• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

El cuerpo después del embarazo

Madre con su hijo / Marcel Cifuentes

Madre con su hijo / Marcel Cifuentes

Recuperar el peso ideal, reacondicionar la figura y reanudar la vida sexual son algunos de los retos de las mamás tras el alumbramiento. Una gineco-obstetra y una sexóloga ofrecen precisiones y consejos para metas realistas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:



Es muy probable que una mujer recién parida se mire al espejo y no le guste lo que ve. Abdomen flácido, mamas adoloridas y piernas hinchadas son algunas de las quejas más frecuentes.

"Hay que tener presente que el cuerpo tiene que reajustarse después de nueve meses de gestación y que hay procesos que son variables. En una mujer sana, la hinchazón en las piernas es previsible en los primeros tres o cuatro días después del parto porque hay una redistribución de líquidos dentro del cuerpo, y en circunstancias normales eso debería desaparecer al cabo de una semana", explica la ginecoobstetra Alida Flores, de Embarazarte.

También hay mujeres que se asustan con el exceso de piel en el abdomen. "El aspecto final depende de muchos factores; de la genética, del tipo de piel de la mujer, de la cantidad de peso acumulado durante el parto. Lo mismo aplica para las mamas. Si hablamos del abdomen, en la mayoría de los casos y si no hubo sobrepeso, esa piel se retrae naturalmente entre dos y tres meses y la tonicidad muscular puede mejorar con ejercicio". Cuando de perder peso se trata, Flores señala que la manera más fisiológica y práctica es amamantar al bebé. "Con buena hidratación y una dieta balanceada, esos kilos se pierden bastante rápido".

Si se trató de un parto normal, la nueva mamá podría empezar a hacer ejercicios formalmente después de la cuarentena, pero a los 15 días de dar a luz puede empezar a hacer caminatas con el coche. "Para hacer ejercicios abdominales tendría que esperar mes y medio, y podría nadar después de los dos meses", calcula la gineco-obstetra. "Si tuvo una cesárea, no debería hacer ejercicios abdominales antes de los tres meses, tomando en cuenta que hubo cortes de tejidos que están en recuperación".


Mimos que conectan.
Reanudar la vida sexual después del parto resulta una experiencia intimidante para muchas parejas. "En ese período de readaptación física y emocional, muchas mujeres se sienten insatisfechas por cómo se ven, están adoloridas, tienen poco apetito sexual o pueden estar deprimidas o muy cansadas por el cuidado del bebé", explica la sexóloga Michela Guarente. "Las hormonas hacen de las suyas y es muy importante que el hombre sepa esto de antemano, porque cuando no se tiene plena conciencia de estas variables, él puede sentir rabia o desapego hacia su pareja, sentirse rechazado o incluso desplazado por el bebé".

Guarente señala que mientras la mujer se recupera físicamente ­y también para reducir al mínimo la posibilidad de un segundo embarazo enseguida- es aconsejable evitar las actividades sexuales con penetración durante las primeras seis semanas después del parto y sustituirlas por otras formas de intimidad. "Gestos amorosos como besos, caricias, abrazos, dormir o bañarse juntos son acciones que refuerzan la complicidad y el afecto dentro de la pareja y que también se disfrutan", explica. "Poco a poco se pueden ir introduciendo prácticas como la estimulación manual u oral hasta que pueda retomarse la penetración, siempre que sean actividades con consenso".

La experta revela que muchas mujeres tienen temor a ver reducida su sensibilidad vaginal después del parto. "En algunos casos ese puede ser un efecto más psicológico que otra cosa, pero si bien hay músculos pubococcígeos que pueden distenderse en el alumbramiento, podemos indicarle ejercicios de apretar y soltar para reacondicionarlos, e incluso se puede reeducar al cuerpo a sentir de otras maneras. Si esto no funciona y las condiciones lo permiten, pueden hacerse correcciones quirúrgicas", explica Guarente. "Lo importante es que si la mujer tiene mucha ansiedad hacia su cuerpo, siente molestias o ha perdido el disfrute sexual, pueda consultar a un especialista y no se resigne a tener baja autoestima o relaciones poco satisfactorias", indica la sexóloga. Flores sugiere tomarse la recuperación sin estrés.

"Hay tiempo para lo estético, y con buena alimentación, ejercicio y disciplina se puede recuperar mucho la figura. Yo recomendaría ir poco a poco y disfrutar juntos de ese bebé".