• Caracas (Venezuela)

Valentín Arenas Amigó

Al instante

El pueblo es el único soberano

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En una autocracia el soberano es el autócrata y en una democracia el único soberano es el pueblo. Por eso hay que conocer cuál es la voluntad popular. Esta voluntad puede ser expresada a través de elecciones  pulcras que deben garantizar los ciudadanos que integran el CNE, institución autónoma del Estado. El referendo revocatorio es una manera de conocer la voluntad popular, siempre que el órgano electoral sea imparcial y la respete. Si el CNE está parcializado, a favor del régimen o de la oposición, entonces el pueblo tiene que acudir a otra forma para poder expresarse libremente. Esa otra forma es votar en la calle a través de manifestaciones populares que permitan conocerla. Tanto el referendo como las protestas en las calles, siempre que sean pacíficas, son instrumentos autorizados por la Constitución que garantiza la elección de los gobernantes por la voluntad del soberano expresada  libremente y con todas las garantías.

Los regímenes autocráticos hablan de elecciones y las convoca a través del órgano electoral, pero después de celebrarlas no aceptan lo que el pueblo expresó a través de las urnas burlando así su voluntad lo que no impide que le llamen “democracia participativa” como si la voluntad del pueblo fuera respetada. Ese rechazo a la voluntad popular tiene dos explicaciones posibles: o es consecuencia de un régimen de ideología marxista donde el pueblo y la justicia social son utilizados como bandera de lucha o es consecuencia de la incapacidad para gobernar de quienes tienen el poder. Simplemente no tienen experiencia de gobierno, no saben cómo gobernar y lo hacen muy mal en perjuicio para todos los ciudadanos del país. ¿Cómo llamarle entonces a  esta revolución que le pusieron bolivariana de apellido? Vamos a eso.

Estamos en una revolución en la que los hechos le han cambiado el apellido de bolivariana por la revolución del “no hay”. Porque no hay seguridad para la vida. No hay comida sino colas. No hay medicinas sino la angustia de no encontrarlas. No hay democracia sino autocracia. No hay electricidad sino obscuridad. No hay soberanos capaces en el gobierno sino aprendices que no saben  cómo gobernar. No hay tampoco un proyecto de país venezolano sino uno que es copia del cubano que se ganó el premio de “proyecto fracasado” donde no hay libertad ni comida. En consecuencia la voluntad del soberano pueblo expresada a través de una consulta electoral limpia con un referendo  en la calle con una concentración pacífica pero grande para que el mensaje de la voluntad popular le llegue al régimen sin duda alguna. En democracia es el pueblo soberano el que toma las grandes decisiones y por eso se necesita saber cuál es su voluntad; pero en una autocracia o dictadura quien decide lo que hay que hacer es el autócrata, pues la voluntad popular no cuenta en una dictadura. Ahora saque todas sus consecuencias. Esto que llaman revolución es una democracia o es una dictadura donde un solo ciudadano dice lo que hay que hacer y eso es lo que se hace. Reflexione y responda.