• Caracas (Venezuela)

Variedades

Al instante

Padres y síntomas de embarazo

Vómitos y mareos son los síntomas más frecuentes en un padre

Vómitos y mareos son los síntomas más frecuentes en un padre

El síndrome de Couvade afecta a hombres sanos que experientan las síntomas propios de su padres en el embarazo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"Desde que estábamos en la sala de espera estaba mareado y medio raro, y cuando entramos la verdad es que me sentía bastante mal. La enfermera me dijo que si me desmayaba nadie se iba a preocupar por mí, porque la mamá y el bebé eran lo más importante", cuenta Ignacio. Agrega que apenas supo que estaba todo bien se le pasó el malestar.

Su teoría es que se debió a la ansiedad, los nervios y la incertidumbre. Estos episodios no ocurren todo el tiempo, solo cuando están por enfrentar una ecografía o un examen médico importante.

Pero los mareos no han sido su único síntoma durante las 29 semanas de embarazo que tiene Fernanda, su novia. "Estoy mucho más emocional. Se me larga más rápido el llanto. Veo una película o me cuentan una historia que ni siquiera sea triste, pero sí emotiva, y me lleno de lágrimas", comenta Ignacio sobre sus sensaciones.

Conocido como el síndrome de Couvade (palabra de origen francés que significa criar o incubar), este afecta a hombres sanos que experimentan los síntomas propios de sus parejas en el embarazo. Según Todd B. Nippoldt, médico de la Clínica Mayo en Estados Unidos, hay investigadores que dicen que este síndrome es común, pero a pesar de eso no está reconocida como una enfermedad mental y aún no hay suficiente información al respecto.

La razón detrás.

Cambios en el ciclo del sueño, ansiedad y depresión son algunos de los síntomas que se presentan entre el primer y tercer trimestre de embarazo, según Nippoldt. Al igual que las náuseas, puede sentirse acidez, dolor de espalda, cambios de apetito, hinchazón y dolor en la dentadura.

El intenso dolor de muelas de su marido y la sensación de asco y vómitos por las mañanas advirtieron a Francisca Prieto de su cuarto embarazo. "Yo ni siquiera había tenido un atraso, pero él se sentía mal y andaba con asco en las mañanas y entonces me di cuenta, porque con los otros niños fue igual".

Poco se conoce en el mundo del síndrome de Couvade, indica Enrique Jadresic, académico del Departamento de Psiquiatría Norte de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, quien es uno de los que lo han estudiado. "El síndrome es patológico, una enfermedad. Pero en 30 años de profesión nunca he visto un caso". Agrega que lo que sí ve a menudo es a hombres con síntomas de ansiedad frente a situaciones de estrés, sobre todo en padres primerizos. "Esto naturalmente tiene relación con que se avecina una situación de incertidumbre", precisa.

Una relación muy cercana y afectiva con la pareja y las ganas de querer involucrarse más en este nuevo proceso pueden ser otros factores, explica Daniela Becerra, psicóloga del Instituto Chileno de Terapia Familiar. "O bien por celos. Sin darse cuenta podría sentir celos del bebé que viene a acaparar toda la atención, o de la madre, que experimenta en carne propia el desarrollo del bebé".

La experta advierte que como estos síntomas se asocian al estrés, es importante canalizar las emociones y comunicarlas a la pareja, para evitar problemas a futuro que puedan provocar situaciones no deseadas.

Los hombres y la depresión del posparto.

Las claves del Síndrome 

Relación. Sugieren el apoyo matrimonial

Para evitar problemas a futuro, los especialistas recomiendan que la pareja se respalde mutuamente, en momentos de que algunos de los dos está sintiendo síntomas de embarazo.

Síndrome. No es una enfermedad mental

 Se lo conoce como síndrome de Couvade (viene del francés que significa criar o incubar), que afecta a los hombres en el momento de embarazo, pero que no es considerado como una enfermedad mental.

Síntomas. Ansiedad y náuseas

 Hay hombres que experimentan las mismas sensaciones que su pareja en su período de embarazo. Las que más padecen son las náuseas, provocadas, según especialistas, por la ansiedad del momento.