• Caracas (Venezuela)

Valentín Arenas

Al instante

Valentín Arenas

Revolución es propaganda

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El control de todos los poderes del Estado es un instrumento importante de esta autocracia y el control de los medios de comunicación es otro. Entre ambos hacen que gobiernan mientras fortalecen un régimen autocrático copia del Castrista. Como la revuelta nada hace por el país que no sea destruirlo, la propaganda abre un camino de esperanzas para retener el poder y disfrutarlo.

La Misión Patria Segura oculta  la Patria  más insegura que hemos vivido los venezolanos. Mucha propaganda pero  los homicidios nadie los detiene y el ciudadano teme salir de noche a las calles pues la inseguridad lo amenaza y   asesina.

La Misión Alimentos y Medicinas pone en peligro también a quienes han logrado escapar de la inseguridad pero son víctimas de la escasez o la inflación mas alta del mundo.

La Misión Democracia Participativa es otra mentira mas convertida en propaganda porque el sistema político que se le impuso a Venezuela es una autocracia o gobierno de uno solo, el autócrata, y no del pueblo que somos todos expresando nuestra voluntad a través de elecciones  confiables.

La Misión Desarme ofrece ahora cambiar las armas por becas como si aquellos que las manejan con fines delincuenciales  las fueran  a  entregar a cambio de una  beca para dedicarse a estudiar. Francamente…

La Misión Naciones Unidas y la asistencia a la Asamblea le costó a Venezuela el dinero que necesitan los sectores populares  para poder vivir mejor.  Pero cuando Maduro empezó a hablar  las tres cuartas partes de los delegados se levantaron y se fueron. El New York Times sí publicó este fracaso cobrando un precio bien alto. Revolución es propaganda y el dinero es la droga que utiliza.

La revolución se anuncia como el P. P. Poder Popular cuando el pueblo no puede expresar su voluntad soberana porque el C.N.E. está parcializado. Entonces las siglas P. P.  expresan un poder popular pisoteado.

La revolución, finalmente, es toda ella un gran aparato de propaganda. Hace que hace pero nada hace en beneficio del pueblo como  no sea inseguridad, cola para poder comer, falta de medicinas  y una gran inflación.