• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

El kilometraje de los que más saben

Corredores | Archivo

Gracias a sus consejos y motivación, sus pupilos se sienten inspirados para correr tras un objetivo, ya sea llevar una vida más saludable, lograr un maratón o subir al podio. Acá comparten algunas recomendaciones y parte de su experiencia basada en el compromiso y la perseverancia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Paciencia, tolerancia y saber escuchar

Una mano de seda y otra de hierro. Es lo que se amerita para ser entrenador, además de un gran conocimiento del área fisiológica, buen manejo de grupos y saber afrontar las emociones de los deportistas. Lo sabe y sostiene Fedor Hernández, profesor de educación física con una maestría en fisiología. Desde hace año y medio se desempeña como entrenador en Caracas Marathon Runners, agrupación que se ha convertido en una familia de 18 corredores.  Hay quienes se han acercado al club para sentirse más saludables, por razones estéticas o para mejorar su tiempo en las competencias. “Hay que saber manejar esa diversidad y tratar con heterogeneidad a las personas. Amerita, además, paciencia, tolerancia y saber escuchar”.

Para quienes incursionan en el mundo de las carreras, recomienda definir su objetivo: si corren para sentirse mejor, bajar de peso o participar en una carrera específica. A continuación, se debe buscar un entrenador especializado y con la experiencia para saber dirigir el entrenamiento. “Él es el epicentro, debe tener el conocimiento necesario”. También es requisito fundamental realizar la evaluación médica que incluya el perfil cardiológico y el fisiológico, de ahí, por ejemplo, saber si amerita la ayuda de un nutricionista u otro especialista.

Son infinitas las anécdotas durante su oficio de entrenador. Controlar el miedo de un corredor ante el reto de los 21 o 42 kilómetros es una de ellas. “Días antes de la carrera, saber controlar la ansiedad, el temor, es fundamental. Allí hay que recordarle la película de entrenamiento que hizo. Hay que saber manejar todas las variables”. Entre los corredores, en especial entre quienes se inician, no faltan las excusas para desertar. “A quienes están comenzando hay que enamorarlos de la disciplina, hablarles de los beneficios del deporte para su salud física y psicológica. Ayuda mucho el grupo y la camaradería, el apoyo, aunado con el trabajo progresivo. Caminar y correr, luego correr y caminar. Llega un momento en que solo se corre”. Una persona que está comenzando basta que lo haga de 3 a 4 veces por semana y alternar con el gimnasio u otras actividades para fortalecer.

Su trabajo requiere de la supervisión y control para evitar que el atleta caiga en excesos y lesiones. “La satisfacción es fundamental. Ahora se ha identificado más al atleta con el entrenador, y es satisfactorio cuando lo toman en consideración y se valora el trabajo”. 

Twitter @caracasmarathonrunners


Correr con felicidad

Una comunidad para ser felices. Así definen Mariana Mata y Nayari Rossi su proyecto Chicas que Corren. Ambas son periodistas, egresadas de la Universidad Central de Venezuela, que encontraron en las carreras una excusa para hablar de su experiencia como mujeres. “Nos dimos cuenta de que la comunidad de corredores en las redes sociales es muy grande, pero no había nada dirigido a mujeres, especialmente a aquellas que quisieran empezar a correr”. Durante tres años se han esforzado en tratar temas muy propios del género como la falta de tiempo para entrenar, los dolores de vientre durante los ejercicios y hasta consejos para correr después de dar a luz.

Aunque su objetivo era compartir información a través de la red, el auge que tuvieron en la 2.0 —más de 13.000 seguidoras en Twitter y 2.000 en Facebook—  cambió el proyecto. “Nos pedían correr. De ahí comenzamos con las actividades de entrenamiento que complementamos con sesiones de yoga o estiramiento”.

Últimamente los encuentros se han centrado en ofrecer información que las mujeres que corren deben saber, incluyendo a nutricionistas o conversatorios sobre la obesidad o la maternidad saludable a partir del cuidado propio. Toda la información está consultada con un equipo de expertos que las acompaña, como nutricionistas, fisiatras, otros. “El blog está muy asociado a nuestra experiencia personal, pero aprovechamos las herramientas de periodismo porque queremos llevar un mensaje responsable”, agrega Mata.

En su experiencia, hay errores que suelen cometerse al entrenar, principalmente por falta de información. Solo correr es uno de ellos, pues se debe complementar con ejercicios de fortalecimiento o flexibilización, recomiendan. Correr con los zapatos e indumentaria inadecuada también es erróneo. Para hacerlo en espacios de superficie dura se necesita un zapato con amortiguación que evite las lesiones. Tampoco se deben llevar koalas, bolsos pesados y ropa de algodón. La hidratación es muy importante al entrenar  y no necesariamente se debe hacer con agua. Existen bebidas para deportistas que permiten recuperar de forma más rápida las sales perdidas.

Correr maquillada es otro error porque al sudar se abren los poros que absorben esos químicos. Lo mejor es usar únicamente el protector solar. Tampoco se debe entrenar en ayuna, pues se pierde masa muscular. “Hay gente que cree que para tener una vida saludable hay que entrenar cuatro horas al día o vivir en el gimnasio, cuando realmente puede ser más fácil si tienes la información correcta. Si solo puedes entrenarte tres días a la semana, entrenas ese tiempo, pero sé constante. Eso sí, hay que disfrutarlo, eso es lo importante”.

Blog: www.chicasquecorren.net

Twitter: @chicasqcorren


El guía de los élite

Cuando Yolimar Pineda, primera mujer venezolana en clasificar a unos Juegos Olímpicos, cruzó la meta a las 2 horas 41 minutos en el Maratón de Róterdam, Luis Arias rompió a llorar. Luego de agradecer a Dios, tomó una foto, la abrazó y la cargó, debido a lo adoloridas que estaban sus piernas.

Entre sus satisfacciones como entrenador también se encuentran las hazañas de su hermano Lervis Arias: 3 medallas de oro en los Juegos Deportivos Nacionales Yaracuy 1997, 3 medallas de oro en los Juegos de Cojedes 2003 y 3 medallas de oro en los Juegos Deportivos Nacionales 2011. El tachirense Pedro Mora, otro de sus pupilos, también clasificó a los Juegos Olímpicos de Londres con un tiempo de 2 horas 14 minutos en Estados Unidos.

Para Arias, además del compromiso, la responsabilidad y la perseverancia, es fundamental la relación entre el atleta y el entrenador. Juntos deben estar dispuestos a resolver las dificultades que se presenten. “El entrenador debe saber cómo es el atleta en lo personal y entablar una comunicación abierta y franca. Así puede investigar su situación, desde cómo reacciona ante una lesión hasta fallas en la alimentación. Es una relación padre e hijo. Sin eso es muy difícil el éxito”.

Arias y sus deportistas han encontrado en la religión cristiana un punto de conexión que les ayuda a motivarse para sus metas y proyectos. “Somos creyentes. Dios nos ayuda a lograr lo que queremos”.

Como entrenador, muchas veces debe estar lejos de casa, incluso fuera del país, por lo que agradece la paciencia de su esposa y tres hijos. También le exige organización del tiempo. La preparación de corredores élite requiere entre 13 y 14 entrenamientos semanales. El trabajo en la pista comienza a las 5:00 a. m. y termina a las 9:00 a.m. Una o dos veces por semana se complementa con el gimnasio o la piscina, ya que en el agua se hace un trabajo que no se logra en el asfalto. A su vez, realizan ciclismo, estacionario o rotativo, aunque no más de 60 kilómetros.

Cuando son atletas élites, las mujeres se hacen más fuertes, asegura. “Es un mito que sean un sexo débil”, cuenta, y explica que el plan de entrenamiento del atleta debe enfocarse en el objetivo que él quiere alcanzar, no en el entrenador. “El atleta es un ser humano, con familia, trabajo, responsabilidad. Todo eso debe ser tomado en cuenta por el preparador. También es importante consultar a un médico deportivo que descarte cualquier problema de salud, pero lo más importante es tomarlo con calma y fijarse metas a corto, mediano y largo plazo”.

Arias tiene la responsabilidad de esperar en la meta a sus pupilos. Sin embargo, desde hace cuatro años ha calmado esa ansiedad y confía en la experiencia y trabajos desarrollados, por lo que a veces asisten solos a varias de las carreras. “Apenas crucen la meta me envían un mensaje de texto”, señala, aunque desde temprano esté consultando las páginas web para conocer el resultado. “Ellos dicen que cuando estoy se sienten mejor, pero también les ayuda saber que estoy esperando ese mensaje o esa llamada. Cuando son derrotados estoy ahí para decirles: ‘Levántate, vamos adelante’. Cuando ganan y logran su objetivo digo: ‘Na'guará, lo logramos’. Agradecemos a Dios y pensamos que ha valido la pena el esfuerzo”.


Una labor humana

Federico Pisani ha estado vinculado al deporte desde niño. A los 15 años de edad pertenecía a la Selección Nacional de Escalada. También se desempeña como entrenador de esta disciplina, bicicleta y de carreras. Es biólogo de profesión con un gran interés por la fisiología del ejercicio. De hecho, durante su especialización en la Universidad Simón Bolívar se dedicó a estudiar este proceso en las aves migratorias.  Maneja a un amplio espectro de corredores: desde el que quiere practicar la actividad únicamente para sentirse más saludable hasta el que quiere mejorar su tiempo o participar en una carrera.

Para Fuco, su sobrenombre desde la infancia, la tarea del entrenador es profundamente humana. “Uno trabaja para desarrollar los atributos atléticos físicos y mentales de una persona”. Para ello, recurre a una serie de herramientas psicológicas específicas que hay que dar al atleta para soportar series duras, por ejemplo.

El grupo de corredores, como un evento social, aporta para que la gente pueda mantener su motivación elevada. “No es una tarea fácil”, asegura. A las 5:00 a. m. suele comenzar su entrenamiento. Su día debe estar organizado de tal forma que pueda cumplir con sus diferentes trabajos, incluso sus labores en una fundación para el desarrollo de deportes de montaña, que entre sus proyectos incluye la construcción de un nuevo parque de escalada.

Como entrenador se encarga principalmente de hacer correcciones de técnica de carrera, con evaluaciones que hace semanalmente. También de la planificación del ejercicio, cómo organizarlos y las diferentes sesiones de entrenamiento a lo largo del año. Todo ese trabajo puede tardar incluso hasta las 3:00 a. m. Entre sus sitios favoritos en Caracas para correr se encuentran El Cortafuego en el Ávila, Parque del Oeste, Parque del Este, Los Caobos, parque Vizcaya y las pistas en la UCV.

Para un corredor, lo más importante es la fuerza. “La carrera es una forma de locomoción muy estresante desde el punto de vista mecánico, es una especie de sucesión de saltos. Esto la hace un deporte con una alta tasa de lesiones por sobreuso”. Por ello, recomienda un buen programa de preparación física o adecuación atlética para reforzar las estructuras del organismo, con el fin de recibir las enormes cargas del entrenamiento.

Cooperar en su preparación a Maickel Melamed ha sido toda una experiencia y una lucha constante. Los inicios fueron difíciles, pero el tiempo y la dedicación lo llevaron a lograr las metas planteadas, incluso en el Maratón de Nueva York. “Cuando Maickel me confesó que entre Óscar, su fisioterapeuta, y yo habíamos cambiado su calidad de vida, que ahora podía recorrer las calles por sus propios medios, me conmoví. Vislumbré, por decirlo con la mayor precisión, cómo mi tarea puede generar un gran impacto en la vida de los demás”.

Para Pisani, su mayor reto como entrenador está en que el atleta mejore cada vez más sin lesionarse. “Si un atleta logra bajar los tiempos consistentemente a lo largo de los años y con una mínima tasa de lesiones es un gran logro”.

“El entrenador es el capitán del barco. Ante todo, el atleta debe sentir confianza, debe creer en el plan. Y eso se gana con referencias, con el trabajo de todos los días y con resultados. El entrenador debe forjar un liderazgo porque tiene una idea en macro de a dónde quiere llegar, qué estrategias va a emplear y en qué tiempo quiere conseguir sus objetivos. Debe ser inteligente y tiene que estudiar mucho, tener la capacidad de reconocer sus errores y tener la creatividad y conocimiento para corregirlos”.

Página web: www.ejercicioesmedicina.com

Twitter: @Fuconei

Algunos clubes de corredores en Caracas

Soy Maratonista

Twitter: @SoyMaratonista


Runners Venezuela

Twitter: @RunnersVzla


4 Elementos

Twitter: @4ElementosClub

Facebook: Club de Corredores 4 Elementos


Baruta Runners

Twitter: @Baruta_runners


Eco Runners

Twitter: @EcoRunnersVE