• Caracas (Venezuela)

Variedades

Al instante

Tres cualidades de un verdadero príncipe azul

El príncipe azul

El príncipe azul

Muchas mujeres desconocen los atributos que hacen a un gran hombre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Siempre que las solteras se reúnen, hablan del mismo tema: “¡no quedan hombres buenos!” pero la realidad es que sí existen verdaderos príncipes. Todas conocemos mujeres que están con hombres que las tratan como princesas.

El problema es que muchas desconocen las cualidades que hacen a un gran hombre. Por ejemplo, cuando le preguntas a una soltera: “¿qué cualidades buscas en una pareja?,  la mayoría tiene una respuesta muy vaga; “que tenga buenos sentimientos”, “que sea divertido”, “que sea inteligente”.

Estas cualidades son buenas pero genéricas. Cuando se trata de buscar al hombre ideal, no puedes ser genérica, ¡Tienes que ser específica! Olvídate de encontrar a un hombre genérico. ¡Tú quieres a un hombre inigualable y maravilloso! Te voy a revelar las tres cualidades que llenan el perfil de un príncipe azul:

Es seguro de sí mismo.  Cuando un hombre es seguro, confía en ti, te permite crecer y no se siente intimidado por tus éxitos, mas bien te apoya para que puedas alcanzar tus metas. Mientras que un hombre inseguro, te demostrará celos constantemente y tratará de controlarte en todo lo que haces: desde decirte qué ropa ponerte y cómo comportarte, hasta tratar de alejarte de tus amigos y de tu familia. 

Es visionario.  Tiene un espíritu emprendedor. Quiere crecer y superarse en la vida. De conformista no tiene un pelo. Tal vez no ha alcanzado grandes logros todavía, pero proyecta un buen futuro porque tiene grandes metas y está trabajando fuerte para cumplirlas. Por el contrario, un hombre conformista no tiene ambiciones, ni sueña con construir un futuro. No planifica su vida, y vive el “día a día”. Un hombre visionario significa progreso para los dos como pareja.

Es equilibrado.  Tiene sus prioridades claras y en orden. No permite que el exceso de trabajo, gastos o placeres afecte su relación amorosa porque conoce sus límites. Por ejemplo, no va a gastar el dinero de la renta en unas vacaciones o en la compra de unas llantas lujosas para su auto, ni va a dejar de acompañarte a un evento familiar porque su trabajo es más importante que tú. Él sabe crear un balance en su vida.

Recuerda, tu príncipe azul no tiene que llegar montado en caballo blanco pero si quieres que te traten como a una princesa, él debe tener estas tres cualidades.