• Caracas (Venezuela)

Variedades

Al instante

Nave espacial de Virgin Atlantic se estrella en EE UU y deja un muerto

El millonario británico Richard Branson en la ventana de una réplica del Virgin Galactic, en Hampshire, Inglaterra | AP

El millonario británico Richard Branson en la ventana de una réplica del Virgin Galactic, en Hampshire, Inglaterra | AP

La cápsula SpaceShipTwo sufrió un inconveniente dos minutos después de desengancharse de la nave nodriza WhiteKnightTwo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La nave espacial suborbital de la empresa Virgin Galactic, diseñada para el turismo en el espacio, se estrelló en California durante un ensayo por causas desconocidas dejando un muerto y un herido, en una semana negra para la industria estadounidense.

La cápsula SpaceShipTwo sufrió un problema a las 10H12 locales (17H12 GMT), dos minutos después de desengancharse de la nave nodriza WhiteKnightTwo.

"El espacio es duro y hoy (viernes) ha sido un día complicado", reconoció el director general de Virgin Galactic, George Whitesides, durante una rueda de prensa.

"Siempre supimos que el camino hacia el espacio es extremadamente difícil y que cada sistema nuevo de transporte conlleva días malos al inicio de su historia", apuntó en un comunicado el magnate británico y propietario de Virgin Galactic, Richard Branson, sobre el duro revés que sufrió su sueño por crear los primeros vuelos comerciales al espacio.

Branson está de camino a Mojave, al noreste de Los Ángeles, donde se espera que llegue el sábado por la mañana.

Se trata además del segundo accidente aeroespacial en Estados Unidos en la misma semana, tras la explosión del cohete Antares el martes durante su lanzamiento.

El director del Centro de Aviación y Espacial de Mojave, Stu Witt, dijo no poder "especular sobre las causas" del accidente.

"Yo no detecté nada que pareciera anormal. Solo me dijeron que la estela sería diferente este vez a las anteriores. Y así fue", agregó.

La nave usó por primera vez en vuelo una nueva combinación de combustible que ya había sido probada cuatro veces en tierra.

Pero el responsable de aviación dijo no haber visto ninguna explosión durante el ejercicio del SpaceShipTwo, tal y como apuntó la prensa local.

Los equipos de emergencia recuperaron el cuerpo sin vida de un piloto "que falleció en el acto" y trasladaron al otro "herido de gravedad" a un hospital de la zona en helicóptero.

"Desconocemos cuál es su estado actualmente", precisó Witt.

Las imágenes de televisión tomadas desde el aire mostraron partes de la nave esparcidas por el californiano Desierto de Mojave.

Las autoridades ya iniciaron una investigación en colaboración con la compañía, que durará varios días. Un equipo de expertos de la Administración Federal de Aviación (FAA, en inglés) llegará el sábado al lugar del accidente.

A pesar de no ser una misión suya, la NASA dijo que "el dolor de la tragedia es sentida por todos los hombres y mujeres que han dedicado su vida a la exploración. Los vuelos espaciales son increíblemente difíciles".

Turistas en el espacio

El SpaceShipTwo despegó a las 09H20 locales (16H20 GMT) para realizar su trigésimo quinto prueba, de cara al inicio del programa de vuelos comerciales del espacio en 2016.

La cápsula es la versión comercial de SpaceShipOne, la primera nave privada que superó la frontera del espacio en 2004.

Más de 500 personas han reservado ya una plaza para volar al espacio, una experiencia que vale 250.000 dólares. Entre los que han reservado un billete están el actor Ashton Kutchner, su exmujer Demi Moore y Leonardo DiCaprio.

Casi una hora después del despegue, la compañía informó que "una anomalía grave provocó la pérdida del SpaceShipTwo" y que desconocía el paradero de sus pilotos.

"Trabajaremos mano a mano con las autoridades para determinar las causas de este accidente y ofrecer más información cuanto antes", aseguró posteriormente.

Una semana negra

La industria aeroespacial estadounidense ha sufrido una semana negra, después de que el cohete Antares de la empresa Orbital Sciences explotara el martes tras despegar del centro espacial Wallops de Virginia (este).

El cohete, que debía llevar la cápsula Cygnus con provisiones a la Estación Espacial Internacional (ISS), alcanzó a elevarse muy poco tras el lanzamiento, pero acabó convertido en una bola de fuego.

Las compañías privadas están intentando tomar el relevo de los transbordadores espaciales de la NASA, cuyo último vuelo tuvo lugar en julio de 2011 y que ahora adornan museos a lo largo del país.

Pero según el analista Marco Cáceres, de la consultora Teal Group, estos accidentes son "un revés para la industria del turismo espacial". "Tardaremos varios años en volver a ver estos vuelos", afirmó.

"Ahora tendrán que realizar muchos más vuelos antes de poner en marcha su servicio comercial", apuntó.

Pero el director del Centro de Aviación y Espacial de Mojave tiene claro: "Mi mensaje es mantenerse en este camino. Esta industria vale la pena, pero no es fácil".