• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Ámsterdam toma medidas para no morir de éxito turístico

El aumento continuo de turistas en Ámsterdam ha provocado que su alcalde los anime a dormir fuera de la capital / Foto EFE

El aumento continuo de turistas en Ámsterdam ha provocado que su alcalde los anime a dormir fuera de la capital / Foto EFE

La ciudad pasará de los actuales 17 millones de visitantes a unos 23 millones en 2025, con apenas 800.000 habitantes, por lo que las autoridades esperan que los turistas se alojen fuera de la capital

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El aumento continuo de turistas en Ámsterdam ha provocado que su alcalde los anime a dormir fuera de la capital, mientras Holanda busca la manera de descentralizar su oferta, ofrece otras ciudades como reclamo y facilita el transporte público entre ellas con un billete único.

Muchos guías que organizan tours por Ámsterdam califican la ciudad como “un Disneyland para adultos” por su combinación de museos, coffee-shops, el barrio rojo y actividades culturales.

Según las previsiones del Ayuntamiento de Ámsterdam, con el actual ritmo de crecimiento la ciudad pasará de los actuales 17 millones de visitantes a unos 23 millones en 2025, en una ciudad de 800.000 habitantes.

Para evitar esto, la ciudad lleva algunos años intentando descentralizar su turismo.

“Actualmente trabajamos con ayuntamientos como el de Haarlem para que la gente se quede allí, está a apenas 15 minutos en tren”, dijo Machteld Ligtvoet, portavoz de la oficina de turismo Ámsterdam Marketing.”Además, ya no se permiten nuevos hoteles en el centro. Los que se construyen se hacen fuera de esta zona o incluso en los exteriores de la ciudad”, añadió.

No obstante, la cuestión de convencer a un turista que se quede lejos del lugar que desea visitar sigue pendiente.

¿Cómo hacerlo? Ligtvoet explicó que “otros países tienen sus ciudades principales a cientos de kilómetros, pero Holanda es un país muy compacto, y además, es fácil y rápido desplazarse en transporte público”.

Según el alcalde de Ámsterdam, Eberhard van der Laan, en una entrevista en el periódico Het Parool aseguró que “nada es más fácil que vender Ámsterdam en el extranjero”.

Añadió que muchos vecinos “piensan que no debería haber más hoteles y que durante muchos días al año hay demasiada gente”.

Preguntado por la opción de que un turista de visita en Ámsterdam se quedase a dormir en Rotterdam, el regidor respondió que le parecería “perfecto”, y añadió: “Si somos tan populares, los precios subirán, en algún momento serán demasiado altos para mucha gente”, y podrán provocar un lento pero continuo éxodo de habitantes locales.

Otro asunto es la dificultad que tienen los turistas para combinar trenes, tranvías, metros y autobuses para moverse por el país. Normalmente, los holandeses lo hacen gracias a una tarjeta que es válida en estos cuatro medios de transporte y que funciona a base de recargas.

No obstante, el sistema es algo complejo y familiarizarse con él puede requerir de unos días.

Además, solo se puede usar una tarjeta por persona y cuesta 7,50 euros, que no son reembolsables, más el dinero que se vaya metiendo en ella.

Por lo general, los turistas prefieren utilizar billetes sencillos que, al final, terminan siendo más caros.

Con el objetivo de simplificar las cosas, el Ministerio de Infraestructura y Medio Ambiente lanzará antes de verano una nueva tarjeta de transporte dirigida a turistas.

Se trata de un programa piloto que estará un año de prueba.

Por 59 euros al día, los turistas podrán moverse libremente por trenes, tranvías, metros y autobuses.

Esa misma tarjeta costará 39 euros los sábados y domingos y entre semana si se utiliza a partir de las 9:00 am para evitar así las horas pico de la mañana.

“También estamos pensando en sugerir al Ministerio otra opción aún más barata delimitada por zonas”, explicó Therese Ariaans, representante de NBTC Holland Marketing, oficina que se encarga de promocionar Holanda como destino turístico.

Una de esas zonas podría ser la región metropolitana del Randstad, que reúne a los cuatro núcleos urbanos que concentran mayor población y que son los más visitados por los extranjeros: Ámsterdam, Rotterdam, Utrecht y La Haya.