• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Las convicciones de Daniela Alvarado

"Yo crecí haciendo televisión, pero hay otras cosas que han ocupado mi vida. Estoy haciendo más cine, que me encanta. Tendrían que pagarme mucho para pasarme siete meses clavada en una novela | Foto: Mauricio Villahermosa

"Yo crecí haciendo televisión, pero hay otras cosas que han ocupado mi vida. Estoy haciendo más cine, que me encanta. Tendrían que pagarme mucho para pasarme siete meses clavada en una novela | Foto: Mauricio Villahermosa

Regresar a las telenovelas no le quita el sueño. Se ha decantado por las tablas, la docencia y la gran pantalla, a la que volverá en septiembre con la cinta El Show de Willi. Aquí comparte los hábitos de un buen actor y qué le haría abandonarlo todo en un parpadeo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando Daniela Alvarado habla del éxito de Jane The Virgin, la serie de Warner que rememora la historia de la telenovela Juana la Virgen, se le enciende un circuito de pura alegría. "¡Me encanta! Ese guion es tan maravilloso que era un tiro al piso". Celebra sin egoísmo el éxito de Gina Rodríguez –la nueva protagonista– a quien no conoce personalmente, pero con quien ha interactuado a través de las redes. "Es una de esas actrices que cuando llora, tú lloras con ella. Una tipa bien centrada, que defiende los derechos de los latinos y que ayuda a hacerle entender a la gente que apoya a Donald Trump que hay espacio para todos. Es una mujer que aprecia sus curvas, y cuando abrazas eso te sientes cómoda".

A casi 15 años de aquella telenovela y de varias otras, Alvarado ha enfilado sus energías al cine y el teatro. Pronto se le verá en El Show de Willi, una película de Fernando Venturini que se estrena en septiembre, en la que interpreta a Carla, la gerente de un canal de televisión. "Es una tipa profesional, muy directa y muy zorra". De igual modo, está participando en el rodaje de Solteras indisponibles, –la nueva cinta de Carlos Malavé –donde encarna a una de tres amigas que están destinadas a correr la misma suerte en el amor. A finales de año se integrará al elenco de una tercera película, sobre la que adelanta que se trata de una comedia romántica en la que será una gitana en todo sentido.

El 22 de mayo cerrará una temporada más de la obra Relatos Borrachos. El año pasado comenzó a dirigir obras de Microteatro de 1 ¼, aunque asegura que aún no se considera directora. "Siendo actriz, entiendo la necesidad del actor de proponer y al final termino cediendo. Tengo que empezar a transmitir que esto no es una democracia", dice divertida. También se ha dedicado a impartir talleres de actuación en los que, así como identifica quiénes tienen una genuina vocación actoral, se ha topado de frente con una sed desmedida de farándula. Enseñar le ha resultado una experiencia retadora. "Yo no estudié para ser actriz: yo me crié en esto y hablo desde allí. No soy educadora como mi mamá, pero recalco que en este oficio se necesita leer mucho, ver mucho y aprender mucho".

¿De qué depende que acepte un papel? "Decido mucho en función de si me gusta el equipo y si la voy a pasar bien. No me gustan los ambientes turbios ni la gente que no se comunica, porque es un trabajo que de por sí es duro". Volver a las telenovelas es lo último que tiene en mente en este momento. "Yo crecí haciendo televisión, pero hay otras cosas que han ocupado mi vida. Estoy haciendo más cine, que me encanta. Tendrían que pagarme mucho para pasarme siete meses clavada en una novela. También estoy clara en que no a todos los directores o los productores les gusta trabajar conmigo porque tengo mi carácter y está bien, no hay problema. Cada quien tiene su espacio y su momento, y con el debido respeto a los compañeros de las novelas que se están haciendo ahorita, yo ando en otra nota". ¿Y si la invitaran a hacer una aparición especial en Jane The Virgin? "¿Qué, te imaginas? ¿Qué películas, ni qué funciones, ni qué talleres de qué? ¡Por favor! En dos segundos me monto en mi escoba como Endora y les dejo a todos el pelero", responde con una carcajada espontánea de las suyas. "Me lanzo".

Declaración de principios

Odio la mediocridad. • Amo con pasión y devoción todo lo que pueda alimentarme visualmente. • Creo que todos tenemos un propósito en la vida; el mío es ser el mejor ser humano posible. • Tengo problemas muy graves con Bradley Cooper (digo que es el padre de mis hijos). • Me enfurece la gente que se cree con derecho a juzgar a los demás. • Quisiera ser más inteligente de lo que soy; admiro eso y me gusta rodearme de gente brillante para aprender. • No me quiero morir sin ver feliz a mi país. Sé que hay que caer para levantarse.