• Caracas (Venezuela)

Variedades

Al instante

Identificaron a un asesino porque dejó su ADN en una pizza

Daron Dylon Wint está implicado en uno de los crímenes más brutales en la capital estadounidense en los recientes años / AP

Daron Dylon Wint está implicado en uno de los crímenes más brutales en la capital estadounidense en los recientes años / AP

Daron Dylon Wint es buscado por la policía por la muerte de una familia en un barrio rico de Washington, EE UU 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un sospechoso de un cuádruple homicidio en un exclusivo barrio de Washington fue identificado por la policía gracias a muestras de ADN obtenidas en restos de una pizza.

La policía indicó en un comunicado que obtuvo una orden de captura contra Daron Dylon Wint, implicado en uno de los crímenes más brutales en la capital estadounidense en los últimos años.

Savvas Savopoulos, un rico hombre de negocios, su esposa Amy, su hijo Philip, de 10 años, y una de sus empleadas, Veralicia Figueroa, fueron asesinados el 13 de mayo en su mansión en un adinerado barrio de Washington.

Las víctimas fueron atadas y golpeadas, y después la mansión fue incendiada deliberadamente al día siguiente del asesinato, indicó la policía.

Un porsche azul de Savopoulos, quien era gerente de American Iron Works, fue robado, pero horas después del homicidio las autoridades lo encontraron abandonado e incendiado a varios kilómetros de la escena del crimen.

El diario The Washington Post y otros medios locales señalaron este jueves que las investigaciones avanzaron luego de que la policía identificó el ADN de Wint, de 34 años de edad, en la corteza de un pedazo de pizza, que había sido enviada a la mansión Savopoulos la noche del crimen, mientras las víctimas estaban aparentemente cautivas.

Según el diario, citando fuentes no identificadas y documentos de la justicia, un paquete con 40.000 dólares en efectivo había sido entregado en la residencia por uno de los asistentes de Savopoulos poco antes del incendio.

El cuádruple homicidio fue cometido en un barrio Washington cercano a la residencia del vicepresidente Joe Biden y de varias embajadas y propiedades de diplomáticos.