• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Todo en domingo: Los riesgos de Caterina

"Me han propuesto posar en revistas para adultos, pero siempre digo que no. No es lo que quiero proyectar" / Mauricio Villahermosa

"Me han propuesto posar en revistas para adultos, pero siempre digo que no. No es lo que quiero proyectar" / Mauricio Villahermosa

Comenzó como la voz desconocida que narraba un noticiero radial y llegó a convertirse en una de las animadoras del prime time de la televisión nacional. Ahora es la conductora de VIP Caracas en E! Entertainment Televisión y por primera vez será vista en pantalla como la villana de la nueva telenovela de Venevisión. Caterina Valentino ha dirigido su carrera con la flexibilidad de quien no quiere perderse la oportunidad de experimentar ninguna faceta

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el lobby del hotel, Caterina Valentino pasa fácilmente por una turista. De pantalón y blazer negro, con una franela blanca, lentes oscuros y un carry on de Louis Vuitton, lo único que la delata es una melena leonina ferozmente rizada y un maquillaje impecable que poco tiene que ver con quien tiene que lidiar con el jet lag. Aunque es más bien bajita, su presencia impone. Una vez vestida para la foto, el paisaje cambia: es imposible que pase inadvertida, incluso para los pocos huéspedes que a esa hora se reúnen en la entrada del hotel. Un pantalón amarillo, una falda magenta, una minifalda inmaculada con lentejuelas. Caterina domina su terreno y quiere que el resto sea partícipe. La mujer que alguna vez dio de qué hablar con una valla en la autopista, sabe muy bien lo que desea y cómo conseguirlo.

C de Catia y controversia

Caterina es de Catia. Un lugar que muy poco tiene que ver con los orígenes acaudalados que alguna vez se le han señalado. Sin embargo, sus rasgos y maneras delatan una vehemente influencia italiana de la que se enorgullece. Ese contraste, dice, es lo que la ha convertido en quien es: "Todo lo que viví en Catia fue ganancia, pero sobre todo mi infancia. Amo la Catia donde la gente iba a la plaza y se reunía. La calle Colombia llena de guirnaldas en Navidad. Era un movimiento de gente increíble".

De padres italianos y con cuatro hermanos, aprendió a labrarse su propio lugar en el mundo. Desde que corría con los varones en el bulevar de Catia a escondidas de la protección materna, cuando supo que quería estudiar Comunicación Social y no Ingeniería como su padre le había impuesto, hasta cuando sintió que no deseaba seguir siendo la voz casi anónima de la radio. La radio, la televisión nacional y por cable e incluso el mundo editorial dan cuenta de una carrera marcada por el trabajo, pero también por la controversia.

Convertirse en "la mujer de la valla de la autopista" fue un punto de inflexión en su carrera: "Me preguntaba cómo hacer para darle cara a esta voz, ya tenía nueve años en la radio. Cuando se montó la valla, la gente se preguntaba: 'Pero qué hace poniendo fotos de ella, pero si ella no es imagen'. Todo el mundo me criticaba la valla, pero ahora todo el mundo se las hace".

Con la publicación del libro Valiente corazón, tuvo que lidiar con quienes no creían que fuese la autora, y con quienes le criticaron haber expuesto públicamente un abuso sexual sufrido en la niñez: "Hubo gente que dijo que ahora 'cualquier mujer que está buena' escribe un libro. Lo escribí yo durante tres meses, elaboré cada capítulo. Obviamente cuando la gente llegó a la parte en la que hablo del abuso se preguntaron por qué había hecho eso, y la verdad es que para mí fue catártico. Además, es un capítulo tratado con mucho tacto, donde llego hasta donde debo llegar y con un mensaje claro: los padres deben estar atentos a sus hijos porque 80% del abuso lo lleva adelante un familiar cercano, así que era llamar la atención de la gente sobre este punto, nada más". La obra salió publicada en 2013 bajo el sello de Libros El Nacional.

Aunque mantiene su vida privada bajo llave, eso no la exime de estar en la mira de los que pretenden descifrar el nombre de su compañero. Más de una vez se le ha vinculado con figuras de poder, pero ella no da señas: "Yo solo digo ¡demuéstrenlo! Se dijo una vez que era novia del presidente de la Asamblea y ni siquiera lo conozco. Que era novia del presidente de la Ferrari en Panamá. No me interesa que se sepa en qué ando en mi vida privada; además, creo que la persona que está a tu lado valora eso. Si algún día estoy con una figura pública y no tiene ningún problema en que se sepa, lo diré".

El sudor de su frente

De su paso por la televisión nacional se le recuerda como la animadora del reality show Sudando la gota gorda (que duró tres temporadas) y del programa 12 corazones. En la radio se escucha de lunes a viernes en el programa de actualidad Contigo... Caterina Valentino, transmitido por 88.9 FM, y en el cable es la conductora del espacio Zona Trendy Caracas, por E! Entertainment Televisión. En Colombia es corresponsal de Radio Caracol y escribe para la revista Credenciales, aparte de ser imagen de varias marcas dentro y fuera de Venezuela.

El padre de la comunicadora, un italiano que comenzó su vida como inmigrante en el país vendiendo verduras, le enseñó el valor del esfuerzo diario. Por eso la frase "trabajo duro" es reiterativa en el discurso de Caterina y descarta a los que subestiman su trayectoria o el empeño para construirla: "Desestimo los comentarios sin base. La gente que me conoce, los que trabajan conmigo, mi país, sabe que desde me que levanto hasta que me acuesto yo estoy trabajando. Destaco lo del trabajo duro porque creo que en este momento es importante entender que hay que trabajar las cosas, no te van a caer del cielo; que sí, hay muchas vías, pero la más satisfactoria es la del trabajo. Los grandes logros ameritan grandes esfuerzos. Yo no soy miss, ni salté de la televisión a la radio, no tengo padrinos ni me prostituyo por hacer lo que quiero, así que cuando veo en lo que se ha convertido el nombre de Caterina Valentino, por fin comienzas a ver lo que se cosechó".

Aunque la locutora manifiesta estar abierta a muchas posibilidades profesionales, hay propuestas que de antemano descarta: "Me han propuesto posar en revistas para adultos, pero siempre digo que no. No es lo que quiero proyectar".

En este momento se prepara para la vuelta a la televisión en una nueva etapa: como actriz. Interpretará a la villana Rebeca Villegas en la telenovela Amor secreto, que se transmite por Venevisión de lunes a viernes a las 9:00 p. m. Aun cuando es su primera experiencia actoral, contó con el apoyo y la experiencia del actor y director William Cuao, quien fungió como su preparador para esta faceta.

Mientras tanto, se prepara para el lanzamiento de una línea de accesorios que llevará su nombre: "Fue una idea de mis socias, quienes querían hacer algo con mi marca. Los accesorios se diseñan en Italia y se producen en Brasil y Venezuela. El lanzamiento será en noviembre".

A Caterina Valentino el trabajo no la asusta, más bien parece ser el refugio en el que se siente segura y del que toma la energía para seguir creciendo a niveles insospechados: "Quiero ser como una Oprah. Quiero ser influyente para hacer cambios. Quiero llegar lejos para lograr cambios positivos".

Piense rápido

Nombre completo

Caterina Sinforosa Valentino Paladino (¡no te puedes reír!).

Fecha de nacimiento

9 de febrero de 197... (¿pensabas que te lo iba a decir?).

El plato que mejor le queda

La fideuá de mariscos.

¿A qué le teme?

Al miedo.

¿Qué le causa gracia?

Los niños.

Una palabra que deteste

Injusticia.

Sigue tocando el piano

Sí.

Una mujer es auténtica cuando...

Se permite ser ella.

¿Qué le hace perder el glamour?

La coacción, la injusticia.

¿Una anécdota sobre el escenario?

Estaba presentando al grupo Il Divo y cuando me voy a devolver no encontraba la salida. Ahí estuve como cuatro minutos hasta que me sacaron.