• Caracas (Venezuela)

Valentín Arenas Amigó

Al instante

Venezuela en el Consejo de Seguridad (ONU)

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Increíble pero cierto. El país más inseguro del mundo (250.000 homicidios en 15 años) y los homicidios siguen semana tras semana, ahora pasó a ser miembro también del Consejo de Seguridad. Celebra el régimen haber tenido el voto de 181 países. ¿Por qué esos votos? Porque el régimen ha perdido crédito y fortaleza. Se ha vuelto tan inofensivo que nadie piensa que pueda influir para nada en los demás países del mundo. Los fracasos no se copian. Otra explicación es que el liderazgo venezolano en el continente terminó con la muerte de Hugo Chávez, pues con liderazgo se nace, eso no se hereda, y Maduro quedó desheredado como líder. Ambas razones explican por qué la elección no fue discutida sino aprobada de una sola vez por los países presentes para poder pasar, rápidamente, a otro tema de mayor interés mundial. Y este enorme fracaso lo presentan ahora a través de medios que están sometidos como una inmensa victoria. La propaganda puede engañar a muchos, pero no puede convertir jamás una mentira en verdad. Venezuela forma ahora parte del Consejo de Seguridad, pero sigue siendo el país más inseguro del mundo. Miembro ejemplar que ningún Estado copiará jamás. Ese es el mensaje real.

Estados Unidos, 48 millones de pobres. Hace pocos días escuchamos por CNN que los pobres en ese país suman una cifra elevada. Esta información es una alarma que impide copiar el capitalismo como modelo válido para alcanzar el desarrollo de un país, pues se necesita que el bienestar les llegue a todos sus ciudadanos y no deje en la pobreza nada menos que a 48 millones de ellos. Entonces, si capitalismo y comunismo se presentan como enemigos y la pobreza azota a ambos por igual, ni un modelo ni el otro funcionan. Se necesita saber qué es lo que pasa. Por qué en uno no se distribuye mejor la riqueza producida y por qué en el otro ni siquiera eso, porque quienes tienen el poder se reparten entre ellos lo poco que logran producir. Así un porcentaje muy grande de la humanidad está pasando hambre, su salud está mal atendida y después nos extraña tener este mundo convulsionado que padecemos.

La causa que explica esta situación no es otra en el modelo capitalista que el bienestar de todos pasó a ser sustituido por el enriquecimiento personal de unos pocos como meta de la actividad económica y en el modelo comunista pasó a serlo el poder político, no para trabajar por el bien común de todos los ciudadanos, sino de los pocos que asaltaron el poder. Y es así como el dinero o la riqueza, convertido en una droga, conspiran cada día más contra el bienestar colectivo al desconocer ambos sistemas por igual la dignidad de la persona humana, que es lo que exige el respeto a todos sus derechos, desde la alimentación hasta disfrutar el ejercicio de la libertad y demás derechos humanos.

*Profesor de Instituciones Políticas de la UCAB.

alenri@gmail.com