• Caracas (Venezuela)

Valentín Arenas Amigó

Al instante

Valentín Arenas Amigó

La Iglesia con los venezolanos

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El día 12 de enero la Conferencia Episcopal venezolana se refirió, en un documento que hará historia, a diferentes aspectos de la crisis que vive el país y cómo superarla. Intentaremos resumir este histórico mensaje, dada su extensión.

Señala primero que Venezuela padece de una fuerte crisis económica  conjuntamente con una situación de violencia social, cada vez peor, que es consecuencia de haberse seguido un camino equivocado: querer imponer un modelo político-económico de corte comunista que impone el control del Estado sobre la vida y las instituciones tanto públicas como privadas. Este control absoluto se extiende a todos los poderes del Estado que están hoy secuestrados por el Ejecutivo –Asamblea, Poder Ciudadano, TSJ y CNE–, así como también existe una hegemonía comunicacional que limita la actuación de los medios independientes y el propósito de controlar a los sindicatos, la persecución por vía judicial a la disidencia política.

¿Qué hacer ante esta situación que está destruyendo al país? La Conferencia Episcopal llama con urgencia al diálogo como la vía indispensable para lograr la concertación de voluntades y poder así resolver los graves problemas que afectan hoy al país. Este diálogo solo será posible si nace de una esperanza generalizada y la práctica de valores que son indispensables para la renovación de Venezuela. Este diálogo debe empezar a practicarse en la Asamblea Nacional permitiendo las manifestaciones populares legítimas y liberando a los presos políticos, pues todo esto sincera el diálogo y lo hace constructivo. Termina este párrafo señalando el documento que el restablecimiento de las relaciones Cuba-Estados Unidos revela que las posiciones radicales son destructivas y por eso terminan dándole paso al  encuentro y al diálogo. No somos animales sino racionales.

La conferencia de obispos convoca entonces a que asuman su responsabilidad tanto el gobierno nacional como los líderes  de los diversos sectores, bien sean estos políticos, empresariales, laborales o culturales. Todos deben participar en la solución de los problemas, y el estamento militar actuar con la imparcialidad postulada por la Constitución. A continuación señala el documento a los venezolanos la importancia de participar en las elecciones parlamentarias de este año y al Consejo Electoral, “la obligación moral de actuar con transparencia e imparcialidad”.

Finalmente señala que la crisis que padecemos es moral, de valores y conductas, y es necesario superarla. Afán de riquezas, corrupción, prepotencia y ansias desmedidas de poder, odio y violencia necesitan ser superados por  legalidad, legitimidad y moralidad que sustentan la convivencia social. Los obispos  están convencidos de que podemos tener una patria en democracia donde impere el bien común, pero siempre que se practiquen virtudes personales y cívicas. Por eso solo cumpliendo la voluntad de Dios y su doctrina serán resueltos los problemas de la crisis actual. El papa Francisco nos los recuerda cuando dice: se trata de amar a Dios que reina en el mundo y por eso “Cristo crucificado y resucitado es nuestra esperanza”. Sin derrotismo, actuando con entusiasmo para superar la crisis que estamos enfrentando. Invoca el documento finalmente  la protección de la Virgen de Coromoto y cierra expresando amén.

 

*Profesor de Instituciones Políticas de la UCAB