• Caracas (Venezuela)

Variedades

Al instante

Joven se sobrepone a su enfermedad crónica y destapa su cuerpo sin vergüenza

Giorgia aseguró que aprendió a amar su piel y que ahora es capaz de mostrarla con orgullo | Foto Twitter

Giorgia aseguró que aprendió a amar su piel y que ahora es capaz de mostrarla con orgullo | Foto Twitter

Todo comenzó cuando tenía 13 años y luego de que su padre muriera en forma repentina

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tiene 24 años y casi durante la mitad de su vida ha tenido que lidiar con la psoriasis, una enfermedad cutánea que afecta a muchísimas personas en todo el mundo. Sin embargo, la condición de Giorgia Lanuzza es tan grave, que casi el 97 por ciento de su cuerpo está cubierto por las dolorosas heridas rojas características de este mal.

Todo comenzó cuando tenía 13 años y luego de que su padre muriera en forma repentina. Junto con la tristeza que le generó la pérdida, empezaron a aparecerle heridas en sus brazos y cuero cabelludo, que pronto se extendieron a todo su cuerpo.

"Sólo era una adolescente y lo único que quería era ser como las demás niñas de mi edad: usar maquillaje, vestir ropa bonita y hablar de hombres", relató al "Daily Mail". Pero, por el contrario, se sentía como un monstruo y hacía lo posible por cubrirse.

"Mientras las otras niñas se vestían con poleras sin tirantes e iban a fiestas, yo pasé mi adolescencia usando camisetas de manga larga", contó, y agregó que muchas personas pensaban que lo que tenía era contagioso.

Sin embargo, hace cuatro meses decidió darle un giro a su vida, después de que se vio obligada a terminar abruptamente un viaje a Tailandia al darse cuenta de que sólo podía estar como máximo 10 minutos al sol.

Al regresar a Basingstoke, Hampshire, inició una campaña para demostrar que su condición no la hace menos hermosa.

"Reuní en un portafolio fotografías mías en bikini y ropa ligera, para mostrar que no escondería nunca más mi psoriasis", explicó.

Giorgia aseguró que aprendió a amar su piel y que ahora es capaz de mostrarla con orgullo, para animar así a otras mujeres que también sufren de psoriasis.

"Ahora observo mi piel con una mentalidad positiva (...) Finalmente he llegado a un acuerdo con mi piel y me di cuenta de que soy hermosa", concluyó.

El caso de Giorgia es parecido al de Ciera Swaringen, una joven de 19 años quien tiene el 70% de su piel cubierta de lunares producto de nevo melanocítico congénito.