• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Los caminos del Ávila

El Ávila es conocido como el pulmón verde de Caracas

El Ávila es conocido como el pulmón verde de Caracas

La montaña que se impone esplendorosa sobre Caracas y es sosiego ante el caos que hay debajo, abarca muchas más posibilidades que un paseo en el teleférico o la subida al sector Sabas Nieves. Acá un compendio de actividades que invitan al descubrimiento de este grandioso pulmón verde

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Vuelo de montaña
Tres ingenieros forestales diseñaron un parque ecoturístico para desarrollar actividades desde las copas de los árboles del Jardín Botánico de Mérida en 2001, y su iniciativa fue tan exitosa que Inparques los invitó a replicarla en el Ávila en 2008. “Todas las estructuras las construimos nosotros mismos. El circuito es de cinco plataformas: un puente colgante de 22 metros de longitud y tres tirolinas de 20 metros, 60 metros y 120 metros, respectivamente”, describe Álvaro Iglesias, uno de los socios, sobre una actividad de una hora en la que niños mayores de 5 años y adultos de no más de 110 kilos pueden participar. El parque se encuentra en el sector Los Venados, cuyo acceso es posible a pie o desde carros de doble tracción que se toman en Cotiza. “El consejo es que lleguen temprano, allá arriba hay lugares para comer. Es un buen paseo para hacer en Carnaval y Semana Santa”, recomienda Iglesias. Operan sábados y domingos desde las 9:30 a. m. hasta las 3:30 p. m. y durante agosto estarán de jueves a domingos. Más información en: www.senderosaereos.com

Galipán integral
Para hacer algo diferente al reiterado plan de comer sándwich de pernil y comprar flores en los sectores de Boca de Tigre y El Guamito (también conocido como La Hoyada), la amplia conocedora de la zona y dueña de la chocolatería Picacho, Nela Moser, propone un paseo alternativo y de contacto con la naturaleza. “Hacer la caminata de 45 minutos desde Boca de Tigre hasta el cerro El Picacho es realmente hermoso, pues no pasan carros y, si el día está despejado, se ve la costa de La Guaira desde una piedra grande que es como una cumbre”, indica. También sugiere un plan sencillo: simplemente caminar por los alrededores de Boca de Tigre. “Allí pueden bajar a la gruta de la Virgen de la Rosa Mística, visitar la escuelita de Galipán y el taller de chocolates, en el que hacemos degustaciones”, invita. La visita a este taller está incluida en la ruta ecopatrimonial ideada por la Fundación Historia Ecoturismo y Ambiente, que además acompaña el recorrido con anécdotas históricas y le suma la visita a las ruinas de la antigua Hacienda Galipán, ahora convertida en posada. La entrada a Galipán está abierta hasta las 5:00 p. m. y los quioscos de comida cierran a las 7:00 p. m., aproximadamente. “Vale recordar que también hay una variedad amplia de posadas y restaurantes para diferentes presupuestos”, sugiere Moser para quienes deseen pernoctar.

La cara del litoral
Derbys López se topó con las ruinas históricas del lado norte del Ávila al desempeñarse como voluntario de Protección Civil y rescatista, y desde allí nació una nueva pasión: dar a conocer estos caminos que se trazaron desde tiempos coloniales. “Casi no se han dibujado mapas de la cara del Ávila que da hacia el mar, y aquí hay muchísima historia y cosas por ver”, describe. Desde Fundhea realizan diferentes recorridos que requieren de una vasta investigación sobre su historia. Acá tan sólo un par de ellos:

FORTINES DEL ÁVILA. Es un recorrido por tres de los cinco fortines que formaron parte del sistema de defensa del puerto de La Guaira en la Colonia e Independencia, indica. “Todo se hace en rústico. Antes pasamos por los poblados de Campo Alegre y Sanchorquiz, donde la comunidad local cultiva y se puede comer. Después llegamos al fortín de La Cumbre y desde allí es una caminata de 25 minutos hacia los fortines Castillo Negro y La Atalaya”, comenta sobre un paseo que comienza entrada la mañana para observar el atardecer cayendo sobre Caracas y La Guaira.

CAMINO VIEJO DE LOS ESPAÑOLES A LA MAR. López destaca que este recorrido implica una caminata de tres horas, lo que conlleva una mayor exigencia física. “Se sube en rústico hasta el fortín de La Cumbre y allí bajamos a pie hasta Maiquetía. Visitamos las ruinas de la hacienda Corozal, el fortín El Salto, la hacienda La Venta y la vegetación va desde bosque nublado a desértico”, describe.

Ambos recorridos parten desde la plaza La Pastora. Más información en: www.fundhea.blogspot.com

Subir seguro
Ante el cúmulo de historias de extravíos dentro de la montaña, la deportista Lilian Tintori, en compañía del grupo de expertos de su asociación Pura Energía, determinó diseñar un mapa de rutas que fuera comprensible para todos. “Nos tardamos 6 meses haciéndolo para registrar los caminos señalizados por Inparques y captar la ubicación con un GPS”, comenta. El mapa actualizado contiene 26 rutas que parten desde las diferentes entradas al Ávila desde Caracas. “Está detallado desde El Marqués y hasta San Bernardino, con indicadores como termómetro de dificultad, tiempo de ascenso, distancia total de ruta, abastecimiento de agua y puesto de guardaparques”, señala Tintori sobre el útil recurso. Está a la venta en la tienda de Pura Energía, en la 3era transversal de Los Palos Grandes, entre 3era y 4ta avenida. Costo: 100 bolívares. Más información en: www.puraenergiaweb.com

Más allá de Sabas Nieves
Lilian Tintori y el alpinista Alfredo Autiero sugieren rutas alternativas a Sabas Nieves que no demandan un elevado nivel atlético ni una gran inversión de tiempo:

EL BANQUITO: “Es una pequeña parada un poco más arriba de Sabas Nieves, como a 25 minutos. Tiene una panorámica de la ciudad muy bonita y no se acumula tanta gente”, explica Tintori.
CORTAFUEGOS: ambos expertos la sugieren para corredores, pues tiene una superficie de 5 kilómetros en plano y con vista a la ciudad. “Se puede acceder desde la entrada de Chacaíto, localizada en La Castellana, o desde Maripérez y además se encuentra con la quebrada Ávila”, indica Autiero.
PIEDRA EL INDIO: “Se puede llegar por las entradas de Sebucán o conectando con la ruta de Pajaritos. Es un lugar bellísimo”, dice Tintori, aunque hace la salvedad de que requiere de mayor esfuerzo físico.

Los picos
El alpinista Alfredo Autiero, que acumula años de ascensos al Ávila, indica las características y recomendaciones de sus principales cumbres:
NAIGUATÁ: “Casi tiene una vegetación prepáramo, por estar a más de 2.700 metros de altura. Es el más exigente, distante y si la persona no está entrenada, lo más recomendable es que pernocte. El tiempo estándar de ascenso es entre 5 y 6 horas”.
ORIENTAL: “Es el que identifica a la cordillera de la Costa, y es el punto más alto de Caracas. Puede subirse por la entrada de Cachimbo, que es la más exigente, o por Sabas Nieves, hasta el sector La Silla”.
OCCIDENTAL: “Es el más modesto de los tres y un excelente punto de partida para el primer ascenso de cualquier persona. Puede subirse por la misma ruta de Sabas Nieves y La Silla”.

Siempre equipado
Alfredo Autiero enumera el equipamiento básico para los ascensos más largos. “Lo ideal es salir a las 6:30 de la mañana, llevar una chaqueta de forro en el morral, una botella de agua siempre llena, una linterna y algún tipo de comunicación. Siempre avisar por dónde vas y si se lleva una bitácora del recorrido y un posicionador GPS, mucho mejor”, aconseja.