• Caracas (Venezuela)

Valentín Arenas Amigó

Al instante

China y Rusia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

China y Rusia, ambos aspirantes a ser imperios, ¿le resolverán  la situación de quiebra a la que el teniente Maduro ha llevado a Venezuela como consecuencia de este histórico viaje? China sabe cómo hacerlo porque abandonó el modelo comunista para practicar el capitalismo de Estado y no le ha ido mal. Empresarios de Estados Unidos han abierto sus negocios en China porque, como el salario allí es más bajo, sus utilidades son también mayores. Y es que así, enfermos por la dolardicción, ambos sistemas se dieron la mano. La democracia los separa, pero el negocio, en cambio, los une, y el negocio es el que decide. Esa amistad no es fruto de valores  sino del dinero. Dinero primero, amistad después. Un mundo sin valores acelera el caos.

La revolución es una vacuna. No es cierto que todo sea malo en un proceso revolucionario. Si esto no se vive, entonces no se entiende. Revolución es inseguridad y muerte, es escasez y hambre. Esa inflación récord, la más alta del mundo, ¿es por incapacidad de los funcionarios públicos o política de Estado? En resumen: la revolución es un verdadero desastre que intentó cambiar el modelo político por una autocracia, y el modelo económico por una economía estatista. La consecuencia de este desastre es que funcionó como vacuna contra ese virus mortal que llaman revolución. Cuando al venezolano, lo mismo que al cubano, le hablen de revolución van a responder con una palabrota no publicable como señal de que ha quedado vacunado contra este cáncer político. Nunca más…

Cambio y calle (C + C). Que 2015 será el año del cambio que tanto necesita Venezuela nadie lo duda. Lo que no se sabe es si ese cambio de supervivencia vendrá por la vía electoral o tomando las calles. Ambas acciones están autorizadas por la Constitución. Los partidos políticos y la sociedad civil tienen que estar preparados para una u otra alternativa. La designación del nuevo CNE repite a rectores oficialistas en los cuales el soberano no confía pero irá a votar seguro de que si la voluntad de la mayoría, que quiere un cambio, es nuevamente burlada será confirmada entonces esa voluntad tomando masivamente las calles. El cambio vendrá.

Las redes sociales informan al venezolano lo que los medios estatizados no quisieran que se conociera. Maduro quisiera desaparecerlas o confiscarlas, pero no puede con la tecnología. Esas redes sociales se han convertido en una ventana abierta que enseña justamente lo que el régimen quisiera ocultar. Los medios  son instrumentos de la propaganda oficial y las redes que pinchan esa  propaganda y la desinflan  para que el soberano pueblo conozca cuál es la verdad. Los técnicos de la revuelta trabajan pero trabajan para tomar las redes. ¿Cómo?

Un país de partidos está partido por intereses políticos opuestos en cualquier democracia. Pero cuando lo que impera es una autocracia comunista esa división es un verdadero suicidio. Solo con la unidad –política y social– saldremos de esta pesadilla. Unidad es fuerza y vida. División es debilidad y muerte. La historia condenará a los que no sean capaces de trabajar unidos por la patria. Son guerrilleros infiltrados.

 

Profesor de Instituciones Políticas de la UCAB

alenri@gmail.com