• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Los Ángeles al desnudo

Los Ángeles

Los Ángeles

City tours, paseos en carro o en moto, caminatas artísticas, excursiones a las colinas y visitas a museos o a la playa son maneras de explorar este importante centro cultural, financiero y turístico en cualquier temporada del año

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Metrópoli, hiperactiva y cosmopolita. El Pueblo de Nuestra Señora la Reina de los Ángeles de Porciúncula, mejor conocido como Los Ángeles, fue fundado en 1781 por el gobernante español Felipe de Neve. Posteriormente, en tiempos de independencia latinoamericana, pasó a formar parte de México y en 1850 –como territorio de California– fue incorporado a Estados Unidos. El resultado de este proceso histórico es una ciudad con una valiosa herencia cultural, producto de la mezcla de influencias. Al ser el eje de la industria cinematográfica americana tiene un halo glamoroso y cierto misterio, por los recuerdos de sus míticos habitantes y por las posibilidades ilimitadas para quienes la visitan. Por eso es llamada “la ciudad donde los sueños se hacen realidad”.

La meca del cine

“Todos vienen a Hollywood, quieren lograrlo en éste vecindario”. Ese verso de una de las canciones de Madonna sintetiza el encanto global que tiene este núcleo urbano, el segundo más importante de Norteamérica. Los Ángeles es una ciudad inmensa, por lo que se recomienda –especialmente si se visita por primera vez– comenzar con un city tour. Entre las paradas obligadas están el Teatro Chino de Grauman, con su fachada típica de pagoda, y el Paseo de la Fama, ubicado en pleno Hollywood Boulevard, donde se pueden observar cientos de estrellas doradas en la calzada con nombres de reconocidos actores, directores, músicos y personalidades del mundo del espectáculo. Los estudios de cine –como 20th Century Fox, Paramount o Warner Bros– son otros de los principales atractivos de este distrito.

Teatros de importancia, de diferentes décadas y estilos arquitectónicos, también se localizan en la zona, como el Kodak o el Dolby, donde se realiza la ceremonia anual de los premios Oscar. El Parque Universal Studios Hollywood, con atracciones temáticas de algunas de sus películas insignes –como Jurassic Park y Transformers–, o el museo de cera Madame Tussauds dan la opción de disfrutar un día en familia. Para tardes de compras, el Hollywood & Highland Center es un centro comercial abierto que combina boutiques internacionales, restaurantes, salas de cine y locales tipo lounge para salidas en grupos de amigos o en pareja. Una manera de aprovechar el tiempo disponible es utilizar las rutas interconectadas del L. A. Metro al comprar los city passes que incluyen múltiples viajes en el subterráneo y descuentos en establecimientos afiliados. Las calles y avenidas de Hollywood son, como cita la famosa frase, “para ver y dejarse ver”.

Beverly Hills

90210 es –quizás– el código postal más famoso del mundo, parte de la cultura popular por su presencia en numerosas películas, series de televisión y reality shows. Estas cuadras de modernos edificios en tonos claros son sinónimo de lujo extremo y de un estilo de vida privilegiado. Allí se encuentra la renombrada Rodeo Drive, una de las calles más importantes de la alta moda y el diseño mundial, con decenas de las tiendas más exclusivas de firmas europeas, americanas, asiáticas y latinoamericanas de ropa, accesorios, artículos de marroquinería y de colección. En los recorridos por esta zona es común toparse con alguna celebridad rodeada de grupos de paparazzi o ver desfilar series de llamativos –y costosos– autos deportivos.

La gastronomía de esta parte de la ciudad es reconocida por sus excelentes cafés y bistrós, ideales para almuerzos ligeros o brunches dominicales. Otra de las opciones que se pueden incluir en la agenda es visitar algunos hoteles históricos, como el tradicional Beverly Hills Hotel, inaugurado en 1912, con sus icónicos bungalows, escenarios de fiestas privadas y lugar de reuniones de altos ejecutivos de los medios y de la industria del entretenimiento. El Beverly Wilshire, de la cadena Four Seasons, se destaca por su impresionante fachada de piedra de estilo clásico y el Península destaca por las vistas panorámicas desde la piscina o la terraza del hotel. De por sí estos monumentos arquitectónicos son símbolos de la edad dorada del cine –las décadas de 1940 y 1950– y testimonios de la presencia de personajes como Marilyn Monroe o Cary Grant.

Área metropolitana

El conocido downtown es el epicentro de la vida cultural, musical y deportiva de Los Ángeles. Entre las principales ventajas se cuenta la cercanía entre los diferentes complejos, por lo que se puede transitar a pie. Una de las iniciativas más populares en los últimos meses son las Downtown Art Walks, una suerte de caminatas artísticas que se realizan los segundos jueves de cada mes. Consisten en exposiciones itinerantes, presentaciones de grupos musicales, catas de vino, degustaciones y performances que se suceden desde el mediodía hasta horas de la noche por las calles del centro histórico, el Fashion District y South Park. “La proximidad con la comunidad artística permite entrar en contacto directo con la singular energía de esta urbe, encontrar nuevas fuentes de inspiración, adquirir algunas obras y observar el movimiento cultural”, explica la página web Downtown Art Walks (http://downtownartwalk.org). Las caminatas son gratuitas y cada persona puede armar su propio mapa del recorrido según la información que ofrece el sitio en Internet.

En esta área se concentran algunos de los museos más importantes de la ciudad como el de Arte Contemporáneo (MOCA), el Museo de Historia Natural, el del Grammy, el Centro Espacial y la Sala de Conciertos Walt Disney –obra del arquitecto Frank Gehry– para música sinfónica. Si se busca alguna actividad deportiva, el Staples Center es la casa de los equipos profesionales de la NBA Clippers y L. A. Lakers, además de los Kings de la liga NHL de hockey sobre hielo. Para los aficionados de los deportes extremos, el downtown también es sede de los X-Games de verano, un evento que se realiza cada año. Como parte de la vida urbana de Los Ángeles este distrito se destaca, de igual modo, por los variados clubes nocturnos, bares, restaurantes de renombre internacional y locales musicales que multiplican las actividades que se pueden experimentar en una misma zona.   

La Costa Dorada

California se caracteriza por tener un clima benévolo durante casi todo el año. Si a esto se le suman los cientos de kilómetros de costa del Pacífico se tiene como resultado unas comunidades playeras coloridas y de estilo de vida relajado. Santa Mónica, con sus playas de arenas blancas, parajes de sufistas, ciclovías, comercios en la Third Street Promenade, su emblemático muelle y el parque de diversiones Pacific es uno de los destinos predilectos de residentes y turistas por igual. Otra de las localidades con vistas espectaculares es Malibú, una de las zonas más exclusivas de la ciudad en general. Las carreteras que bordean las playas privadas y las modernas casas constituyen puntos de interés. Uno de los edificios icónicos de Malibú es la Villa Getty, un palacete abierto que funciona como centro cultural dedicado al estudio y exposiciones de las artes de la antigua Grecia y Roma.

Además, en el condado de las beach cities se encuentran Marina del Rey, con las típicas casetas de salvavidas en la orilla de las playas y puertos para botes de vela; San Pedro, sede del World Cruise Center y el Museo de Buques militares como el USS Iowa, y la mundialmente famosa Venice Beach. Fundada en 1905, las fachadas vanguardistas indican –de inmediato– que se trata de una zona vibrante y de cierto aire bohemio. Uno de los referentes es el Venice Ocean Front Walk, una larga caminería de concreto en la que confluyen turistas, vendedores ambulantes, acróbatas, músicos, entre otras personas de diferentes nacionalidades. El Centro de Recreación y el Skatepark incluyen canchas deportivas al aire libre y pistas de formas onduladas para quienes gustan de las patinetas y bicicletas. Los Canales ofrecen una imagen pintoresca que forma parte del patrimonio histórico de la ciudad. Sus góndolas, como las de la homónima ciudad italiana, son frecuentadas para paseos vespertinos.

Los Ángeles es una ciudad de contrastes, con una historia que está ligada a la industria del cine, un hecho que le concede un aura especial. Leyenda y desarrollo constante, definitivamente es una capital que tiene luces y sombras. Si bien no es el destino más económico, vale la pena visitarlo y conocer un poco más a los llamados “angelinos”.

Al volante

Una manera de desplazarse por L. A. es en motocicleta, por las autopistas Pacific Coast, Mulholland Drive o por avenidas como Sunset Strip

Vistas

El icónico letrero de Hollywood domina la ciudad. Algunos de los mejores sitios para capturar imágenes son el Observatorio Griffith, los Cañones de Vermont y el Monte Lee, justo detrás de la estructura

En la web

www.lacity.org

www.visitcalifornia.com/Explore/Los-Angeles

www.latourist.com

www.downtownartwalk.org