• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

La moda venezolana que cautiva afuera

Diseño venezolano que sedfuce al mundo | Atuendo de Lisu Vega

Diseño venezolano que sedfuce al mundo | Atuendo de Lisu Vega

Desde tres órbitas distintas —Londres, Miami y Nueva York— cuatro talentosas diseñadoras, Lisu Vega, Liz Black, Mónica Sordo y Jessie Dib, conquistan otras periferias, se alzan con premios de diseño, les hacen reseñas en importantes revistas y consiguen que sus piezas las lleven desde Lady Gaga hasta Tyra Banks

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Liz Black

La vanguardia en las formas

 

Las líneas que delimitan otras siluetas, esas que reimaginan el cuerpo y crean una nueva anatomía. En su audacia en los trazos, cortes y puntadas la diseñadora de moda venezolana establecida en Londres, Liz Black, se propone, colección tras colección, hacer exploraciones en un patronaje que experimenta con nuevos marcos y volúmenes en la mujer. “La silueta femenina se ha desarrollado en la historia, pero todavía puede adquirir nuevas formas”, cuenta convencida. En cada temporada se reta a sí misma para corroborarlo.

Es un concepto avant garde con el que ha conseguido la mención de Vogue Talent de Vogue Italia, que le ha valido en algunos casos una exposición mediática global como cuando Lady Gaga lució su famoso “circle dress” y que se vende en boutiques de Hong Kong, Vancouver, Al Khobar (Arabia Saudita), Shanghái y Londres.

“Mis propuestas son modernas. El futuro es hoy. Mis diseños tienen un estilo futurista que miran al presente”. Ha sido su riesgo el que la ha llevado por nuevos caminos de alfileres y costuras. “Cada colección es el resultado de una investigación completa. Siempre desarrollo una silueta máster en la que trabajo alrededor de dos meses. Luego ese diseño lo traduzco en looks que guardan muchas semejanzas, algunos más complejos en su construcción y otros más simples, pero siempre en una propuesta contemporánea y futurista”.

Con su más reciente colección Insecta Prodigiosus reevalúa el cuerpo femenino desde un estudio entomológico. “Me inspiré en los insectos más raros y bellos. Su anatomía y diversidad de colores me cautivaron, especialmente sus carcasas, ojos y antenas”. Así, desarrolló la morfología de una mujer insecto en las que hay referencias a elementos como maxilas, cutículas y ocelos en las formas definidas en los patrones. Utilizó textiles y microfibras modernas como cueros fluorescentes teñidos con pigmentos especiales, jersey scuba que tiene una textura de submarinismo, neopreno, algodón y organza de seda.

“Aprecio estar rodeada por tanta variedad y exceso de información y miro otras cosas diferentes a la moda como un museo de ciencias, una instalación artística, la arquitectura antigua, el teatro y la ópera. Uso toda esa sobresaturación de información en conjunto con mi investigación y desarrollo de mis propias siluetas para proponer mi propia vanguardia”. En una apuesta conceptual que se adelanta al futuro.

@lizblackfashion

 

Lisu Vega

El color como intuición

 

La tela no es más que un lienzo al que lo devora el color hasta consumirlo todo. Desde tonalidades absolutas hasta composiciones y mixturas cromáticas que son una suma de pintura, fotografía, diseño gráfico y collage, la diseñadora venezolana radicada en Miami, Lisu Vega, ha creado un discurso colorimétrico y plástico con cada uno de sus estampados. “Mi obra está relacionada con el arte y cómo el arte ha impactado en mi vida. Quiero hacer piezas que no solo puedan estar expuestas en una galería, sino diseños que cuando las mujeres los lleven puestos puedan intervenir con arte en donde estén”.

Sus creaciones se han exhibido en muestras en las ediciones de Art Basel en Miami y se consiguen no solo allí sino en Los Ángeles, Nueva York y Ciudad de Panamá. Pisaron este año la pasarela de la Gran Manzana en los días de New York Fashion Week y le valieron convertirse este año en la diseñadora oficial de Eastern Air Lines cuando se alzó con este premio en una competencia en el Miami Fashion Week; esto la elevará a las alturas al diseñar los uniformes de toda la tripulación de vuelo.

“En mi trabajo me gusta ese éxtasis de lo inesperado, de no saber lo que va a pasar. Mi creaciones se forman a la deriva”, da cuenta la diseñadora de su proceso creativo, ese con el que hace exploraciones de formas y colores en grafismos que salen después de muchos ensayos de técnicas distintas. Cada uno de sus patterns es la resolución de muchas pruebas, pero también del instinto, de lo espontáneo, de lo imprevisto, de lo que ocurre en el instante con el estampado y la tela.

En The Beast, su colección Primavera-Verano 2015, Vega se inspiró en La Bestia, el tren de carga que va de Guatemala a México y que lleva a cientos de inmigrantes en los techos de los vagones. “Cuando te vas de tu país, te quedas con recuerdos que ya no existen. La familia como columna vertebral empieza a sufrir y se convierten en barreras en las que cada uno queda preso de su propia historia”.

Estampó paillettes y terciopelos texturizados, usó algodón, lycra y piqué en vestidos camiseros, maxichalecos, ponchos asimétricos y pantalones con grandes bolsillos.

Así, desde los drapeados experimentales en colores sólidos hasta los prints compositivos que son parte de su marca, ha creado un discurso en la moda que se sustenta en la plástica, la fragmentación gráfica y la mixtura de técnicas que gestan motivos con mucha sensibilidad. “Yo lo que quiero es hacer fashion art”. Y convertir la calle en una gran galería.

@lisuvega

 

Jessie Dib

De la pureza a la abstracción

 

Desde una exploración por las formas, la suspensión y la composición, Jessie Dib, diseñadora de accesorios establecida en Nueva York, crea su propio teorema de la modernidad. Es su estudio de los volúmenes, el balance y el color el que arroja como resultado piezas vanguardistas en un discurso minimalista que se sustenta en materiales alternativos como el acrílico, el bronce, el cobre y la madera. “Como diseñadora estoy mirando hacia la evolución, he decidido tomar mis diseños y crecer con ellos”, explica acerca de su convicción.

Algunas revistas como Elle y Vogue Latinoamérica han mencionado su marca. No es poco que, además, la supermodelo Tyra Banks le dijera a su estilista: “Find this girl! I love her stuff” (“¡Encuentra a esta chica! Amo sus piezas”). Así, luego del contacto, Banks lució los collares de Dib no solo en el primer capítulo, sino en varios episodios más de la temporada 21 de America’s Next Top Model.

Sus collares apuestan por un lenguaje de cortes puros y líneas simples, una propuesta que desafía una nueva geometría desde sus partes tanto como desde su articulación. Detrás de ese tratado modernista y de simplicidad de sus accesorios hay mucha complejidad, un concepto pendular, móvil y escultórico que resuelve con armoniosas y abstractas asimetrías.

“Mis joyas son cada vez más industriales. Para mí es muy importante cómo cuelgan, por eso a veces paso horas montando y desmontando cada collar muchas veces hasta crear un impacto visual con cierta coherencia. Es un punto clave”, asoma sobre su proceso creativo. “Es como un rompecabezas, no solo es cómo encajan las piezas juntas, sino cómo encajan unas al lado de otras y cómo cuelgan entre sí. El efecto que crea al ojo las formas al suspenderlas es parte de lo que hace que sean interesantes visualmente”.

Suya es una firma urbana y avant garde que toma de la arquitectura y la escultura. “Me gusta mucho el trabajo de Rafael Barrios, Daniel Buren y Frank Lloyd Wright. Me gustan los ángulos, la geometría y el impacto visual que crean sus líneas”. Joyas modernas en un discurso de abstracción geométrica y absolutamente industrial.

@jessiedib

 

Mónica Sordo

El constructivismo moderno

 

En un discurso escultórico e industrial que se obsesiona por los volúmenes, la estructura y las dimensiones, la diseñadora  de joyas en Nueva York, Mónica Sordo, crea piezas para una amazona de la ciudad, una guerrera de la metrópolis, la heroína de una épica urbana. Un concepto de “joyería armadura” que explora escalas y proporciones contundentes en diseños que evocan a mujeres poderosas de la historia y la mitología, pero en conceptos constructivistas y arquitectónicos. “Yo miro el pasado porque me gusta mucho la arquitectura art déco, sus volúmenes y ángulos, pero lo traduzco en piezas futuristas”, explica la diseñadora.

Las creaciones de Sordo han brillado en editoriales de moda. Top models como Coco Rocha y Adriana Lima o la actriz Olivia Wilde las han llevado en revistas como Elle, Interview, Harper’s Bazaar. Se consiguen en prestigiosas boutiques como Fivestory en Nueva York y es parte de la lista de diseñadores que figura en la web de lujo www.modaoperandi.com.

Poco tiempo ha necesitado para construir un lenguaje de líneas geométricas, en diseños de grandes formatos, siluetas volumétricas y modelos tridimensionales que examinan las formas desde la construcción, el peso y la rigidez. Siempre con el cuidado y la precisión en los cortes, las escalas y la ergonomía. Cada una de sus joyas es el resultado de muchos trazos y rayas en el papel. “Dibujo mucho y el dibujo siempre evoluciona. Los bocetos me ayudan a entender muy bien la pieza desde todos sus ángulos y a definir las proporciones”, indica.

Una firma de costume  jewelry que se alinea con las últimas tendencias y que crea colecciones pequeñas, pero con conceptos fuertes y poderosos que se sustentan en piezas contundentes como chokers rígidos, cuffs o brazaletes de grandes tamaños y anillos tipo puzzle, como sus más recientes líneas Kavanagh y Anuket. “Kavanagh es una extensión de mi colección Empire y está inspirada en un edificio art déco que queda en Buenos Aires. Anuket tiene una inspiración egipcia”. Todas las joyas están elaboradas en bronce con baños de oro amarillo y blanco de 24 quilates, así como baños de rutenio y rodio.

Desde un planteamiento contemporáneo, apuesta por piezas lujosas y modernas, con cierta rebeldía, que también toman referencias de las grandes metrópolis y el streetwear, pero que evocan las alhajas de la soberana de un imperio o la princesa de una tribu. Joyas en la imaginaria de una guerrera de la urbe, de una mujer de hoy.

www.monicasordo.com