• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

La moderna maternidad de Verónica Rasquin

En más de una ocasión se le ha visto representar a la “madre joven” en distintos comerciales

En más de una ocasión se le ha visto representar a la “madre joven” en distintos comerciales

Su rostro es familiar para los televidentes locales desde los tiempos del desaparecido Club Disney. Modelo, animadora y conductora de televisión, Verónica Rasquin se ha dedicado a construir una trayectoria sin estridencias. Aquí describe el balance que ha logrado entre la pantalla y el hogar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Llegan a la locación y, de no ser por algunos rostros sorprendidos ante su presencia, y por las maletas que traen con la ropa para las fotos, pasarían por cualquier familia promedio que va de compras. Verónica Rasquin llega acompañada de su esposo, el locutor Santiago Duarte, y de sus dos hijas: Samantha y Salma, y desde el principio, algo queda claro: ella es tal cual como aparece en pantalla: carismática, elocuente, pero al mismo tiempo serena, con la seguridad y la elegancia de quien sabe cuál es su lugar y su momento. Esa misma actitud es la que la llevó de ser uno de los rostros del programa infantil Club Disney, transmitido a principios de los noventa en Rctv, al programa Son Latino, hecho en Miami y desde el cual entrevistó a leyendas de la salsa, hasta su actual rol como una de las tres conductoras del programa Mujeres en Todo, de Globovisión. Su carrera, al igual que su vida privada, ha estado alejada del escándalo (su momento más mediático se lo dieron las revistas del corazón cuando fue novia de Marc Anthony), y esa, probablemente, ha sido la mayor fortaleza de quien hoy se reconoce como una madre moderna y entregada.

Mamá de comercial. Rasquin no sólo ha figurado como animadora o entrevistadora. En más de una ocasión se le ha visto representar a la “madre joven” en distintos comerciales. Lo de ser mamá –de verdad o de ficción– parece que ha estado presente en su vida mucho tiempo antes de lo previsto: “Desde que tenía nueve años decía que iba a tener cinco hijos, yo vivía en Estados Unidos y cuidaba a los niñitos del conjunto residencial. Al llegar a Venezuela cuidaba a mis sobrinos, mi labor social en el colegio fue trabajar en un kinder, así que soy la propia Susanita”, cuenta la madre de Samantha, de seis años, y Salma, de tres: “Samantha es como Sheldon, de The Big Bang Theory, es un cerebrito, muy serena, pero no le tiene miedo a las cámaras, es muy segura de sí misma, es la niña ideal, hace caso, no se sale de las reglas, más bien le fascinan. En cambio Salma es espontánea, habladora, carismática, es la que rompe las normas. Entre las dos se equilibran muy bien porque ser  rígida no es tan bueno y Salma ayuda a que su hermana mayor se relaje un poco, pero por otro lado seguir las normas a veces es lo correcto y Samantha ayuda a que su hermanita siga la línea”, cuenta orgullosa. Su rutina diaria se divide entre llevar a sus niñas al colegio, hacer el programa de televisión en la mañana, entrenar durante una hora en el gimnasio, y pasar el resto de la tarde con sus hijas. Confiesa estar en un buen momento personal, en el que sus roles de madre y profesional están perfectamente equilibrados, lo que significa un reto ganado para los tiempos que corren.

Actualmente, Rasquin comparte la conducción del programa matutino Mujeres en Todo, transmitido por Globovisión, junto a Marisabel Párraga y Alba Cecilia Mujica. Allí se encarga de la sección de espectáculos, y aunque pudiera pensarse que su trabajo implica una extenuante agenda de eventos y relaciones públicas, lo cierto es que esta comunicadora tiene otras prioridades: “Lo bueno del programa es que cada una está casada y tiene sus hijos, así que el trabajo no es nuestra vida, tenemos otras cosas importantes que hacer”. A ella el mundo de la comunicación y el entretenimiento le resulta cercano, no sólo por su propia experiencia, sino por la de su madre, la reconocida periodista Leda Santodomingo. De ella dice haber aprendido que sí era posible ser una profesional exitosa y una madre dedicada, algo que ella espera estar replicando en su propia vida: “Quisiera ser tan buena madre como la mía. Ella siempre nos dedicó tiempo y me enseñó el no tener que abandonar la profesión para ser madre, así que yo trato de seguir su ejemplo”.

Crisis superada. Si bien Verónica Rasquin ha sabido llevar su vida personal alejada del escándalo, el año pasado le tocó enfrentarse a los comentarios y rumores de divorcio. Se trató de un momento en el que la protección hacia sus hijas estuvo por encima del revuelo mediático: “Era un problema muy personal y tratamos de mantener a los medios lo más alejados posible no tanto por nosotros sino por las chamas. Más allá de eso, lo que tuvimos fue una crisis de pareja que se resolvió con comunicación y ayuda profesional. Santiago y yo tenemos 14 años juntos, y en ese tránsito tienes momentos muy buenos y otros no tanto. Eso le puede pasar a cualquier pareja, nos pasó a nosotros y en ese sentido seguimos creciendo. La salida más fácil es el divorcio, pero yo creo en la familia y hago todo lo posible por buscar las cosas que nos unen”.

Una canción para…
Comenzar el día: Que bonita es esta vida, de Jorge Celedón

Entrenar: Party out of bounds, de B-52’s

Seducir: Free love, de Depeche Mode

Levantar el ánimo: Where is the love, de The Black Eyes Peas

Bailar con sus hijas: Locked out of heaven, de Bruno Mars

Piense rápido:
Su ritual favorito con sus hijas: Ir al parque.

El mejor regalo: Mis dos muchachitas.

Su momento más vergonzoso en la TV: La primera vez que narré en vivo, fue un avance para el noticiero de Televen, y al terminar dije “celevén”. Yo me mantuve con tanta seguridad, que creo que la gente no se dio cuenta.

¿Todavía le siguen preguntando por Marc Anthony? Siempre. Fue el novio con el que menos duré, ¡y es por quien más me preguntan!

Verónica en las redes
En Twitter: @rasquinv
En Instagram: rasquinv