• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Cómo tener más energía

Hay días en los que parece que las baterías no dan más. Descartando con un profesional de la medicina cualquier condición que pueda hacerle sentir débil física o anímicamente, descubra aquí, de la mano de expertos, algunas sencillas formas de revitalizar el cuerpo y la mente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Comer bien

“Para aprovechar al máximo su energía, consuma diariamente tres comidas saludables. Elija alimentos frescos y en su mayoría no procesados. Incluya muchos vegetales, frutas y granos enteros. Tenga como opciones de proteínas las de origen vegetal, caraotas, lentejas, nueces y soya. También se recomienda consumir pescado al menos dos o tres veces por semana, y si se consume carne de res, limitarla a una vez por semana. Asimismo, recuerde elegir lácteos bajos en grasa y consumir una cantidad moderada de grasas saludables para el corazón”.

Tina Bost, dietista. Clínica Mayo, Estados Unidos.

Recargar mente y espíritu

“Determine las horas de sueño adecuadas para usted, porque cada organismo es diferente y puede que esté necesitando más descanso del que se está permitiendo. Evite rodearse de personas tóxicas que se quejan constantemente y critican a otros, esto es un desgaste innecesario. Realice actividades al aire libre: el contacto con la naturaleza reanima. También funciona una recarga espiritual: cuando esté cansado, pida a Dios o al universo, que le suba la energía. La asistencia está disponible, sólo hay que pedirla.”

Erika Boscari, psicoterapeuta. Lechería, estado Anzoátegui.

Evitar la monotonía

 “Muchas veces en la agitada vida que llevamos nos olvidamos de que hay que comer un poquito de todo. Cuando llevamos dietas monótonas, nos movemos en una gama muy reducida de nutrientes y a la vez podemos estar consumiendo otros en exceso. Nuestra dieta debe ser variada. 

Los carbohidratos en general aportan energía, pero no están sólo en las harinas, de las que a veces abusamos, sino también en las frutas y vegetales, que además son ricos en fibras, vitaminas y minerales que van a cumplir una serie de funciones necesarias en el organismo. Una gran causa de esa sensación de fatiga está en la deficiencia de hierro, que podemos encontrarlo en la carnes pero también en los vegetales verdes, como los berros, las espinacas o las acelgas. También es importante diferenciar cuando tenemos hambre y cuando estamos ansiosos.

Solemos confundirnos. Si comimos a las 12 del mediodía y son las 4 de la tarde, es normal que tengamos necesidad de alimentarnos. No es ansiedad, es hambre. Y lo que hay que hacer es ingerir un alimento saludable como un queso bajo en grasa, un yogur o una fruta”.

Marianella Herrera, médico cirujano con máster en Nutrición, coordinadora del Observatorio Venezolano de Salud. Caracas.

Hacer ejercicio

“Para aumentar la energía de manera rápida se pueden recomendar los siguientes ejercicios como ejemplo de un programa breve de entrenamiento de intervalos con estallidos de actividad. El entrenamiento del intervalo es la realización de ejercicio físico breve e intenso durante 15 a 20 minutos al día, lo que ayuda a aumentar la energía y acelerar el metabolismo:

1) Realizar ejercicios básicos:

-Subir escaleras.

-Ponerse en cuclillas delante de una silla y subir de arriba a abajo.

-Caminar rápido.

-Hacer flexiones contra una mesa o escritorio.

2) Escoger tres ejercicios de fortalecimiento –como lagartijas, sentadillas, flexiones de brazos (pull ups) plancha lateral (side plank), curl de bíceps-para realizar después de los ejercicios básicos. Hacer 12 repeticiones de cada ejercicio y repetir el conjunto de ejercicios tres veces al día”.

Haak Scott, fisioterapeuta, especialista de condicionamiento y fuerza. Clínica Mayo, Estados Unidos.

Un poco de chocolate

“Cuanto más oscuro, mejor. El chocolate es fuente de energía y mejora el estado de ánimo. La presencia de estimulantes en su composición hace de este alimento una buena elección para mantener la energía del cuerpo (además de darse el gusto). El chocolate es un alimento rico en magnesio, potasio, fósforo y hierro, vitaminas A, E, B1 y B2, lípidos y proteínas”.

Daniela Urdaneta, nutricionista y dietista.

De la mente al cuerpo

“En sí mismo el movimiento genera energía. No esperemos tener energía para ponernos en movimiento. Si empezamos con la mente lo podemos llevar al cuerpo. El movimiento libera tensiones musculares que quizás lo mantengan en pasividad o con poca energía. También es importante conectarse con la respiración: Enfóquese en cómo está respirando y hágalo por algunos minutos de manera consciente. La respiración rítmica y profunda nos pone en contacto con nosotros mismos y nos energiza, ya que hace que llegue el oxígeno al cerebro y a todas las células del cuerpo. Igualmente disminuye la ansiedad de lo que anticipemos que sucederá.

Tómese unos minutos para caminar tomando conciencia de las plantas de los pies en contacto con el piso: Pruebe de puntillas, luego con los talones. Perciba las sensaciones. Esto ayuda a tener seguridad y centro.

Asegúrese de tener un descanso de calidad. Desconéctese de las actividades del día haciendo una breve relajación con respiraciones profundas. Suelte aquellas situaciones que escapen de su control y aquellas que no puedas resolver. Apéguese a la energía universal a través de la meditación”.

Nayibe Aguilera, psicólogo clínico, Energía Vital Activa, Caracas.

Respiración energizante

Del yoga puede tomarse la técnica de respiración Kapalabhati, que se caracteriza por una inspiración profunda con el abdomen relajado y una espiración forzada en la que los músculos abdominales se contraen activa y rápidamente empujando el diafragma hacia los pulmones como si se tratara de provocar la tos. Tras completar un ciclo de unas 20 respiraciones (exhalación e inhalación) forzadas y rápidas retenga el aliento sin esfuerzo y realice dos o tres respiraciones completas.

Fuente: www.enbuenasmanos.com

Una taza de café

“Está demostrado que la cafeína es eficaz para mejorar el rendimiento en el ejercicio. Una taza de café puede ser ideal para antes de entrenar. Una pequeña cantidad de cafeína es todo lo que se necesita para obtener los beneficios”.

Daniela Urdaneta, nutricionista y dietista.

“Para tener más energía, es conveniente realizar actividades que nos permitan hacer una conexión-cuerpo mente, como el yoga o el tai chi, al menos dos veces a la semana. También es aconsejable aprender reiki –una práctica de armonización natural de origen japonés- para hacerse su propio tratamiento bioenergético. Además, se aconseja sonreír: aunque incluso pueda ser forzado al principio, luego será agradable. Una buena relación familiar también es importante para la salud: Haga las paces con quienes tenga diferencias”,

Maverick Torres, maestro Reiki y constelador familiar.

Destacados:

El cambur, a pesar de que ha sido penalizado en la dieta por su gran cantidad de azúcar, también aporta serotonina, entre otros nutrientes necesarios para hacernos sentir llenos de energía

La falta de energía puede estar relacionada con algo que tenemos pendiente. Revise si hay alguna tarea que ha pospuesto, y hágala. El efecto será instantáneo.

Muchas veces nuestra falta de energía no es física, sino psicológica. A veces no tenemos una motivación. Hay que estar atentos a esto, y también a una posible depresión, ante la que hay que acudir al médico

Hágase un masaje. Si bien esta terapia está muy relacionada con la relajación, también ayuda a activar la circulación, tonificar el cuerpo y energizarlo.