• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

La polifacética Prakriti Maduro

Prakriti Maduro / Mauricio Villahermosa

Prakriti Maduro / Mauricio Villahermosa

Es actriz, directora y escritora, incluso de cuentos infantiles. Actualmente, se luce en Crimen y castigo con el personaje de Sonia Simonovna mientras se prepara para estrenar tres películas en 2015

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

¿Qué quieres ser de grande? “Me gustaría ser presidenta del mundo”, contestó sin dudar Prakriti Maduro aunque su madre le aclarara la inexistencia de ese oficio. Años después, la pequeña fanática de los rompecabezas coquetearía con la actuación y la dirección casi al mismo tiempo. Comenzó haciendo mimos, como parte de una materia extracurricular en el colegio El Placer. “Desde el principio me gustaba inventar las historias, los sketches, y el profesor daba chance de jugar y crear nuestra dirección”, recuerda la actriz de 33 años de edad. También tuvo la oportunidad de dirigir cuando se creó la materia Teatro.

Ya en la universidad, cursando la carrera de Comunicación Social, se interesó en aprender aún más sobre la escritura y adaptación de guiones. “La dirección la mezclo con la escritura porque tienen que ver con la conceptualización de la historia. Me gusta no únicamente contar la historia desde un personaje, que es un camino gigante para contarla, sino ver la historia general, el todo”.

Con una beca para cursar estudios en The Lee Strasberg Theatre & Film Institute en Los Ángeles, California,  tuvo a disposición los equipos necesarios para hacer su primer cortometraje I Wanna Shine en el que utilizó la técnica de animación stop motion. “Es magia. Es hacer que las cosas inamovibles se muevan. Es una técnica muy divertida y ves resultados muy rápido, es otra forma de juego, así como la actuación”. Lo aprendido le sirvió para realizar varios proyectos, incluyendo el video promocional del Festival Viva La Danza 2013, además de impartir varios talleres y cursos donde compartió herramientas prácticas.

Su faceta de escritora la mantiene bastante ocupada por los momentos. Su pieza Guerrera inmortal se estrenará durante la segunda edición de Microteatro que se llevará a cabo hasta el 21 de septiembre. Es protagonizada por Malena González y dirigida por Marcel Rasquin, pareja de la actriz.

 

Una workaholic comedida

Un día de Maduro comienza antes de las 6:00 a. m., organizado de tal forma que le permite participar en muchos planes que le ofrecen libertad de horario. “Hago que los proyectos donde me involucro sucedan y funcionen, pero no trabajo de sol a sol; hay semanas en las que tengo días más relajados que otros y otras donde no descanso”.

Actualmente, su agenda incluye sesiones en el grupo La Fogata de la productora Tres Cinematografía, que reúne a escritores que hacen script doctor; es decir, la lectura y análisis de guiones, por lo general, justo antes de que la película entre en producción para detectarles fallas y reescribirlos. “Es lo que más me gusta hacer en la vida”.

No deja de ir al gimnasio. Ni siquiera durante la exitosa temporada de su monólogo Frida Kahlo: viva la vida, una de sus mayores experiencias sobre las tablas. “Fue un gran aprendizaje. Aprendes a asumir, poner sobre tus hombros toda la pieza, si la función iba mal todo era mi culpa, pero si iba bien, también”, ríe. Interpretar a la pintora mexicana significó una fuerte carga emocional. “Llegó un momento en que estaba deprimida sin saber por qué. No es que el personaje te posee ni esas locuras, pero sí presto mi cuerpo a su tragedia de vida. En una obra, en ese momento, una parte de ti está viviendo eso, está convencida de que a Frida le van a amputar la pierna”.

 

Lo que viene

Prakriti Maduro no para. Entre 2012 y 2013 filmó tres películas que se estrenarán el próximo año. Una de ellas es Tres bellezas, basada en el concurso Miss Venezuela, donde interpreta a la animadora del certamen, tal como las reconocidas Maite Delgado o Chiquinquirá Delgado. En esta historia llena de comedia también actúa como vendedora de productos por televisión.

El próximo año se estrenará Carga sellada, donde interpreta a La Nena. Es una historia de ficción basada en un hecho histórico ocurrido en 2004 en Chile con la llegada de un misterioso cargamento con desechos tóxicos enviado desde Bolivia. Tamara, junto con Luis Fernández, es una historia sobre la abogada transgénero venezolana Tamara Adrián. Es dirigida por Elia Schneider. Allí interpreta a la actual pareja de Adrián.

Para mediados de septiembre partirá a Puerto Rico, donde comenzará a filmar Extraterrestres, una película que trata la historia de dos homosexuales que viven en Tenerife, España, que en su afán de casarse deben luchar contra los prejuicios de la sociedad, incluyendo a sus propias familias.

En televisión también se le puede ver y por partida triple. Culminó  su participación en la novela Virgen de la calle, transmitida por Televen, aunque otros dos canales por cable pasan las producciones anteriores Mi gorda bella y Voltea pa'que te enamores. Próximamente se le verá en una serie de unitarios que transmitirá Televen, llamado Escándalos de la vida, donde comparte con actores renombrados como Miguel de León, Nohely Arteaga y Antonio Delli.

Pese a todos los proyectos, la actriz tiene tiempo para actualizar su página web www.pramaduro.com, subir fotos en Instagram y comentar en Twitter. Aunque la cocina no es lo suyo, asegura que prepara unas ricas arepas con perico, y recientemente leche y harina de almendras que aprendió con las recetas de Sascha Fitness. Formar una familia está en sus planes entre a corto y mediano plazo. “La familia lo es todo y tengo la suerte de que también lo es para Marcel (Rasquin)”.

 

Recuadro 1>

Sobre las tablas

Crimen y castigo es el más reciente proyecto sobre las tablas donde participa Prakriti Maduro. Es una adaptación de Juan Souki de la obra escrita por el ruso Fiódor Dostoyevski. Allí interpreta a Sonia Simonovna, una joven que recurre a la prostitución para salvar a su familia del hambre y la pobreza. “Es un  personaje religioso, que cree que a través de la fe puede conseguir ese perdón y esa vía de arrepentimiento esperanzadora”. Lo que a primera vista pareciera una contradicción, resulta lo encantador del personaje, asegura Maduro. “Me gusta que el personaje tenga ese carácter de calle, tan de ´yo resuelvo´; tiene un aura mágico de ayudar, muy esperanzador”. La actriz comparte tablas con Sócrates Serrano y Carlos Sánchez Torrealba, quienes interpretan a Román Raskolnikov y Porfirio Petrovich, respectivamente. Se presenta hasta hoy, a las 6:00 p. m., en el Centro Cultural Chacao.