• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

La conquista de la belleza integral

Buscando la belleza integral / Fotografías Ricardo Robles

Buscando la belleza integral / Fotografías Ricardo Robles

Se sabe que el atractivo es un conjunto de aspectos que va más allá de la suerte de tener unos rasgos físicos que cumplen con ciertos cánones. Cinco expertas en diferentes áreas explican cómo se logra el anhelado equilibrio que permite ser hermosa por fuera y por dentro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:


"Una mujer bella es una mujer segura de sí misma, que tiene mente positiva e irradia esa positividad, que es capaz de desarrollarse en muchas áreas, y que se preocupa por salud", así lo resume la dermatóloga Eliana San Juan. Y con eso parece que no quedaría nada más por decir. Pero ¿cuánto queda por hacer para cumplir con todo lo que está incluido en semejante concepto? Una vez comprendido que la hermosura es más que tener una cara bonita, aunque sería tonto negar lo que esto ayuda, ya buena parte del mundo coincide en que lo ideal es conseguir y mantener una belleza integral.

Para quienes saben del tema, esto comienza por tener un estilo de vida saludable. "Una buena nutrición permite que tengamos un equilibrio en el organismo y eso se refleja también exteriormente. Cuando nos alimentamos adecuadamente, nuestro cuerpo obtiene las proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas y minerales que necesita para cumplir sus funciones y para tener la vitalidad necesaria", explica la nutricionista Adriana Ventura. "Si tuviéramos un poco más de conciencia sobre lo que comemos, nos ahorraríamos muchas enfermedades", insiste al recordar que los desequilibrios en la alimentación se reflejan en problemas como el sobrepeso y sus riesgos, al igual que en desórdenes alimenticios que a su vez están vinculados a cómo se sienten las personas interiormente y a la relación que tienen con su propia imagen. "Tener una alimentación equilibrada va a garantizar una piel mejor hidratada, y al consumir los nutrientes que se necesitan, el cabello y las uñas también van a lucir mejor", asegura. Y si a la buena nutrición se le suma el ejercicio, la nutricionista afirma que esto añadirá mucha vitalidad al organismo. "Vamos a tener un equilibrio, incluso anímicamente, porque los alimentos tienen incidencia en las hormonas", recalca la experta en nutrición que insiste también en la importancia de adquirir y mantener buenos hábitos alimenticios para poder ver resultados duraderos. "Las venezolanas quieren resultados rápidos y fórmulas milagrosas, pero debemos tomar conciencia de que la buena alimentación es algo que tenemos que llevar día a día", puntualiza.

Cuestión de armonía.
Joaly Padilla, entrenadora personal e instructora de yoga, opina que últimamente la belleza se está relacionando más con aquello que se obtiene a través de procedimientos quirúrgicos o los alcances de la tecnología para lograr cambios en el cuerpo o en el rostro. Sin satanizar estos adelantos, ella considera que la belleza es mucho más.

"En mi filosofía de trabajo yo parto de la definición de la Organización Mundial de la Salud, que establece que la salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de enfermedad. Y eso también está relacionado con la belleza, pues los hábitos saludables, reír, tomarte el tiempo para respirar, alimentarte saludablemente, ejercitarte, se reflejan en la piel, el cuerpo, el cabello... En la medida en que todas las áreas de tu vida estén en armonía, te sentirás y te verás mejor", asegura. "Muchas veces las personas están muy bonitas por fuera pero su sonrisa y su mirada no dicen eso. Lo más importante es la felicidad, lo demás viene por añadidura. Cuando empiezas a comer bien, a realizar alguna actividad física como caminar, correr, nadar, ir al gimnasio o hacer yoga, se empiezan a dar cambios físicos que son importantes, que van a hacer que te sientas satisfecha contigo misma".

Desde su experiencia como entrenadora, Padilla también observa cierta impaciencia por parte de las venezolanas en obtener resultados. "Es como dicen: para ser bella hay que ver estrellas, y eso se traduce en un compromiso contigo misma. No hay fórmulas mágicas ni atajos. Hay unos pasos que cumplir, que no me puedo saltar. Y sobre todo, hay que creer que somos capaces de alcanzarlo, tenemos muy poca fe en nosotros mismos".

Frente al espejo. "Para ser bella, te tienes que sentir bella", dice Gina Rojas, maquilladora y especialista en química capilar. Pero después de "sentirse bella", queda tarea por hacer, eso no es ningún secreto. "Maquillarse y arreglarse el cabello es esencial. Se ve muy fácil cuando una mujer va una fiesta: puede tener el mejor vestido y los más lindos accesorios, pero si no está bien maquillada y peinada, será invisible".

Su trabajo le permite a Rojas saber que para las venezolanas el cabello es importantísimo. "Pero yo les insisto en que más que preocuparse por seguir determinada tendencia o aplicarse un tratamiento químico, el cabello debe lucir sano; un buen corte o un buen peinado lo que va a hacer es realzarlo. Lo mismo ocurre con el maquillaje, no se trata de disfrazarse, sino de realzar los mejores rasgos", dice quien defiende a capa y espada la importancia de arreglarse a diario. "No hace falta que sea muy elaborado, una mujer debe aprender a realizarse un maquillaje básico ­base, polvos, máscara de pestañas y labial­ que destaque sus mejores atributos, y hacerse un peinado sencillo para no salir a la calle con la cara lavada y el cabello recogido con una pinza". Pero a pesar de apostar por el uso de recursos extras, Rojas insiste en que lo que se debe buscar es realzar la belleza de la mujer con delicadeza. "Hay que olvidarse de querer lucir como las portadas de revista.

Las mujeres reales no salen a la calle retocadas con Photoshop. Hay que apreciar lo que uno tiene y realzarlo, a veces nos empeñamos mucho en querer ser de otra manera". Y con esto no quiere decir que no sea partidaria de los cambios, sino de la pelea que a veces se emprende contra la naturaleza. "En vez de luchar contra tu rizos o tus formas naturales, aprovéchalas y destácalas", aconseja.

Piel cuidada.
"La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, es nuestra verdadera carta de presentación", dice Eliana San Juan desde su consulta dermatológica. "La piel debe lucir sana, saludable, y brillante, y para esto hay que entender que desde la infancia debemos tener conciencia del uso del protector solar, así evitamos a futuro las manchas y la aparición prematura de las líneas de expresión. Además, reducimos los riesgos de la aparición de cáncer de piel porque vivimos en un país tropical", recalca. También recomienda tener como rutina la limpieza del rostro, mañana y noche, para luego aplicar una crema hidratante, además de los productos específicos que requiera el rostro de acuerdo a la edad y tipo de piel. "Asimismo, es muy importante aplicar una hidratante después de baño y usar un limpiador suave que no reseque la piel", dice sobre un hábito que considera tan esencial como cepillarse los dientes. Pero si el consejo no llegó a tiempo y las líneas de expresión y manchas ya se están manifestando, en el consultorio existen diversos procedimientos a los que se puede recurrir. "El láser CO2 es excelente para tratar las líneas de expresión, y para quienes tengan pecas y manchas, está la opción del láser de luz pulsada", afirma San Juan que no deja de recomendar acudir al dermatólogo al menos una vez al año para descartar cualquier patología, pero también para consultar las posibles opciones para prevenir o reparar los signos del envejecimiento.

Como el pavo real. No se trata de llenarse de adornos y de plumas. El toque final de una mujer que quiere conseguir la belleza integral es creérselo. "Puedes ser muy linda, alta, tener el peso ideal, pero si estás llena de temores, no vas a lucir bella", explica Gisselle Reyes, profesora de pasarela del Miss Venezuela.

"Lo físico no es tan importante. Las mujeres venezolanas somos guerreras, todoterreno.

Trabajamos por ser la mejor empleada o la mejor jefa, la mejor mamá (y también el mejor papá en muchos casos), somos triunfadoras y eso se tiene que notar", insiste Reyes, quien señala la importancia de una buena postura.

"Quienes están encorvadas no están felices consigo mismas. Una no se debe permitir ese descuido, hay que erguirse y abrir el pecho, como un pavo real, para que la gente te vea grande, imponente". Para aumentar y dar base a esa confianza aconseja anotar aquello que se quiere lograr para enfocarse y conseguirlo.

"Por día, por mes, por año, escribirlo te ayuda a comprometerte contigo misma, y en la noche, cuando empiezas a tachar lo que ya hiciste, duermes más tranquila", afirma. "Hay que atreverse, si no, nunca vas a saber a dónde puedes llegar", comparte quien le ha dicho esto a más de una reina de belleza. Algo de razón debe tener.