientes. Es mejor llegar muy temprano (el complejo abre a las 5:30 am) para evitar hordas de turistas y porque el termómetro puede subir a  39 grados al mediodía. Deje el final de la tarde para refrescarse y hacer compras de artesanías.

Preah Khan. Un puente con barandas que simulan una serpiente de la que salen dos docenas de cuerpos y cabezas gigantes es la antesala a una puerta imponente. Un camino verde y tranquilo lo llevará a este templo. Patios, corredores, columnas, galerías y tallas en piedra ya pobladas de musgos componen esta estructura. Aunque los árboles se han tomado varios sectores, es de gran importancia pues allí se rendía culto a Buda, Brahma, Shiva y Vishnú.

Angkor Wat. Es el más emblemático y visitado de los templos de Angkor. Será muy especial si llega a las 6:00 am para ver el amanecer. Fue construido a comienzos del siglo XII por el rey Suryavarman II como sede política y religiosa, y su valor radica en el diseño armónico de 5 torres en forma de loto (la central mide 65 metros de alto), corredores, patios y muros con imágenes perfectas de deidades hindúes, pues el templo fue dedicado a Vishnú. El recorrido puede durar casi cuatro horas. Y si se perdió el amanecer, puede ver el atardecer, otro espectáculo inolvidable.

Angkor Thom. Esta es la ciudad imperial, un complejo amurallado de  9 km2, con ruinas del palacio, templos y esculturas que honran a deidades como Vishnú y Buda. Tiene 5 puertas-torres con la cara de Buda, que lo reciben para avanzar entre naturaleza, ruinas, tráfico de motos y carros, y hasta elefantes de paso solemne. Ahí dentro está Bayón, un templo donde se sentirá observado por Buda, esculpido en 216 caras gigantes de sonrisa enigmática ubicadas en 54 torres. Y también está Baphuon, un templo piramidal de 25 metros de alto.

Preah Neak Pean. Para llegar a este pequeño templo hay que recorrer un camino que atraviesa una gran laguna. Luego llegar a otra laguna cuadrada con una isla redonda vigilada por esculturas y rodeada a su vez por cuatro estanques, pero no hay acceso al templo. Fue diseñado con fines terapéuticos, pues las piscinas representan los elementos agua, tierra, viento y fuego, que en perfecto balance curarían las enfermedades.

Datos útiles

- Camboya exige visa que se puede obtener en el aeropuerto, pero es un proceso costoso. La mejor manera es solicitarla en la página web del Ministerio de Relaciones Exteriores, vale 37 dólares y le llega a su correo electrónico. Web: www.evisa.gov.kh

- Lleve gorra, lentes de sol, ropa y zapatos muy cómodos, y mucha energía para subir escaleras y caminar mucho.

- La mejor época para ir es entre noviembre y abril; en otras épocas hay humedad y lluvias.

- El ingreso a los templos vale 20 dólares por 1 día; 40, por 3 días, y 60, una semana. Niños menores de 12 años no pagan. Los guías cobran desde 80 dólares el día, mínimo 2 personas.