• Caracas (Venezuela)

Valentina Quintero

Al instante

Valentina Quintero

La sierra de San Luis conserva su encanto

autro image
Así se ven los pueblos desde lo alto / Pisapasito

Así se ven los pueblos desde lo alto / Pisapasito

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Pocos se aventuran a visitar la sierra de Falcón. Si bien es cierto que las carreteras están medio destruidas en algunos sectores, el paisaje de montaña, el clima fresco, las naranjas jugosas, el aromático café, las arepas peladas y las posadas amables compensan agujeros y fallas de borde.

La bienvenida cuando toman la vía desde Coro la dan unas jovencitas que se paran en el caserío La Negrita con unas mesitas llenas de dulce de leche de cabra en barritas. Nos cuentan que por estas montañas habitan los “secretones”, seres que se transforman en animales para fisgonear. También abundan los haitones, profundos agujeros en la tierra cuyo fin nadie conoce. El más famoso es el de Guarataro. Algunos lo han explorado. Está en el Parque Nacional Juan Crisóstomo Falcón, vía San Luis-Curimagua. Se llega hasta la boca por un perfecto sendero de interpretación con información precisa sobre la geografía del lugar. Verán dos tipos de palmas endógenas de la sierra. La Macana, con montones de espinas en el tronco que los indígenas utilizaban para defenderse. La otra es la Prapa, con hojas grandes y tronco altísimo. Por estas montañas pueden conocer los Salveros de San Hilario, patrimonio cultural. Se dedican a cantar salves en las fiestas de Cruz de Mayo y el 21 de octubre en la fiesta de San Hilario.

Por aquí se vive de la agricultura, aunque sólo siembren los viejos. Sin embargo, se comenta que hay un cierto entusiasmo por volver a la tierra para conseguir comida. El resto del trabajo lo provee la alcaldía. La comida típica es la arepa, la nata y el quinchoncho. En Cabure nació Douglas Bravo. José Leonardo Chirinos es oriundo de Curimagua. Muchos por aquí sienten molestia cuando aparece gente de las ciudades a contratar muchachas para que trabajen en sus casas. Lo sienten como una esclavitud. Muchos campesinos que aún viven por estos bosques participaron en la guerrilla en los años sesenta y setenta. Mi recomendación es que viajen siempre de día. En las noches no hay luces ni ojos de gato.

Hospedajes amables

La primera posada en la vía después del caserío La Negrita es Casa de Campo. Es amplia, con jardines extraordinarios que conservan con auténtico afán y una piscina en la parte más alta. Ofrecen 4 cabañas frente a la piscina, 5 frente al parque, 10 habitaciones y una suite, todas cómodas y espaciosas con televisor y agua caliente. No hay Internet y la señal de celular es precaria. Su dueño es Atilio Yánez, quien la construyó hace 23 años. Ahora se ocupa la tercera generación. Tiene un buen comedor. Le hace falta un trabajo de mantenimiento a las habitaciones para resolver detalles de humedad, pero el sitio es precioso, apacible para descansar.

Bajando, casi en la próxima curva, queda Taca Taca’s Kafee, un acogedor merendero donde sirven quinchoncho, lentejas, pollo, res, cochino y ovejo a la parrilla, acompañados con chorizo, arepa pelada y ensalada rallada. Preparan ricos postres, sopas y venden las naranjas y el café que cultivan en la región, además de un excelente cocuy que añejan en barrica de madera. Sólo abren los fines de semana. Es lindo y congrega a toda la gente que anda por la zona. En San Luis de Cariagua queda la posada Don Aguedo, de la que escribí hace unas semanas, donde ofrecen los paseos de aventura. En el pueblo de Cabure hay tres posadas bien ricas. AmaneSeres se ve desde lejos por la hilera de chaguaramos que sembraron en la entrada y hacia la parte de atrás. La atienden tres profesoras jubiladas de lo más hacendosas quienes se esmeran con una comida sana y suculenta, además que ofrecen terapias: acupuntura, reflexología y relajación. Las habitaciones son lindas cabañitas en el jardín. Está en lo alto con tremenda vista. La otra es la posada El Duende, una de las primeras de la zona, donde atienden Muma y su hijo Víctor Coronado. Lo que más me gusta es conversar con Muma sobre sus andanzas por la sierra. El sitio es familiar, con bastante madera y techos bajitos. La tercera está justo frente a El Duende porque pertenece a su hijo Alfredo y su nuera Petra. Es absolutamente adorable. Desde que se entra son notorios los detalles en las 6 habitaciones con aire acondicionado y agua caliente, sus cortinitas perfectas, las colchas y las buenas sábanas. Es impecable. Petra tiene su cuartico de masajes para ofrecer terapias y un jacuzzi que llena con agua de la montaña. Lo más grato es el comedor abierto a la sierra, con un fogón de leña y un horno de pizzas. Asegura que su especialidad es la comida de olla. Esa que pasa horas en la candela: asado negro, quinchoncho o el pollo sentado. Sus postres son gloriosos y su marido produce cocuy, así que ha hecho algunas pruebas con diversos sabores y se los ofrece a la visita. Son excelentes.

Hacia Curimagua y Churuguara

Por los lados de Curimagua queda la posada Bosquetito, un clásico de la zona con unos jardines gloriosos y una familia ejemplar que se ocupa de todo. Preciosas las caminerías, las cabañitas en el jardín para instalarse a pasar el día, el comedor abierto al mundo, el paisaje para donde veas, las habitaciones perfectas y la atención esmerada de sus dueños y anfitriones. Hacia la carretera nacional Curimagua-La Tabla queda la posada Las Flores de Salomé. Es más bien una casa con dos cabañas múltiples y un comedor abierto para ver las montañas. La encargada es Nérida. Está cerca del Camino de los Españoles, uno de los paseos más bonitos de la zona. Siembran café, naranja, mandarina, piñas y cambures, y todo lo ofrecen a los huéspedes. Cobran 300 bolívares por pareja y 150 por persona. El Pozón es un restaurante criollito a la orilla de la carretera donde siempre se come suculento. Ofrecen además 2 cabañas para 4 y 5 personas con baño y televisor, sencillas pero cumplidoras a 250 bolívares.

Al otro lado de la sierra quedan Churuguara y Santa Cruz de Bucaral por carreteras medio precarias en cuanto salen de la vía principal. Es la ruta para ir a las cuevas de La Quebrada del Toro. Por aquí queda la posada de Isabel en Maparari. Su nuevo dueño es Orlando Primera, empeñado en hacerle acomodos. Pero aún le falta. Lo que sí está afanado es en poner Internet en la zona y parece que lo tiene casi listo. Churuguara es el pueblo más grande. Tiene hasta una panadería moderna con café de máquina y cachitos. Sin embargo, decidimos buscar unas arepas peladas y así llegamos a la cachapera Mamatina, en el sector El Cerrito. Comimos delicioso en unos banquitos al lado de la calle. Arepas con nata, queso rallado, carne mechada y jugos de frutas. En Santa Cruz de Bucaral nos recomendaron ir “Aquí a que Liborio y la gorda”, un restaurante popular en el patio de la casa donde sirven un plato de comida con cochino, res, pollo, arroz, caraotas y ensalada rallada por 80 bolívares. Trabajan a diario de 7:00 am a 7:00 pm, menos los domingos que cierran a las 3:00 pm. Si siguen camino después de Churuguara llegarán a Pecaya, en la zona baja y caliente. Por ahí hacen un extraordinario cocuy. El pecayero. El primero que consiguió la denominación de origen después de años de persecución por los alambiques ilegales.

Datos vitales

Para dormir

Posada Casa de Campo

Coro-La Negrita, carretera La Chapa sector La Ciénaga

Teléfonos (0268) 460 3611 / (0268) 416 0719 / (0424) 353 6313

www.casadecampoclub.com.ve

info@casadecampoclub.com.ve

 

Posada AmaneSeres

Cabure

Teléfonos (0268) 461 0409 / (0416) 806 0949 / (0426) 712 8101

idelgado@gmail.com

 

Posada y spa Los Bucares

Sector El Bucaral, Cabure

Teléfonos (0416) 653 9172 / (0414) 533 9172

 

Posada El Duende

Sector El Bucaral, Cabure

Teléfonos (0268) 661 1079 / (0416) 225 6491

 

Posada Don Aguedo

Calle principal, #12, San Luis de la Sierra

Teléfonos (0426) 366 1373 / (0414) 693 8838 / (0268) 666 3073

www.posadadonaguedo.com

 

Posada Flores de Salomé

Carretera nacional vía Curimagua-La Tabla

Sector Ojo de Agua

Teléfonos (0414) 2841989 / (0416) 8370508 / (0268) 460 2098

Pierina62@hotmail.com

Para comer

Taca Taca’s Café merendero

Cumbre de Uria

Sólo viernes, sábados y domingos

Teléfonos (0416) 460 6284

 

Restaurante Urupagua

El Fogón de Nanda

Calle Comercio. Cabure. Vía Camino Viejo

 

Cachapera Mamá Tina

Sector El Cerrito, carretera nacional Churuguara

Teléfonos (0416) 463 9560

 

Aquí a que Liborio y la gorda

Calle Las Ferias entre San José y Soublette, casa s/n

Santa Cruz de Bucaral