• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Los beneficios de la Navidad

El árbol de Navidad en el Vaticano | EFE

El árbol de Navidad en el Vaticano | EFE

Si bien hay quien la considera como una época de nostalgia o como un potencial motivo de depresión, celebrar estas fechas puede producir múltiples dividendos emocionales. Estas son las ventajas de vivirla a plenitud

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Afianzar la unidad: la Navidad suele ser el momento del año en el que coinciden varias generaciones en la misma mesa, se comparten vivencias y se celebran en conjunto tradiciones y rituales de larga data. Pero este efecto unificador no solo influye sobre la familia extendida, sino también en las relaciones más nucleares. Una investigación publicada en el Journal of Fa- mily Psychology de la Asociación Americana de Psicología sostiene que las parejas que participan juntas en rituales como decorar la casa para estas fechas, se sienten más satisfechas con sus matrimonios cuando les atribuyen significado a estas tareas compartidas.

Practicar la gratitud: en di- ciembre, compartir y agradecer lo que se tiene es una de las grandes consignas. En estudios experimentales citados por la revista Psychology Today, los investigadores Robert Emmons y Michael McCullough hallaron que las personas a las que se les asignaba reseñar semanalmente cinco cosas por las que estaban agradecidas decían sentirse más optimistas y felices con respecto a sus vidas que quienes debían referir cinco apuros o problemas; además, experimentaron menos molestias como dolores estomacales, cefaleas y goteo nasal.

Afianzar la espiritualidad: hay quienes aprovechan esta época para reconectarse a fondo con su lado religioso y espiritual.

Investigadores de la Universidad de Misuri concluyeron en un estudio que cultivar la espiritualidad ayuda a desarrollar mayor extroversión, así como una mayor sensación de conexión y pertenencia con el resto del mundo. Este efecto tiene un impacto positivo en la salud mental y beneficia por igual a católicos, judíos, budistas, musulmanes y protestantes. Otro estudio de 2012 --efectuado por la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología-- sugiere que existe una correlación entre la cantidad de tiempo que se dedica a las ceremonias religiosas y una menor tensión arterial.

Ponderar el presente y el pasado: Krystine Batcho --psicóloga y profesora de Le Moyne College en EE UU-- sostiene que la nostalgia de estas fechas reaviva la sensación de pertenencia y un sentido más profundo de sí mismo, y que esta retrospección es capaz de inspirar sentimientos de amor, compasión y perdón. "La gente se siente más nostálgica durante estas fiestas porque muchos recuerdos se reavivan y las relaciones se renuevan", explica en el sitio web de la Asociación Americana de Psicología. "Esta época nos recuerda tiempos especiales y nos ayuda a llevar un registro de lo que ha cambiado y lo que ha permanecido en nosotros mismos y en nuestra vida. También nos recuerda a quienes han ocupado roles importantes en ella y lo que compartimos con esas personas. Por eso tanta gente viaja para estar con sus seres queridos".