• Caracas (Venezuela)

Variedades

Al instante

“Comer grasa no engorda”, según estudio publicado en Gran Bretaña

Estudio contra la obesidad en Gran Bretaña determinó que el problema del peso no es la ingesta de grasas sino las porciones de comida al día | Foto: sportadictos.com

Estudio contra la obesidad en Gran Bretaña determinó que el problema del peso no es la ingesta de grasas sino las porciones de comida al día | Foto: sportadictos.com

Recomiendan que alimentos procesados y etiquetados como bajo en grasa o light deben ser evitados a toda costa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El consejo generalizado de que todo el mundo siga dietas bajas en grasa y reduzca su colesterol está teniendo “consecuencias desastrosas para la salud”, advirtió un informe científico publicado este lunes por el diario británico The Guardian.

En dicho estudio respaldado The National Obesity Forum and the Public Health Collaboration se establece que el enfoque en las dietas bajas en grasa está fallando para hacer frente a crisis de la obesidad de Gran Bretaña, mientras que los refrigerios entre comidas hacen que la gente engorde mucho.

En lugar de ello, piden un retorno a los “alimentos integrales”, tales como carne, pescado y productos lácteos, así como alta en grasas, incluyendo aguacates, argumentando: “Comer grasa no engorda”.

El informe, que ha sido polémico entre la comunidad científica, también sostiene que la grasa saturada no causa enfermedades del corazón, mientras que los productos lácteos con toda la grasa, incluyendo la leche, el yogur y el queso, en realidad puede proteger el corazón.

Los alimentos procesados y etiquetados como “bajo en grasa”, “light”, “bajo en colesterol” o “demostrado para reducir el colesterol” debe ser evitado a toda costa, y las personas con diabetes tipo 2 deben comer una dieta rica en grasa en lugar de una basada en hidratos de carbono.

Dejar de contar calorías

El informe también informa de que el azúcar se debe evitar, la gente debe dejar de contar calorías y la idea de que el ejercicio podría ayudar a “dejar atrás una mala dieta” es un mito.

En su lugar, una dieta baja en hidratos de carbono refinados, pero alta en grasas saludables es, de acuerdo con el mismo análisis, “un método eficaz y seguro para prevenir el aumento de peso y ayudar a la pérdida de peso”, y reduce el riesgo de enfermedades del corazón, añade.

“Los esfuerzos actuales han fracasado, dice el profesor David Haslam, presidente del Foro británico de Obesidad, la prueba es que los niveles de obesidad son más altos de lo que han sido nunca, y no muestran ninguna posibilidad de reducir a pesar de los mejores esfuerzos del gobierno y científicos.

El doctor Aseem Malhotra, por su parte, cardiólogo consultor y miembro fundador de la Colaboración de Salud Pública, que es un grupo de expertos, afirmó  que las directrices dietéticas que promueven alimentos bajos en grasa eran quizás “el error más grande en la historia médica moderna, lo que deviene en consecuencias devastadoras para la salud pública”.

“Hay que cambiar con urgencia el mensaje al público para revertir la obesidad y la diabetes tipo 2. Comer grasa para adelgazar. No temas a la grasa. La grasa es tu amiga. Ahora estamos realmente a tiempo para traer de vuelta a la grasa. Para él, la única recomendación que adelgaza es comer porciones más pequeñas.