• Caracas (Venezuela)

Variedades

Al instante

6 señales de que tienes un mal jefe

Foto: Referencia

Foto: Referencia

Existen personas que no saben comportarse ni dirigirse hacia sus empleados, por lo que terminan haciendo de la jornada laboral una situación realmente incómoda

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No hay nada peor que trabajar con un jefe que cumple con una o más de estas seis características:

1. Te dan trabajo en exceso.

Nada peor para hartar a un empleado que hacerlo trabajar horas y horas extras ¡sin ningún tipo de incentivo!

Nuevos estudios de la Universidad de Stanford señalan que la efectividad de las personas reduce si exceden las 50 horas laborales a la semana… Um, creo que nuestro jefe necesita leer esto…

Claro, un aumento de sueldo o mejor puesto son completamente aceptables cuando se trata de más responsabilidad laboral, pero si tu jefe te aumenta el trabajo sin ningún tipo de recompensa, es momento de hablar con él.

2. No le interesas como persona.

Más de la mitad de personas que renuncia a su trabajo lo hace debido a que lleva una mala relación con su jefe. Es importante aprender a llevar un balance profesional y humano. Es un #TotalFail cuando un jefe no te trata bien..

3. No respeta sus promesas.

Cuando tu jefe te miente o no respeta lo que te promete, es una forma muy fácil de desmotivarte, después de todo, si él no cumple con sus promesas, ¿por qué tú si deberías de hacerlo?.

4. No te toma en cuenta para nada.

Es importante saber que trabajas con gente seria y profesional. Cuando los jefes no contratan a la indicada para el puesto, es un gran desmotivante para todas las personas, y claro, cuando trabajas duro y te pasan de alto para una promoción, sólo resultará en que quieras buscar trabajo en otra empresa ASAP.

5. No te deja perseguir tu pasión.

Los empleados más talentosos son los más apasionados. Darles mejores oportunidades laborales los ayuda a incrementar su productividad y satisfacción, pero claro, hay jefes que no te dejan buscar qué es lo que más te gusta y motiva en la empresa y lo único que quieren es tenerte sentada en un cubículo llenando un Excel ¡24/7!.

6. No sabe ser tu “jefe”.

Los buenos jefes, sin importar qué tan talentoso es el empleado, los guían y apoyan en absolutamente todo, además de que les dan constante ‘feedback’ para ayudarlos a crecer y desarrollarse mejor dentro de su puesto.

Con información de Cosmopolitan.us