• Caracas (Venezuela)

Variedades

Al instante

EE UU: Récord de salto desde la estratósfera

Un ejecutivo de Foogle saltó en caída libre desde 39.044,88 metros

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un ejecutivo de Google rompió la barrera del sonido y además estableció varios récords de caída libre el viernes sobre el desierto del sur de Nuevo México, después de saltar desde la orilla del espacio.
 
El salto supersónico de Alan Eustace desde un globo de helio a una enorme altitud forma parte de un proyecto de Paragon Space Development Corp y su equipo Stratospheric Explorer (Explorador Estratosférico), el cual lleva años trabajando para desarrollar un traje espacial comercial autónomo que le permitiría a la gente hacer exploraciones a una altura de unos 32 kilómetros (20 millas) por encima de la superficie de la Tierra.
 
El éxito del viernes representó un gran paso hacia ese fin, dijeron directivos de la compañía.
 
"Esto ha abierto posibilidades ilimitadas para que los seres humanos exploren partes raramente visitadas de nuestra estratósfera", dijo Gran Anderson, presidente y director general de Paragon, en un comunicado.
 
Después de casi tres años de planeación, desarrollo y entrenamiento, Eustace comenzó su ascenso por medio de un globo de helio para grandes altitudes justo cuando el sol salía en el horizonte. Le llevó más de dos horas llegar a una altitud récord de 41.425 metros (135.908 pies), en la cual se separó del globo y comenzó a caer hacia el planeta.
 
Con su traje espacial especialmente diseñado, alcanzó una velocidad máxima de 1.322,8 kilómetros por hora (822 millas por hora) durante una caída libre que duró aproximadamente cuatro minutos y medio.
 
Jim Hayhurst, director de competencias de la Asociación de Paracaidismo de Estados Unidos, fue el observador oficial del salto. Comentó que Eustace desplegó un paracaídas de frenado que le dio una estabilidad increíble y control a pesar de la enorme velocidad Mach 1,23 alcanzada durante la caída libre.
 
Eustace no sintió cuando rompió la barrera del sonido, pero el personal en tierra sí escuchó el estruendo sónico resultante, dijo Hayhurst.
 
"Sólo dijo que la vista era fabulosa. Estaba encantado", agregó con relación a su conversación con Eustace después de que éste tocó tierra.
 
El salto supersónico se realizó con pocas fanfarrias, fuera de los reflectores de la prensa, a diferencia del intento en 2012 del temerario Felix Baumgartner y el equipo RedBull Stratos. Baumgartner, que ascendió en una cápsula con la ayuda de millones de dólares en patrocinios, había establecido el récord anterior de altitud al saltar desde 39.044,88 metros (128.100 pies).
 
El observar a Eustace y a su equipo prepararse fue histórico, dijo Hayhurst.
 
"Este fue un grupo de ingenieros silenciosos que hacían su trabajo", afirmó. "Esto es un esfuerzo científico. Este es un trampolín hacia el espacio".