• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Las aventuras de Oto están de regreso

Las aventuras de Oto están de regreso / Mauricio Villahermosa

Las aventuras de Oto están de regreso / Mauricio Villahermosa

La obra infantil venezolana Oto el Pirata regresa a los escenarios del Teatro Teresa Carreño con energías renovadas y una nueva camada de bailarines, en lo que representa el retorno de una de las obras más representativas de la agrupación DanzaHoy. Aquí sus creadores y nuevos talentos dan detalles de este esperado montaje que vuelve tras más de 10 años de ausencia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“¡Atención…! ¡Firrmmm... saludo a la bandera!”, exclama Oto con autoridad convincente. Su ejército, completamente ajeno a las prácticas en las lides militares, intenta ejecutar la orden, pero no sabe cómo. Finalmente, lo resuelve con ingenuidad inusitada: “¡Hoooola, bandera pirata!”. Para quien nunca ha visto la obra se trata de un momento hilarante de los muchos que propone su autora Adriana Urdaneta, en una obra en la que el arte y lo lúdico se fusionan para construir una historia en la que la imaginación es el bien más preciado.

Oto el Pirata, el montaje teatral de la compañía venezolana DanzaHoy y que llegó a convertirse en un clásico de la temporada vacacional, regresa después de más de una década de ausencia para deleitar a la familia venezolana con la historia de Caraoto, un hijo de esclavos que sueña con ser pirata y tener el amor de una doncella.

Con una nueva escenografía, un nuevo vestuario y la energía de un grupo de nuevos talentos, Oto el pirata se prepara para reencontrarse con el público que lo vio nacer y con una nueva generación que conocerá esta obra con sello venezolano que además cuenta con un tesoro invaluable: la voz de Simón Díaz como narrador de la historia.

Del cuento al teatro

La historia original de Oto el Pirata no nació precisamente para ser contada al gran público, sino más bien como un cuento para ir a dormir. Adriana Urdaneta, directora fundadora de la agrupación DanzaHoy, inventó la historia del esclavo con sueños de pirata para relatársela a su hija Gabriela.

Posteriormente, surgió la idea de llevar a Oto y al resto de los personajes al teatro y, lo que comenzó como un montaje sin pretensiones, creció hasta convertirse en una referencia del teatro local. “Siempre tuvimos la intención de hacer montajes infantiles y nos divierte porque el público infantil es el más exigente de todos, así que vino la idea de convertir el cuento en una obra. Para nosotros fue una gran satisfacción porque cuando la hicimos por primera vez se llevó a cabo con cosas recicladas y la respuesta fue maravillosa, tuvimos muchas funciones, y con cada temporada iba creciendo y la producción se fue haciendo más ambiciosa. Los niños venían vestidos de Oto, se sabían las consignas de Oto, traían sus espadas y jugaban en las escaleras del Teresa Carreño”, rememora Luz Urdaneta, que junto con su hermana Adriana y Jacques Broquet, encabeza la dirección de este montaje que subió a las tablas por primera vez hace 20 años.

De esas primeras funciones, en las que los tres formaron parte del elenco, hay anécdotas que quedan para el recuerdo, y que dan cuenta de las maratónicas sesiones del equipo, tal y como lo cuenta Urdaneta: “En la primera temporada no teníamos la voz de Simón Díaz, así que había tres actores que se turnaban para interpretar a Oto y a Calicolás (el antagonista de la historia) y que tenían que decir  la mayor parte del texto, que era muy largo. En la última parte de una función, un actor va a decir su parlamento y le  dice al otro: ‘Mira, Oto’…Y el actor le responde: ‘¡Tú no eres Oto; yo soy Oto!’. Se habían intercambiado tanto que ya estaban confundidos”.  

Ahora nuevos talentos tienen la responsabilidad de revivir el encanto del montaje de DanzaHoy.

Jacques Broquet vivió la magia de Oto desde el escenario hace 20 años y ahora aúpa a la nueva camada desde el backstage, mientras acompaña a Luz y a Adriana en la dirección general: “Lo más retador ha sido ver cómo hacer para pasar la herencia. Esta es una generación nueva y muchos adultos que vieron a Oto cuando eran niños van a traer a sus hijos. Estos jóvenes tienen una fuerza increíble, muchas ganas y eso me ha sorprendido mucho. Yo les doy consejos desde mi experiencia para que ellos puedan hacerlo mejor”.

Oto quiere conquistar a la doncella Fireya y, al mismo tiempo, anhela la vida de verdadero pirata que tiene Calicolás, quien ha venido de otros mares a invadir su fuerte. Sin embargo, le tocará aprender que para conseguir lo que quiere no es necesaria la contienda. Sus sueños de aventura y amor pueden cumplirse de otra manera. En ese sentido, el mensaje de la obra es pertinente no sólo para el público infantil, sino para el resto de la familia: “La esencia de la obra es buscar qué es lo que te hace pleno y libre. Oto perseguía eso y lo logra. Además, está el hecho de que todos somos hermanos y que en una pelea no hay un ganador”, resume Urdaneta, quien no oculta su emoción por ver otra vez en escena una historia que dejó una huella en una generación, y en la misma sala que los vio consolidarse: “Es muy especial reencontrarnos con la obra porque tiene mucha significación para nosotros. Oto tiene un corazón muy grande y muy venezolano”.

De vuelta al Teresa

Después de más de una década lejos de las tablas, la obra infantil Oto el Pirata regresa al teatro en el que se ganó sus primeros aplausos: Teresa Carreño. Serán sólo 3 días de doble función, del 19 al 21 de julio a las 11:00 a. m. y a las 4:00 p. m. Los precios de las entradas oscilan entre 150 y 500 bolívares, y pueden adquirirse en las taquillas de martes a sábado de 9:00 a. m. a 8:00 p. m., los domingos de 9:00 a. m a 6:00 p. m., y a través de www.soloticktets.com

Ficha técnica

Historia original: Adriana Urdaneta
Dirección general: Adriana Urdaneta, Jacques Broquet y Luz Urdaneta
Producción: Image Class
Escenografía: Edwin Erminy
Vestuario: Joaquín Nandez
Música: Oswaldo Rodríguez y Jacques Broquet
Elenco: Kenz Vivas (Oto) Roberth Arámburo (Calicolás) Samaira Lynn (Fireya) y Alejandra Corrales (Muasel Ua Mui), acompañados de más de 50 bailarines en escena.
Voz narradora: Simón Díaz