• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

La risa, remedio infalible

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Decir que su sonrisa es hermosa sería quedarme corto. Es una de esas que tienes que ver para comprender. La sonrisa de Daniela refleja juventud y humanidad, pero sobre todo es vida. La de una jovencita de 14 años acostada en la cama de un hospital padeciendo una enfermedad de la cual no tenía mayores detalles. ¿Por qué? Sencillo: Yo estaba allí disfrazado de payaso para sacarle unas risas y saber de su enfermedad podría llevarme a actuar desde la lástima. Y esta era una mañana de humor y amor.¿Qué hacía yo con la nariz roja y unos zapatos gigantes en una de las habitaciones del hospital San Juan de Dios en Caracas?

La organización Doctor Yaso me había invitado a participar en una de sus visitas semanales para llevar una hora de alegría a los pacientes del hospital. Remedio infalible, se ha comprobado que la risa activa el sistema inmunológico, reduce el estrés, promueve los niveles de bienestar y acelera la capacidad del organismo. Entonces ¿qué mejor medicina que una carcajada y unos buenos momentos entre jeringas y pastillas?Pero olvídate de los estudios clínicos.

Acá se trata de Daniela. Y debo ser sincero, también debo hablar de lo que experimenté en el momento que entramos a su habitación. Para mi fue una ligera ansiedad por no tener formación como payaso, pero afortunadamente me acompañaba Keydis Sánchez, voluntaria con amplia experiencia. Para Daniela fue una agradable sorpresa. Apenas comenzamos a improvisar una rutina que incluyó canciones y adivinanzas, ocurrió el milagro: Daniela comenzó a sonreír y a mi se me iluminaba el corazón.Muchas veces se ha dicho que gana más quien da que quien recibe. Ese fue mi caso. En los minutos que pasamos en aquella habitación Daniela recibió todo nuestro cariño pero yo me llevé la imagen de aquella risa donde no había espacio para la enfermedad. O debo ser sincero. El único momento cuando Daniela recordó por qué estaba en aquella cama fue cuando Keydis le dijo “Nos vemos allá afuera” en referencia al día en que le dieran el alta, y pude ver un atisbo de tristeza en sus ojos.

Pero fue un instante, porque inmediatamente volvió la sonrisa llena de esperanza y nos dijo: “seguro que así será”.Como seres humanos tenemos una capacidad innata para el altruismo y la compasión. Ponerlos en acción es la forma más directa para construir el mundo que queremos. Es la labor que cotidianamente, justo ahora cuando lees estas líneas, realizan millones de voluntarios en todo el planeta. Y de ese acto amoroso surgen milagros de vida como la sonrisa de Daniela. Basta conectarse con la bondad que tenemos y entregarla desinteresadamente. Ahora estoy convencido de que la risa es la mejor medicina para el cuerpo. Y no hace falta un chiste o tener un payaso al frente para soltarla. Si decides hacerlo, tienes muchas razones para reír de forma auténtica y terapéutica. Al hacerlo no solo le das una dosis de salud a tu cuerpo y mente, sino que también recargas tu ánimo para contagiar con una sonrisa a quienes te rodean.“Gracias por habernos acompañado esta mañana” me dijeron al terminar los voluntarios de Doctor Yaso. “El agradecido soy yo”, les respondí. “Porque me llevo mucho más de lo que traje”. Entre otras cosas, la sonrisa de una jovencita que sueña con reírse de la vida. 

Si decides hacerlo, tienes muchas razones para reír de forma auténtica y terapéutica