• Caracas (Venezuela)

Valentín Arenas

Al instante

Valentín Arenas

Corto y picante

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La discrepancia es democracia, no  hay por qué preocuparse de que existan discrepancias en el seno de la MUD. Donde no se pueda discrepar de lo que  diga el autócrata hay una dictadura. Lo que sí importa es que una vez expuesto  lo que piensa cada participante se respete y se apoye lo que aprobó la mayoría. Unanimidad es dictadura  y pluralidad es democracia.

ONU Y OEA viven preocupados cuando en un país miembro hay problemas que afectan el respeto a los derechos humanos y se amenaza  el estado de derecho y la paz, pero hasta ahí llegan. Rara  vez pasan de la preocupación que se manifiesta en un medio de comunicación a la acción para que el país miembro supere el problema que lo está afectando. Se trata de organismos burocráticos que se mueven, cuando lo hacen, sin tomar partido y ser eficaz. Lamentable…pero es así.

Ledezma, un golpe contra la soberanía. Con más de 700.000 votos fue electo alcalde metropolitano y cortado los recursos a la Alcaldía para así castigar al pueblo soberano que lo había elegido. Su liderazgo político preocupó al régimen y lo pusieron preso. Como Leopoldo. Como se amenaza también a Julio Borges quien preside el partido con mayor apoyo popular. Todos son cada vez más populares y golpean así a la voluntad manifestada por el soberano. Ignorarla no es democracia sino dictadura.

Golpes buenos y malos. El golpe real que dio Hugo el 4 de febrero de 1992 fue un golpe bueno y muy celebrado; pero el golpe que inventó Nicolás que darían los opositores para salirse de él ese fue un golpe  malo porque era contra él. Eso  es revolución.

Capitalismo y comunismo son hermanos porque la droga del dinero los reconoció como hijos del mismo padre. El capitalismo concentra la riqueza y el bienestar en un sector minoritario de la población que vive sin que  le importe la carencia de lo que padece la mayoría. El comunismo toma  el poder  no para distribuir la riqueza sino para concentrarla aún más en la minoría que  maneja el poder político. Corrupción. Ambos por igual son drogadictos del dinero y por consumir esa droga deben ser rechazados. Una sociedad con justicia social que respete la dignidad de la persona humana es por la que tenemos que luchar. No podemos continuar siendo víctimas de  dos drogadictos.

Gobernar no es un show como creen quienes en vez de trabajar por el bienestar colectivo se encadenan  un día sí y otro también porque confunden el ejercicio del poder con la presencia permanente en las pantallas televisivas encadenadas a la fuerza. Adicionalmente hacer de la presidencia un espectáculo televisivo cuando no se tiene el carisma necesario lo que se consigue no es aumentar la simpatía popular sino reducirla aún más. El carisma ni se hereda ni se compra con dinero. Con carisma se nace o no se nace y por eso el abuso repetido de las cadenas  mediáticas que antes eran positivas, ahora resultan negativas. Con carisma se nace y se muere. La MUD debe recomendarle a Nicolás que haga tres cadenas diarias. ¿A que no se atreve?

 

Correo: alenri@gmail.com