• Caracas (Venezuela)

Variedades

Al instante

Bewster, el perro esquelético que sobrevivió a los maltratos de su dueño

Su dueño será juzgado por maltrato animal

Su dueño será juzgado por maltrato animal

El bóxer fue abandonado en un refugio cuando pesaba menos de siete kilos. Su antiguo dueño fue detenido y acusado de un delito de crueldad agravada por el que podría ir a la cárcel hasta cuatro años. Brewster ahora vive feliz con una nueva familiaSin embargo, ahora vive feliz con una nueva familiaSin embargo, ahora vive feliz con una nueva familia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un bóxer, rebautizado con el nombre de Brewster por los equipos de rescate, es un perro que llegó a un refugio el pasado 13 de octubre. El bóxer estaba al borde de la muerte y pesaba apenas 7 kilos. El animal estaba totalmente desnutrido y se llevó a cabo una campaña a través de Internet para poder dar con su dueño y poder detenerlo por maltrato.

La historia de Brewster es, a la vez, triste y esperanzadora. Luego de haber sido rescatado ha logrado rehacer su vida y estar sano gracias a los cuidados del centro de Queens (Nueva York) en el que vive, reseñó ABC.es.

Tras descubrir que el animal apenas había comido en tres meses, se llevó a cabo un proceso especializado de realimentación con comida cada dos horas y rehidratación mediante fluidos. Gracias a ello, Brewster ya se encuentra mucho mejor y disfruta de la compañía de la gente, según se narra en una página de Facebook dedicada a él.

Luego de su recuperación los responsables del refugio decidieron ponerse en contacto con el hombre, que presuntamente lo había encontrado abandonado, para ofrecerle quedarse con la mascota. Sin embargo, este rechazó la propuesta. Tan rara pareció esta respuesta a los responsables que pusieron el caso en manos de la policía.

Los agentes, al poco tiempo, averiguaron que el presunto héroe era realmente el dueño del Boxer y aquel que se había negado a darle de comer durante meses. Así lo han hecho saber a través de Facebook.

En la actualidad, el dueño (Anthony Esteves, quien dio un nombre falso a la hora de entregar al perro) se enfrenta a cuatro años de cárcel por negarse a alimentar al perro.

Por su parte, Brewser ha logrado dejar de ser un pequeño saco de huesos, ahora es un perro atlético y está feliz junto a sus nuevos dueños.

Brewster, ya recuperado