• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Mío, tuyo, nuestro

Álex Goncalves le propuso matrimonio a su novia el último día del año 2012 / Javier Gutiérrez

Álex Goncalves le propuso matrimonio a su novia el último día del año 2012 / Javier Gutiérrez

Que una pareja coincida en gustos al decorar su hogar, o al menos halle un punto de encuentro entre las diferencias, es un reto que requiere de años. Para este especial, tres parejas conocidas cuentan cómo han congeniado en su nido de estreno, y reciben los elogios y las sugerencias de una interiorista

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hace menos de un año, la casa de la locutora y el arquitecto se reducía a cajas y cuadros apoyados sobre los rodapiés. La mente ingeniosa y el espíritu de “Házlo tu mismo” de Diego Gil, más las porras de Michelle Dernersissian, hicieron posible que construyeran con sus propias manos la cocina, el deck y otros muebles de la casa.

“Desde que entré, me di cuenta de que se trata de una pareja relajada y aventurera, con un gusto ecléctico”, señala la decoradora Valentina García Salges.
“Queríamos hacer varias cosas en la sala: trabajar, entretener a amigos y ver televisión. Todo eso sin perder la integración con la cocina”, explica Gil. “El cerramiento que resolvieron con las bibliotecas es fenomenal, pues los ángulos funcionaron para dividir ambientes sin perder la integración que propone la arquitectura del espacio”.

Sin embargo, falta resolver la iluminación en esa área de trabajo. “Con apliques de techo se resuelve, y también puede incorporarse una lámpara de brazo que enfoque directo a los escritorios”, señala.
“La apertura del espacio y la entrada de luz natural es amigable con el uso de colores vivos para los muebles”, apunta la experta.

Así, las patinetas de Gil conviven con los libros de Dernersissian, y entre los dos coleccionan objetos de diseño con un guiño lúdico. García Salges alaba la ubicación de la lámpara dentro de uno de los tragaluces iluminados en azul, el revestimiento en coralina de las paredes, y sugiere dos mejoras: sustituir las sillas plásticas coloridas por unas más confortables para trabajar, y utilizar el mueble de paleta que elaboró Gil a partir de un residuo de su cama vieja, como sillas de exteriores.

Alejandra Otero y César Oropeza
“Lo primero que queremos hacer es pintar. ¡Qué es esto todo blanco!”, exclama César Oropeza, cineasta, guionista y esposo de la humorista Alejandra Otero, al comenzar la consulta con García Salges. Ésta lo detiene: “No, no. Ten cuidado, porque tienen un espacio muy chiquitito.

Yo no modificaría color. Trabajaría con blancos en tono sobre tono y con un vinilo crearía formas de líneas verticales, geométricas u orgánicas, que siempre agrandan”, enuncia. En un gesto de sorpresa y descubrimiento, la pareja de recién casados libera un suspiro de “Aaahh” al unísono. Llevan apenas meses viviendo juntos, y enfrentan la transición de combinar sus bienes. “Aquí ya había un montón de chivas; las quitamos y fuimos comprando cosas nuevas. Pero falta mi colección de juguetes y la de libros de Alejandra”, explica Oropeza.

“Como trabajo desde casa todo el día, el comedor que habíamos comprado de seis puestos terminamos adaptándolo como un escritorio para los dos”, dice Otero sobre un rincón que ya propone calidez, pero podría mejorar. “Agregaría un par de sillas réplica del modelo Eiffel de Eames en tono blanco para que atraigan luz al espacio y aprovecharía al máximo la pared instalando nichos y repisas laqueadas en blanco para los libros y juguetes”, apunta García Salges.

Halagó la disposición de objetos decorativos, como el cuadro de fondo y la lámpara de piso, que luciría más si se cambiaran las persianas oscuras por unas en tono plateado o blanco.
El cableado expuesto bajo la mesa es un elemento que distrae del propósito decorativo de líneas puras y simples que se ha propuesto la pareja. “Lo primero es ordenar y comprar una regleta grande. La solución más sencilla es disimularlos con maticas o revistas. Pero también venden tubos de plástico para introducirlos”, describe la experta.

Álex Goncalves y Karen Ferreira
El locutor y conductor de televisión le propuso matrimonio a su novia, la productora de radio Karen Ferreira, el último día del año 2012, pero llevaban toda una temporada acondicionando la que será su primera casa como pareja.
“Hemos ido integrando cosas que nos gustan a los dos. Por ejemplo, ella es fanática del morado. Por eso la alfombra y la butaca son de ese color”, cuenta Goncalves. Ante la propuesta, García Salges acotó que es notorio que, como pareja joven, todavía no ven la necesidad de incluir una mesa de comedor en el área de la sala. “Pueden ser informales y comer en el tope de la cocina, que está integrada y eso es beneficioso”, apunta.

Pegaron el sofá a la ventana para hacer una de sus actividades favoritas: echarse a ver televisión. “Esta composición es inteligente, porque no impide la circulación por la sala. También es un ejemplo de que, con pisos claros, es posible involucrar un sofá negro, que además guarda una línea elegante y similar a los diseños de Le Corbusier”, señala.

Goncalves y Ferreira también son colectores de objetos curiosos, que han desplegado por la cocina y en el mueble modular justo debajo del televisor. “Sólo agregaría un par de sillas en acrílico para suavizar e introduciría más colores en el ambiente. Amarillo podría funcionar bien”, agrega la decoradora.
Otra prioridad es la iluminación artificial, que la pareja no se ha planteado en profundidad. “La altura de la casa tiene cabida para instalar un cielo raso, que tener la posibilidad de empotrar focos de luz”, aporta García Salges.

IDEAS EN COMÚN
Pintar alguna pared con pintura de pizarrón. “Fue una recomendación que les hice a las tres parejas, pues es una forma de jugar con una superficie de una forma diferente y fresca. Además congenia con el espíritu relajado de sus casas”, acota García Salges.

No temerle a usar revestimiento para las paredes de la cocina. “La coralina les funcionó a Diego y Michelle, y el mosaico a Karen y Álex. Han dicho que captan grasas fácilmente, pero si sus hábitos de alimentación nos las incluyen, no veo problema en incluirlos como una especie de salpicadero”.

Emplear el acrílico como revestimiento de puertas y ventanas. Evitar el transparente para sillas de alto tráfico, pues se raya. Comprar réplicas a precios más accesibles de grandes piezas del diseño, sin dejar de procurar la calidad.

Emplear la técnica del tono sobre tono en paredes. En espacios pequeños, funcionan los papeles tapices o vinilos de blanco sobre blanco con texturas.

Las alfombras no tienen por qué formar un cuadrante perfecto con el mobiliario. “La casa de Michelle y Diego demostró que no tiene que haber una mesa de centro encima de la alfombra y esa composición tradicional que conocemos”, dice García Salges.

“Para casas pequeñas, como en el caso de Alejandra y César, recomiendo invertir en un buen sofá cama que no vaya a desgastarse a los pocos meses de uso, pues será el elemento central de comodidad en el área social de la casa”, apunta.

Valentina García Salges es comunicadora social y decoradora. Perteneció a la compañía de interiorismo Wall & Designs, única empresa latinoamericana independiente en participar en el Salón Satélite en su edición de 2008, en Milán. Actualmente trabaja con un colectivo conformado por especialistas en diversas áreas del diseño industrial, la arquitectura y decoración.
Contacto: valentinagsalges@gmail.com. Instagram: @valenflu