• Caracas (Venezuela)

Variedades

Al instante

La lengua más larga y un extenso palo de golf, en los Records Guinness

Nick Stoeberl, de California (Estados Unidos) tiene la marca de la lengua más larga del mundo. / AFP

Nick Stoeberl, de California (Estados Unidos) tiene la marca de la lengua más larga del mundo. / AFP

Un gato, una japonesa y una casa rodante también están en la edición de los 60 años del libro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La última edición del libro 'Guinness World Records', que festeja sus 60 años de existencia y estará desde este miércoles en librerías de algunos países del mundo, trae nuevas curiosidades.

Esta edición aniversario reúne todos los nuevos récords, así como una retrospectiva de los más destacados en estos sesenta años.

Este año, Nick Stoeberl, californiano, entró en la historia gracias a su lengua que, con 10,1 centímetros de longitud, es considerada la más larga del mundo dentro del género humano.

En Japón, la excéntrica Akiko Obata llenó su apartamento con 8.000 reproducciones en plástico de frutas y otros alimentos, que también le valió un espacio en la famosa publicación.

Por su parte, en el Reino Unido dos personas se integraron a la obra. El londinense Yannick Read diseñó la casa rodante más pequeña nunca concebida, con apenas 2,4 metros de longitud, pero provista de una cama individual, bar y un hervidor de agua para el té.

Nick Bennett, otro británico, es un cinéfilo apasionado y especializado, quien se ha convertido en el poseedor del mayor número de elementos de las películas de James Bond. Este fan atesora una colección de 12.463 objetos.

Por su parte, Alley, un gato estadounidense, pasó a la posteridad tras registrar un salto de 1,83 metros, el más largo de la historia medido realizado por un felino doméstico.

Además figura Karsten Maas, un danés que creó un palo de golf de 4,39 metros.
Golf

La obra reedita otros récords que marcaron las últimas seis décadas, como el de Michael Jackson, monumento de la industria musical.

"Este año tuvimos que tratar alrededor de 50.000 reivindicaciones de récords, lo que nos brindó un buen número de desempeños y marcas entre los que pudimos elegir", declaró Craig Glenday, editor del libro.