• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

La fresca propuesta de Laura Guevara

En su familia no hay músicos, pero sí gente que toca instrumentos | Foto: Mauricio Villahermosa

En su familia no hay músicos, pero sí gente que toca instrumentos | Foto: Mauricio Villahermosa

Las redes sociales han sido las principales promotoras de un talento musical que parece multiplicarse. Como solista, con Desorden Público, Rock and Mau, homenajeando a Gualberto Ibarreto y hasta con la orquesta de Andy Durán, Laura Guevara demuestra un arrojo artístico que no conoce límites. La cantante más postulada de los premios Pepsi Music de este año habla sobre su primer disco en estudio y los detalles de una carrera en ascenso

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No hay manera de que no se haga notar. No porque pretenda llamar la atención, sino porque hay algo en ella que parece escapársele en todas direcciones. Vitalidad, quizás, aunque el contraste entre la cabellera naranja, la piel pálida y los ojos verde amarillentos también podría tener mucho que ver. Saluda con la espontaneidad de quien sabe romper el hielo y desde la primera pregunta hasta el final de la entrevista se dedica a hablar profusamente, con detalles, con todo el cuerpo; tanto, que a veces pierde el hilo de su propia respuesta. Las clases de música, canto, ballet, danza y teatro de años forman parte de su repertorio gestual cotidiano. Laura Guevara es una niña deseosa de experimentar el mundo y de no perderse de nada en un cuerpo adulto que canta, cuenta y baila.

El arte como mandamiento

En su familia no hay músicos, pero sí gente que toca instrumentos, explica ella. También son personas para las que la cultura es un valor inalienable: su mamá, Marta De La Vega, profesora universitaria, investigadora y crítica de arte vino desde Cartagena, Colombia, a echar raíces en Venezuela. Su padre, Manuel Guevara, es un ingeniero eléctrico que le enseñó a bailar y a apreciar el arte de la contemplación de la belleza: "Vengo de una casa donde la cultura es muy importante. Desde pequeños a mi hermano y a mí nos han expuesto a la música del mundo. Cuando viajábamos, íbamos a los museos y cuando se lo contaba a mis amigos les parecía aburrido. Me preguntaban qué me había comprado, ¡y yo no me había comprado nada!", cuenta hilarante. El aprecio por el arte y la intelectualidad hicieron de ella una niña con intereses elevados: "Por momentos era muy tímida, pero me gustaba hablar con los adultos. Mi mamá hablaba de las raíces de las palabras en griego, por ejemplo, así que mi manera de hablar era distinta a la de otros niños".

Además de su entorno familiar, la educación formal tuvo una influencia fundamental en su formación artística. Estudió en el colegio caraqueño Emil Friedman y a partir de ahí comenzó una vorágine de experimentación artística que no se ha detenido hasta hoy: "En el colegio había un respeto por la música venezolana. Te enseñaban a tocar cuatro, hacíamos danzas tradicionales todos los años. Te enseñaban a ser un espectador, algo que hace falta igual que los creadores. Toqué violín, vi clases de pintura, cerámica. Canté en las gaitas del colegio, tuve una banda de rock, pero nunca vi la música como una posible profesión".

Un feliz descubrimiento

Al terminar el bachillerato, se decantó por la Universidad Central de Venezuela para estudiar Artes, al tiempo que se formaba en ballet, danza tradicional y percusión afrovenezolana. Formó parte de una banda de reggae en la que hacía los coros, al igual que a los 14 años cuando estuvo en la ScholaCantorum, pero con menos timidez que en esa primera oportunidad (la tuvieron que meter en clases de teatro porque cuando le pedían que hiciera solos, se aterraba): "En la banda de reggae descubrí que quería expresarme a través de la música. Descubrí que me hacía feliz cantar".

En los dos últimos años de sus estudios universitarios comenzó a participar como intérprete en distintos eventos de la ciudad a los que era invitada. Empezó a subir los videos de sus presentaciones a Youtube y allí inició una carrera como solista en la que apenas tiene cuatro años, pero en la que ha vivido el vértigo de interpretar junto a grandes nombres de la música venezolana: "Soy muy curiosa y he aprovechado todas las invitaciones para descubrir cómo me desempeño en esas áreas. He cantado rock, boleros, música tradicional venezolana, música de la Billo's. Eso me ha ayudado a calar en diferentes públicos. Quiero volverme cada vez mejor y esas invitaciones son una clase. Gracias a esas colaboraciones he generado una red de amigos y nos apoyamos entre todos".

La cantante caraqueña tiene un inventario emocional de cada una de sus presentaciones; sin embargo, enumera las más sentidas: "El homenaje a Gualberto Ibarreto fue muy conmovedor. Yo había chocado un día antes del ensayo y llegué muy insegura. Me sentía como un pollito en medio de esos caballos, pero la música hizo que trabajara para entregar todo el corazón en la tarima. En la presentación con Desorden Público en Barquisimeto, ellos me hicieron sentir especial. La gira con Ensamble Gurrufío, llamada Seguros de lo Nuestro, fue un gran aprendizaje para mí".

No obstante, dice, el mayor clímax ocurrió durante la presentación de Rock and Mau en el Aula Magna de la UCV, en diciembre de 2014. Cantar en el recinto más importante de su casa de estudios, junto a muchos colegas músicos que se iban del país, le generó una mezcla de sentimientos que al final se transformaron en lo que llama una epifanía: "Antes de empezar, ya estaba llorando. Cantar en el lugar donde había recibido mi título, la gente coreando temas venezolanos. Fue un momento de reflexión sobre el país. Sentí que toda la sensación de desesperanza era algo momentáneo. Vi la posibilidad de tener al país en el que todos cabemos y todos tenemos voz".

Territorios por conquistar

Si bien la carrera de Laura Guevara se vio impulsada por Youtube y las redes sociales, la existencia de un disco serviría aun más para mostrar las potencialidades de su propuesta.

Después de una primera producción en vivo, grabada durante su participación en el festival de Cantautores en 2013, ahora toca el turno de escuchar la voz de la cantante y compositora bajo los rigores del estudio de grabación. El disco homónimo estará en la calle a finales de este 2015 y cuenta con la participación de destacados músicos venezolanos: "Son 12 temas y algunos ya estaban en el disco en vivo, otros son nuevos. Tener la experiencia del estudio ha sido una aventura. Este disco es mi bautizo, es mi carta de presentación a todo lo que se viene y lo que quiero hacer. Es como un abanico de colores".

El primer sencillo de su nuevo trabajo discográfico se llama Late y gracias a él obtuvo siete nominaciones a los premios Pepsi Music de este año, lo que la convierte en la artista más postulada de estos reconocimientos a la música otorgados por la votación del público. Otro de los temas es El constructor, del cual se puede escuchar un extracto en un comercial de una empresa de telefonía móvil venezolana: "El comercial lo dirigió Marcel Rasquin y yo le había enviado varios temas porque quería que él me dirigiera un video. Me llamó para decirme que había editado el comercial con mi canción. A la empresa le encantó pero como no estaba lista, tuvimos que terminarla corriendo". El segundo sencillo será Más feliz y el video estará dirigido por Pedro Mercado, el mismo de Late.

En 2015 la cantautora también pudo llevar su música a nuevos territorios gracias a su participación en la Expo Iberoamericana de Música, evento en el que representó a Venezuela junto a Francisco Pacheco y su Pueblo en las ciudades de Bilbao y Madrid, España, aunque su música también se hizo escuchar en Barcelona. El nuevo disco genera en ella la expectativa y el deseo de hacer que sus composiciones se oigan en otros espacios: "Quiero tocar en todo el país. Me gustaría tener el apoyo para hacerlo y mostrarlo en otras partes. Creo que es un disco que va a abrir muchas puertas. Tiene la candidez y las ganas de experimentar. Espero que sea recibido con cariño".

Mientras lo termina, se prepara fuertemente para participar en un musical que será dirigido por Rasquin y del cual prefiere no adelantar mucho, salvo que se trata de una trama familiar muy compleja. Así las cosas, este parece ser el año en el que su carrera despegue definitivamente a pesar de los obstáculos. Su optimismo permea a todo aquel que, como ella, cree en un futuro promisorio: "Este es el momento en el que hay que asumir la responsabilidad de hacer germinar el país que queremos. La música tiene el poder para construir puentes y eso es lo que necesitamos. Estoy comprometida con la responsabilidad de ser influyente y generar un impacto positivo".

En las redes

En Twitter e Instagram: @LaLauraGuevara

En Facebook: La Laura Guevara

Para votar en los premios Pepsi Music, se puede ingresar a www.premiospepsimusic.com

Piense rápido

Nombre completo

Laura Sofía Beatriz Guevara De La Vega

¿En qué es torpe?

Soy bastante torpe. Caminando, diciendo todo lo que pienso.

Una habilidad que la mayoría desconozca

Soy muy buena inventando platos y editando videos.

Un plato que le recuerde a su infancia

El pabellón.

¿Qué escucha cuando está en una cola?

La radio. También compongo. Tengo un cuatro en el carro.

Una manía

Me lavo las manos frecuentemente.

Un hábito

Estirarme.

Un disco que no prestaría

Ninguno de Queen.

Un hecho insólito en la tarima

En Barcelona se montó una recogelatas en la tarima. Me agarró el vestido y me tiró el micrófono.