• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

El artesano de motos

En sus años de experiencia también ha debido rechazar algunos pedidos extravagantes, como colocar una silla de caballo a una moto. "Era una atrocidad", indicó | Foto: cortesía Mario Villarroel

En sus años de experiencia también ha debido rechazar algunos pedidos extravagantes, como colocar una silla de caballo a una moto. "Era una atrocidad", indicó | Foto: cortesía Mario Villarroel

Desde hace más de una década, Mario Villarroel se dedica al diseño personalizado de motocicletas para clientes de todas partes del mundo, oficio que comparte con la abogacía. Radicado en la capital española no deja de poner en alto el nombre de Venezuela, recientemente con el primer lugar en el Custom Bike Show celebrado en esa ciudad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Pasar horas en el garaje de su casa, armando y transformando motocicletas, era el hobby favorito del caraqueño Mario Villarroel. Con el tiempo se convirtió en un oficio que define como su pasión de vida y que le ha valido importantes reconocimientos, el más reciente en el Salón de la Motocicleta Moto Madrid, en España.

En casa no era aceptada la idea de tener una moto, ni siquiera en su juventud era un asunto negociable con sus padres. Comenzó a remozar las de los amigos hasta que pudo adquirir una. "No era tener una moto para manejarla, sino para hacer de ella una obra de arte, algo tuyo, que no tienen los demás: es pasión por hacer algo único", afirmó.

Ejerce la abogacía desde hace más de dos décadas aunque la mayor parte del tiempo lo pasa en su fábrica Machina Custom Bike, proyecto que comenzó hace seis años cuando decidió partir a España. La empresa (cuyo nombre surge de la dificultad de su hijo por pronunciar el nombre de su hermana Michelle Sabrina) se dedica a la construcción y el diseño de motocicletas exóticas de edición limitada. Todo se hace según los requerimientos del cliente y comienza con un boceto que cobra vida, incluso siete u ocho meses después. Implica un trabajo conjunto con las mejores empresas del sector en el mundo: piezas de buen gusto importadas desde Italia o motores fabricados en Alemania o Estados Unidos. La prueba final del producto se realiza en el Circuito de Jarama, en Madrid.

En sus años de experiencia también ha debido rechazar algunos pedidos extravagantes, como colocar una silla de caballo a una moto. "Era una atrocidad", indicó.

Su talento ha sido reconocido en Estados Unidos y Europa, como en el Rat's Hole en Daytona Beach, Florida; el Salón de Motos de Milán, el Moto Bike Expo de Verona y recientemente en el Custom Bike Show en el Salón de la Motocicleta MotoMadrid, donde obtuvo el primer lugar con su moto MK2, que, entre otros aspectos, se destaca por incorporar un motor fabricado por Porsche.

Cuatro prototipos antecedieron a esta versión, con mejoras e incorporación de suspensión hidráulica, amortiguadores de aire comprimido, además de incluir fibra de carbono en la carrocería y piezas de aluminio fortificado, el mismo que se utiliza en las piezas aeronáuticas. "Hubo mucha emoción. Era muy importante y significativo ganar en este evento, el más importante en Madrid. Mi bandera de Venezuela estuvo presente".

Disfrutar de su oficio es el lema que lo ha llevado a alcanzar el éxito. "En mi trabajo sigo muchos proverbios y los aplico. Uno muy cierto y de los que más comparto es el que afirma que 'el que trabaja en algo que le gusta, no trabaja'. Aunque suene trillado, hay que atreverse a perseguir los sueños. Yo viví el mío".

MK2


Peso: 250 kg

Altura: 1,50 m

Ruedas: Trasera NLC 8.5' x 18' / Frontal 18' x 4.5'

Motor: 1.250 centímetros cúbicos / 145 caballos de fuerza. Incluye refrigeración líquida. El primero desarrollado conjuntamente con Porsche.

Página web: www.machinacustomcycles.com

En Instagram: @machinacustomcycles