• Caracas (Venezuela)

Valentín Arenas Amigó

Al instante

Valentín Arenas Amigó

Maduro es pueblo

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Nunca una propaganda oficial había sido más verdadera que esta. Claro que Maduro es pueblo. Pueblo inseguro que ignora si mañana estará vivo o incorporado a los que  cada día ingresan en la morgue. Pueblo hambriento, bien porque la inflación es tan alta que lo que gana no le alcanza para comer o porque las colas son muy largas, o porque lo que se necesita no se produce aquí y no hay tampoco dólares para importarlo. Pueblo que está cansado de la propaganda oficial que pinta bonito lo que padece el venezolano que es bien feo. Pueblo engañado por la revolución cuando le anunció que lo llevaban directo al cielo del socialismo y lo sometieron al infierno del comunismo. Pueblo que no encuentra las medicinas que necesita  para mantener la salud y ahora sabe que eso que llaman revolución es una “vacuna” muy eficaz que le impide ser víctima de nuevo del virus rojo. Pueblo que dice que tiene todo el poder político como soberano que es, cuando en la práctica la soberanía popular le ha sido secuestrada a través de un árbitro electoral parcializado. Pueblo identificado con el Libertador Simón Bolívar cuando este luchó por la libertad de los pueblos y este régimen lo somete a ser esclavo de una autocracia que ni siquiera es original sino “hecha en Cuba”. Pueblo sin información libre y veraz porque todos los medios de comunicación han sido tomados para que la verdad que conozca el venezolano sea la mentira oficial que sí la conoce bien. Pueblo al que se le vendió como “democracia participativa” lo que después resultó ser una “autocracia comunista”. Pueblo noble y fraterno en el que la revolución sembró el odio entre hermanos para  dividirlo, confrontarlo y así poder esclavizarlo. Pueblo sometido como hizo Fidel, pero no soberano como quería Bolívar. ¿Entonces? Pueblo sí, pero manipulado por el régimen a través de una intensa propaganda que difunde  mentiras.

Pueblo con los poderes públicos secuestrados y sometidos al autócrata. Pueblo sin justicia porque quien sentencia es el autócrata, sin Fiscalía porque quien acusa es el autócrata, sin Contraloría porque hace años que no hay contralor, sin Defensoría pues su silencio la desapareció y pueblo sin leyes pues estas son ahora “órdenes ejecutivas” que después aprueba una Asamblea parcializada que también puede delegar su función y así trabaja menos a través de una ley habilitante.

Y para disfrazar a la autocracia que despojó al pueblo de su soberanía, la propaganda oficial repite y le cuelga a todas las dependencias del Estado las letras P. P. para enviar el mensaje falso de que ahora todo es poder popular cuando la soberanía del régimen actual hace tiempo que se la secuestró al pueblo venezolano y, a cambio, le obsequió esas dos P. P. que le dejaron al pueblo como garantía a cambio de la soberanía confiscada.

¿Quién puede dudar ahora después de leer esto que Maduro es pueblo, pueblo engañado?